Segundo incendio, en dos meses, de una casa okupa en Beniaján

Rastros del incendio sobre la fachada del inmueble./ROS CAVAL / AGM
Rastros del incendio sobre la fachada del inmueble. / ROS CAVAL / AGM

Dos jóvenes tuvieron que saltar por la ventana para escapar de los llamas. Los vecinos están cansados de las molestias que les generan las dos decenas de moradores del inmueble

R. HERNÁNDEZ / P. NAVARRO

Los vecinos de los alrededores de la calle Balsas, en la pedanía murciana de Beniaján están más hartos. Están cansados de los problemas y molestias que les ocasionan la presencia de dos docenas de okupas en un inmueble de dicha vía. El edificio sufrió, además, en la madrugada de este jueves un incendio, el segundo en dos meses.

Los bomberos tuvieron que acudir pasadas las 3 de la madrugada al lugar para sofocar el fuego. Las llamas, habían provocado, que dos de los moradores de las viviendas tuvieran que saltar por la ventana. Los residentes de la zona comentan que los okupas, que llevan un año allí, son fundamentalmente de origen magrebí y sospechan que en la vivienda se puede llevar a cabo 'trapicheo' y la venta de estupefacientes, por el trasiego de personas.