Lleno en los talleres sobre la obra de Chillida en el Muram

Una escultura de la exposición 'Buscando la luz'./
Una escultura de la exposición 'Buscando la luz'.

La exposición 'Buscando la luz', integrada por esculturas que recorren 30 años de creación del artista vasco, llega a su finalización con dos actividades dirigidas a niños y adultos

LA VERDAD

Los talleres organizados por la Consejería de Cultura y Portavocía en el Museo Regional de Arte Moderno sobre la obra de Eduardo Chillida se celebran este fin de semana con todas las plazas agotadas.

Con esta actividad, impartida por los directores de la oficina de arquitectura Verbo Estudio, Carlos Pérez Armenteros y Dictinio de Castillo-Elejabeytia Gómez, concluye la exposición Buscando la luz, muestra integrada por esculturas que recorren 30 años de creación del artista vasco Eduardo Chillida (1924-2002), uno de los máximos exponentes de la escultura española de la segunda mitad del siglo XX. La exposición está organizada por la Consejería de Cultura en colaboración con la Fundación Eduardo Chillida-Pilar Belzunce.

La directora general de Bienes Culturales, María Comas, quien asistió al inicio de los talleres, resaltó "el éxito de público registrado" y señaló que "las distintas actividades organizadas en los museos buscan acercar la cultura y la obra de los artistas a toda la sociedad, en este caso la de Chillida".

En estos talleres gratuitos los participantes tienen la oportunidad de reinterpretar, redibujar y comprender la obra gráfica del citado escultor. Se trata de un taller de creación y experimentación en el que se diseñarán piezas de cemento inspiradas en sus trabajos en relación con el lleno/vacío, la depuración de las formas, la abstracción y la expresividad de la obra.

'Buscando la luz' está compuesta por una selección de 39 esculturas de diversos formatos y técnicas, realizadas con materiales como alabastro, acero y tierra chamota, así como obras en papel (dibujos, collages, grabados y gravitaciones) que tienen como protagonista la luz, ya que la exposición muestra los contrastes entre la luminosidad atlántica, la mediterránea y la diferencia entre estas dos culturas.