https://static.laverdad.es/www/menu/img/lospiesenlatierra-desktop.jpg

Fuera cañas del Cañar

Arbustos autóctonos como mirto, lentisco, aladierno y baladre sustituirán a esta planta invasora en la rambla cartagenera

Triturando cañas en el cauce de la rambla, con Peñas Blancas al fondo./P. GARCÍA / ANSE
Triturando cañas en el cauce de la rambla, con Peñas Blancas al fondo. / P. GARCÍA / ANSE
Miguel Ángel Ruiz
MIGUEL ÁNGEL RUIZ

La rambla del Cañar se llama así por algo. En un pliegue interior de la Sierra de La Muela-Cabo Tiñoso (Cartagena), pasa por ser uno de los cauces del litoral colonizados con mayor intensidad por la caña común ('Arundo donax'), especie invasora que continúa su ocupación de este espacio protegido por la Comunidad Autónoma (también es LIC y ZEPA) progresando por el interior de zonas de cultivo abandonadas. La Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) coordina un proyecto ambiental para erradicar esta planta exótica y sustituirla por arbustos autóctonos que arrancó el pasado fin de semana: voluntarios de esta organización ecologista y también de Arba y ADELA (Asociación de Defensa de La Azohía) plantaron el sábado los primeros cien ejemplares de lentisco, baladre, jara, taray, palmito y retama, entre otros.

Quienes salís al campo habitualmente conocéis una regla que no falla: donde hay cañas hay agua. En superficie o a poca profundidad. También sabéis que erradicarlas es muy difícil, por la fuerza y grosor de sus rizomas. Y porque estáis acostumbrados a verlas con tanta frecuencia, quizá os sorprenda su condición de especie invasora. Pues sí, la caña común parece ser originaria de Asia, recuerda ANSE, aunque ha terminado colonizando buena parte del área mediterránea a través de ríos, ramblas y muchas zonas humanizadas. Entre otros motivos por su uso en agricultura e incluso en la construcción.

La proliferación incontrolada de la caña ha desplazado a un elevado número de especies autóctonas que conformaban bosques de galería de diferentes tipos, según el cauce. El resultado es que ha empobrecido ecológicamente los ambientes húmedos del Mediterráneo, una realidad que puede apreciarse claramente en las riberas del río Segura entre Cieza y Murcia, donde por fortuna también se la está eliminando en algunas zonas.

El proyecto iniciado ahora permitirá eliminar la caña en varios tramos de las orillas de la rambla del Cañar, en una longitud total aproximada de un kilómetro y más de 6.000 metros cuadrados de superficie.

Un grupo de voluntarios planta arbustos autóctonos.
Un grupo de voluntarios planta arbustos autóctonos. / P. GARCÍA / ANSE

El procedimiento es el siguiente, informa ANSE: «Primero se tritura la parte aérea de la planta, arrancando posteriormente las raíces y rizomas, trabajos en los que ha colaborado el Ayuntamiento de Cartagena. Se favorecerá la conservación de los ejemplares de árboles y arbustos autóctonos que ya crecen entre los cañaverales en diversos puntos y se ha iniciado la plantación de nuevos ejemplares allí donde solamente hay caña».

ANSE realizará trabajos de mantenimiento durante al menos un año para garantizar la supervivencia de las plantaciones y para eliminar los rebrotes de caña que suelen producirse tras los trabajos de control inicial.

Pasear por la rambla del Cañar siempre es un placer, especialmente en invierno, cuando uno camina con un ojo en los almendros en flor y otro en el lienzo montañoso de Peñas Blancas. Hacerlo junto a álamos, chopos y aladiernos en lugar de entre cañas mejorará la experiencia. Espero que podamos comprobarlo pronto.

PD1. El control y erradicación de caña constituye uno de los objetivos prioritarios del proyecto 'Adaptación al cambio global de ecosistemas de rambla en ambientes semiáridos a través de la restauración ecológica', que cuenta con el apoyo de la Fundación Biodiversidad (Ministerio para la Transición Ecológica) a través de la Convocatoria de Ayudas para la realización de proyectos en materia de adaptación al cambio climático 2017.

PD2. La caña está incluida en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

PD3. Existe una especie de caña autóctona, la caña judía ('Arundo micrantha'), muy escasa debido sobre todo a haber sido desplazada por la caña común.