«El mundo necesita mucho paracetamol para rebajar el voltaje de las tensiones»

«El mundo necesita mucho paracetamol para rebajar el voltaje de las tensiones»

Pablo Blesa , catedrático de Relaciones Internacionales y Comunicación

PACO ESPADAS

Pablo Blesa Aledo (1973, Alhama) es catedrático de Relaciones Internacionales y Comunicación y vicerrector de Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de San Antonio de Murcia. Recientemente la OTAN, por su contribución en las cuestiones jurídicas de esta entidad, le otorgó una de las medallas que lleva el nombre de Serge Lazaref Prize. Un galardón que ya recibió su Majestad el Rey de España, Felipe VI. Su iniciativa de incorporar el temario de la OTAN en un máster de Derecho Militar de la UCAM ha sido determinante para ello.

-¿Cuál es su relación con el cuartel general supremo de las potencias aliadas en Europa de la OTAN?

-He pasado 20 años de mi vida estudiando la estructura de seguridad implantada en Europa desde la II Guerra Mundial. Ese cuartel es su cerebro. Es un lugar que visito recurrentemente con mis alumnos. El cuartel general supremo de la OTAN en Bélgica es la única institución estable que substancia el compromiso de europeos y americanos por una seguridad común y compartida desde hace 70 años, el nodo troncal de la mayor alianza militar de todos los tiempos, y también de la más exitosa. La OTAN ha cumplido con solvencia los tres cometidos para los que nació en los años 50. En palabras de su primer secretario general, Lord Ismay, «mantener a los americanos 'in', a los alemanes 'down' y a los rusos 'out'». Europa es endeble en términos de seguridad sin la alianza.

-¿Quien fue Serge Lazareff?

-Serge Lazareff fue un hombre extraordinario y un abogado de excepcional talento. Fundó los servicios jurídicos OTAN cuando la Alianza daba sus primeros pasos en París. Se desempeñó como el primer asesor legal de la más importante figura en el organigrama: el comandante supremo de las fuerzas aliadas. Fue la mano derecha en términos jurídicos de los primeros cinco comandantes, entre 1952 y 1967. En su honor se estatuyó el premio Serge Lazareff. Hoy en día calza sus botas y prestigia su legado, ocupa su puesto como jefe de los servicios jurídicos de la OTAN, un militar y jurista español singular: el señor Andrés Muñoz. Es un orgullo para todos nosotros.

-¿En qué consiste esa distinción y a quién se le entrega?

- Esta distinción tiene un carácter personal, pero también institucional. Es decir, se me ha otorgado a mí por mi labor docente e investigadora; y también a la UCAM, en cuanto que institución comprometida con los valores OTAN y el servicio a las Fuerzas Armadas Españolas. La UCAM colabora con el Instituto Español de Estudios Estratégicos, y ha puesto en marcha el primer y único máster universitario de Derecho Militar en España. Además, es concienzuda en promover entre sus alumnos una 'cultura de defensa', a través de una panoplia de actividades, desde seminarios, a líneas de investigación. Tenemos una relación especial y fluida con las autoridades castrenses en nuestra región, y nos honramos de ofrecer formación a nuestros militares, cuando se nos pide y en lo que precisan. Estamos a su servicio.

-¿Cuántas publicaciones castrenses ha realizado?

- Además de mi tesis doctoral, he escrito cinco libros sobre la seguridad europea y la OTAN, decenas de artículos, y he enseñado miles de horas en clave divulgativa, en universidades, foros y acuartelamientos. Es un ámbito, el de la seguridad y la defensa, apasionante. Hoy, debido al terrorismo internacional, los encontronazos con Rusia, y los muchos conflictos abiertos, diría que en exceso apasionante. El mundo necesita mucho paracetamol para relajar el voltaje de las tensiones belicistas que padece. Europa occidental no es excepción, no es ajena, tampoco es inmune, y no creamos que es inexpugnable. Es bueno recordar que, casi siempre, una guerra ganada es una guerra evitada.

-¿Cuándo está prevista la ceremonia de entrega de la medalla?

- Una de las autoridades distinguidas este año es su Majestad el Rey de España, Felipe VI. Su rango y apretada agenda está obligando a mantener las fechas abiertas. En principio todo apunta a que en mayo, durante la visita que realizaremos al cuartel general supremo de la Alianza.

 

Fotos

Vídeos