Aumenta la inquietud entre los regantes por la dilación de Ribera

Las reticencias expresadas por la titular de Transición Ecológica hacia el acueducto hacen temer lo peor a los agricultores

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Crece la inquietud entre los regantes murcianos ante la dilación por parte de la ministra de Transición Ecológica para firmar la orden del desembalse de agosto. El presidente del Sindicato Central de Regantes del Trasvase Tajo-Segura, Lucas Jiménez, indicó a 'La Verdad' que no entiende que pasen los días sin que se produzca una decisión al respecto, después de que la Comisión Técnica de Explotación se reuniera la semana pasada para certificar que se está en el nivel 3 (lo que permitiría un envío máximo de 20 hectómetros).

En otras ocasiones, también transcurrieron algunos días, pero lo que les preocupa ahora es que se vuelva a reunir la Comisión de Explotación en menos de una semana, lo cual abre varias interpretaciones con una ministra que rechaza los trasvases, como ya ha dejado claro, y hace temer lo peor a los regantes.

Al parecer, Teresa Ribera trata de respaldar con una mayor información la decisión que debe tomar, para tratar de apoyarse lo más posible en los técnicos del Ministerio. El máximo de 20 hectómetros cúbicos trasvasable es discrecional, aunque los 7,2 hectómetros que corresponden a los abastecimientos son obligatorios.

Según la impresión del presidente de los regantes del Trasvase, la decisión que tome la ministra es clave en estos momentos, ya que determinará su política futura sobre los trasvases. Eso marcará otras decisiones posteriores en caso de que se mantenga el nivel en las reservas existentes en la cabecera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos