El Ministerio paraliza temporalmente la regeneración de la bahía de Portmán

Vista panorámica de la bahía de Portmán, con la zona de dragado en el centro. /Antonio Gil / AGM
Vista panorámica de la bahía de Portmán, con la zona de dragado en el centro. / Antonio Gil / AGM

El departamento de Ribera adjudicará de nuevo las obras dando prioridad a los problemas de contaminación del agua que han detectado

Pepa García
PEPA GARCÍA

La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar ha paralizado temporalmente el contrato de obras del proyecto de regeneración y adecuación ambiental de la bahía de Portmán hasta nueva adjudicación. La decisión responde a la sentencia dictada por la Audiencia Nacional el pasado 27 de febrero, como respuesta al recurso que presentó Acciona contra la adjudicación de estos trabajos a la UTE Marco Obra Pública SA-Ciomar SL, que obliga a la Administración del Estado a retrotraer las actuaciones para que se dicte un nuevo acuerdo de adjudicación.

Según el documento al que ha tenido acceso 'La Verdad', «con el desarrollo de los trabajos, se han detectado diversos problemas para la ejecución de la obra», entre los que destacan los «problemas relativos al tratamiento del agua del dragado por su posible contaminación con metales pesados; y problemas derivados de la posible contaminación y turbidez provocados por el dragado a realizar». Razón por la cual, el Ministerio para la Transición Ecológica anuncia que va a priorizar la seguridad para las personas y el medio ambiente en el nuevo proceso de adjudicación. Y avanza que «se están analizando en profundidad los problemas indicados, buscando soluciones técnicamente viables y cuantificándolas, con objeto de adoptar las medidas pertinentes» para salvaguardar, ante todo, la seguridad de las personas y el medio ambiente.

A estos graves problemas detectados, se suman los de inestabilidad «del material que debe dragarse de la bahía y depositarse en la Corta San José» y otros «derivados del proceso de secado del material a dragar».

Aunque, advierte el Ministerio, la sentencia no es firme, la adjudicación del contrato queda anulada y las obras de regeneración de la bahía suspendidas temporalmente hasta que se resuelva la nueva adjudicación, «aplicando el principio de prudencia».

La decisión se apoya en la sentencia de la Audiencia Nacional, que daba parcialmente la razón a Acciona, ya que considera que se debe «anular el acuerdo de adjudicación», aunque concluye que «no procede que la sala adjudique el contrato a la demandante, sino la retroacción de las actuaciones al momento de la adjudicación, para que el órgano de contratación dicte nuevo acuerdo ateniéndose a lo aquí declarado». Igualmente, la sentencia desestima la solicitud de indemnización de Acciona, una decisión que depende de que «la demandante resulte o no adjudicataria» finalmente.

Más

Igualmente, en su decisión, el Ministerio de Transición Ecológica da también por nulos los contratos encargados a Tragsa, Grusamar Ingeniería y Consulting SL y Tragsatec, que resultaron de la modificación del contrato firmado con la UTE Marco Obra Pública SA-Ciomar SL, relativos a la seguridad y salud del proyecto, la asistencia técnica a la dirección de obra y la gestión para la elaboración de documentos derivados de la aplicación del RD 975/2009.

Por su parte, el departamento que dirige Teresa Ribera confirma que la UTE Marco Obra Pública-Ciomar ha comunicado su decisión de recurrir la sentencia de la Audiencia Nacional, una circunstancia que complica aún más la continuidad de las obras, que ahora, de cara a la nueva adjudicación, también deberán tener en cuenta los requisitos necesarios para evitar los problemas de contaminación detectados.