Los Rosales afronta la recta final de las obras de rehabilitación

El concejal de Patrimonio en funciones, Rafel Gómez (i), subido ayer a un andamio para recibir las explicaciones de la marcha del proyecto. / edu botella / agm
El concejal de Patrimonio en funciones, Rafel Gómez (i), subido ayer a un andamio para recibir las explicaciones de la marcha del proyecto. / edu botella / agm

En cinco años se han renovado cubiertas y fachadas de 900 viviendas de 36 bloques, y se han remozados varias plazas y jardines

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

Grúas de gran tamaño se esparcen estos días por Los Rosales, en El Palmar, para llevar a cabo la última fase de la renovación integral de 900 viviendas distribuidas en 36 bloques, que «están cambiando la fisonomía del barrio», indica el concejal de Patrimonio en funciones, Rafael Gómez. El edil visitó ayer los trabajos que se llevan a cabo y hasta se subió a uno de los andamios desde los que los albañiles proceden a la eliminación de las placas de fibrocemento -uralita- del tejado. El objetivo es mejorar la cubierta de los edificios con el incremento del aislamiento térmico, la eliminación de filtraciones de agua y humedades por el mal estado de las techumbres y contribuir a una mayor eficiencia energética.

El cambio del barrio no solo afecta a las fachadas y cubiertas de todos los edificios sino también el acondicionamiento de patios comunes, la dotación de saneamiento, pavimentación y ajardinamiento, con el rediseño de espacios nuevos y el alumbrado público. En este sentido, se está procediendo al cambio de las luminarias existentes, muy obsoletas, por otras de mayor eficiencia energética, tipo led, reubicándolas acorde con el diseño de los nuevos espacios.

El Plan de Regeneración y Renovación Urbana del Barrio de los Rosales va acompañado, explica Rafael Gómez, de actuaciones sociales, diseñadas por el servicio municipal de Vivienda, en colaboración con Empleo y Servicios Sociales. También han colaborado entidades del tercer sector con experiencia en este campo, como Secretariado Gitano, Columbares, Rasinet, Copedeco y Cepaim, junto con la Asociación de Vecinos del barrio de Los Rosales. Su presidente, Juan Luis Jiménez, agradece «a la Administración el trabajo que se está llevando a cabo y la inversión, pero pide a los vecinos mayor concienciación. Hay que respetar el mobiliario y evitar las pintadas y actos vandálicos». Además desde la asociación luchará para que, más adelante, «se eliminen los techos de uralita de las viviendas unifamiliares, en torno a 300, como ya se realizó en la guardería».

El presidente de la asociación de vecinos pide «civismo y respeto tras el dinero invertido»

Lo primero que se hizo hace cuatro años cuando se inició el proyecto fue acondicionar un local, perteneciente a la Asociación de Vecinos, para convertirlo en un punto de información y encuentro, en la plaza de Las Acacias. La oficina ha sido frecuentada por el vecindario y es atendida por una informadora que, al hablar en árabe, facilita el entendimiento con muchos de los residentes. Igualmente se acondicionó otro local, en la calle Tulipán, destinado a la realización de cursos formativos, talleres de convivencia vecinal y lugar de encuentro de las distintas asociaciones del barrio.

Uno de los aspectos destacados del plan es el fomento del empleo. Por este motivo, en el pliego de condiciones técnicas y administrativas del contrato de obras de rehabilitación se incluyó una cláusula por la que la empresa se comprometía a incorporar en su plantilla para esta obra un 30% de trabajadores en situación de desempleo en Los Rosales.

La inversión asciende a 4,4 millones, pero faltan por arreglar las casas en planta baja

En la última fase de rehabilitación del barrio se ha contado con 12 personas en paro. Se está llevando a cabo la recuperación de cinco bloques de 275 viviendas, con una inversión de más 1,2 millones de euros. Incluye, además, la mejora en las plazas Laurel, Acacicas, Naranjos, Madroños, Moreras y Almendros y la reposición de mobiliario urbano en las calles Pino y Cipreses.

El presupuesto total de las obras asciende a 4,4 millones de euros, de los que la mayor parte, el 60%, lo aporta el Ayuntamiento (con ayuda de fondos europeos); el 31% el Ministerio de Fomento y el 8,6% la Comunidad Autónoma.

Más