Samsung y Xiaomi inician la batalla antes del Mobile World Congress

Samsung y Xiaomi inician la batalla antes del Mobile World Congress

La surcoreana presenta el Galaxy S10 y su extraño móvil plegable de casi 2000 euros, mientras que la china exhibe el MI9 -su buque insignia- con triple cámara de 48 megapíxeles

ISAAC ASENJOMadrid

En la guerra de los smartphones, Samsung y Xiaomi decidieron salir del tablero de juego del Mobile World Congress de Barcelona para mostrar sus armas días antes del gran evento de la telefonía móvil que tiene lugar en la ciudad condal entre los días 25 y 28 de febrero. Los principales fabricantes recalarán para mostrar sus terminales más avanzados hasta la fecha pero el gigante surcoreano y la potente china han querido hacer de este miércoles, 'la primera jornada del MWC' para presentar sus próximos buques insignia con la cita tecnológica del año a la vuelta de la esquina. Los flashes están garantizados y el duelo por ser el mejor terminal de 2019 ya ha comenzado.

El MI9 de Xiaomi

La primera en tomar el mando ha sido Xiaomi, que se adelantó unas horas a Samsung con la llegada del MI9, su apuesta premium para la gama alta. Del nuevo teléfono inteligente de la empresa china, destaca su pantalla, que ocupa prácticamente toda la superficie del móvil y hará que esto sea uno de sus puntos fuertes. Se trata de un panel AMOLED fabricado por Samsung de 6,4 pulgadas y protección Gorilla Glass 6. Tiene 600 nits de brillo, de los ratios más altos del mercado, e incorpora sensores de luz «altamente sensitivos» en el panel para adaptar la intensidad del brillo a la luz ambiente de forma automática. El Mi 9 incorpora un modo lectura que amplía la gama de temperatura de colores de 32 opciones a 256. Parece que leer de forma prolongada en este teléfono será menos tortuoso para los ojos. Continúa la moda del 'notch' o 'ceja' que sigue la estela de otros terminales presentados anteriormente y que marcó tendencia con el iPhone X. También tendrá lector de huellas bajo el panel.

No podía ser de otra manera y, las cámaras son otro de los puntos fuertes. Especialmente las traseras. Sí, serán tres. El Mi9 Incorpora triple sensor, con el principal con una resolución de 48 megapíxeles (MP) y la asistencia de inteligencia artificial. Una apertura f/1.75, lo que sobre el papel asegura unas fotos nocturnas de calidad. El sensor telefoto es de 12MP y el gran angular de 16MP.

La empresa china le ha puesto un chip Snapdragon 855 de Qualcomm que hasta la fecha es el más potente de la compañía. El smartphone tendrá dos modelos. Uno de 6 y otro de 8GB de Ram. También habrá opciones de almacenamiento distintas, de 64, 128 y 256 GB. La batería será de 3.300 mAh. Carga rápida pero no inhalámbrica.

Y por último. ¿Cuánto vale? Habrá que esperar al próximo domingo para saber los precios para España y otros mercados occidentales. La marcha china lo desvelará el día 24 en Barcelona en el evento que celebran en el MWC.

El S10 de Samsung

El S10 llega en tres versiones para dar guerra al Iphone, que ya tuvo su triplete en el mes de septiembre. Algunas de ellas no saldrán al mercado de inmediato, como es el caso del S10 con tecnología 5G que lo hará el próximo verano. El terminal se ha presentado este miércoles por la tarde en San Francisco y al mismo tiempo, decenas de periodistas y expertos del sector se han dado cita en Madrid para ver la flamante presentación en directo en el centro de la capital.

Antes de los flashes ya habían cosas que se sabían y han quedado confirmadas este 20 de febrero. La firma ha exhibido tres nuevos terminales con una prudente evolución respecto al pasado S9: Galaxy S10E -que no cuenta con una pantalla con los laterales curvados y dispone de dos cámaras traseras- y los Galaxy S10 y Galaxy S10 Plus -que apuestan por tres cámaras traseras y mayor tamaño con los laterales curvados-. Por otro lado, la cámara de vídeo incluye un estabilizador de imagen (supersteady) que reduce el área de grabación para compensar el movimiento de la mano y evitar la sensación de temblor cuando se graba.

Sus tamaños son de 5.8, 6.1 y 6.4 pulgadas. El nuevo móvil hace gala de su pantalla infinita, tiene lector de huellas dactilares por ultrasonido alojado debajo de la pantalla frontal y sin botón físico, varias configuraciones de cámara y un hardware más potente que en los anteriores teléfonos.

En un época en la que los smartphones son algo más que un simple teléfono, la cámara es fundamental para cualquier usuario. Samsung ha querido introducir una nueva tecnología para cámaras e inteligencia avanzada, que hace más fácil tomar fotos y vídeos.

Como novedad, Samsung introduce la carga inalámbrica en Galaxy S10 con Wireless PowerShare, que hace posible cargar otros dispositivos con la certificación Qi. Por primera vez en la industria, la tecnología Wireless PowerShare del Galaxy S10 también podrá cargar los wearables compatibles. Además, mientras se carga el Galaxy S10 conectado a un cargador convencional, puede cargar otro dispositivo simultáneamente mediante la función Wireless PowerShare , por lo que puedes dejar tu segundo cargador en casa mientras estás de viaje.

Además, la batería es predictiva gracias a la inteligencia artificial. Se amplía hasta los 3.400 mAh en el S10 y hasta los 4.100 mAh en el S10+ pero el punto fuerte aquí es que la pila se convierte como la cámara en un elemento dinámico capaz de predecir los hábitos de uso y adaptarse a ellos para ampliar la autonomía del móvil.

Los precios según los modelos son los siguientes: Galaxy S10e de 6 GB RAM y 128 GB de memoria, 759 euros; S10 6 GB/128 GB, 909 euros; S10 8 GB/512 GB, 1.009 euros; S10+ 6 GB/128 GB, 1.259 euros; y S10+ 8 GB/512 GB, 1.609 euros

El futuro se pliega

Ya es una realidad. ¡Habemus móvil plegable! Ya se intuía que ésta será la gran apuesta del mercado de los teléfonos inteligentes y Samsung se guardaba en el evento de este miércoles el as bajo la manga. El gigante surcoreano ha presentado por fin su móvil plegable, el Galaxy Fold por un precio de 1980 dólares -unos 1750 euros- que estará a la venta desde el próximo 26 de abril. No apto para todos los bolsillos ni para todos los perfiles ya que el móvil no es que sea muy discreto.

Y si ya parecían muchas las cámaras del S10, éste tendrá seis, tres detrás, dos delante y una en el centro. Llevara dos baterías, una en cada mitad, tendrá 12GB de memoria RAM con 512 GB de almacenamiento y una batería de 4.380 mAh. El tamaño de la pantalla será de 4.6 pulgadas que al abrirse se convierten en una tablet de 7.6. No se dobla, se pliega y permitirá desde ver películas hasta realizar videollamadas al mismo tiempo. Y hasta tres aplicaciones operativas y activas al mismo tiempo gracias a un potente procesador de 7nm.