La imagen de la Patrona, cubierta con un plástico a su llegada al santuario para evitar que la lluvia pudiera causarle dañosVicente Vicéns / AGM

La lluvia acaricia a la Morenica

En imágenes
La hora del almuerzo budista
Vuelven los autos locos
Arte felino