Fútbol | Segunda B

Un Jumilla efervescente

Los jugadores del Jumilla celebran uno de sus goles./G. López
Los jugadores del Jumilla celebran uno de sus goles. / G. López

Los de Pontes salen a morder y logran romper su gafe ante los extremeños

GUSTAVO LÓPEZ

Tras caer siempre ante los extremeños en este curso, el Jumilla pudo al fin este domingo romper ese gafe y lo hizo planteando un inicio de partido efervescente, con velocidad desde el principio, lo que hizo que en los primeros minutos ya se llegara a la portería extremeña con peligro, habiendo incluso un posible penalti en el minuto 13. Apenas sobrepasado el primer cuarto, Peque abrió el marcador para los de Jumilla con un golazo por la escuadra izquierda tras un zapatazo perfectamente colocado.

3 Jumilla

Ruddy, Mario Marín, Migue Marín, Edu Luna, Robles, Manolo, Peque (Óscar Rico min. 76), Ben Stevenson (Manu Miquel min. 81), Donovan, Bouba y Will (Carlos Álvarez min. 68)

0 Badajoz

Kike Royo, Juanjo (M. Gómez m. 64), Eneko, Cristian, César Morgado, Kamal, Ferrón (Lamarca m. 75), José Ángel, Eder, Guzmán (David Martín, m. 63) e Higón.

Goles:
1-0, Peque (m.17). 2-0, Donovan (m.46), 3-0 Bouba (m.57).
árbitro:
Collado López (castellano-manchego). Roja directa a Kike Royo.
Incidencias:
Uva Monastrell ante unas 500 personas.

A partir de ahí, los jugadores entrenados por el marroquí Mehdi Nafti intentaron sorprender con rápidas recuperaciones, pero la defensa vinícola se mantuvo ordenada y el debutante Ruddy, concentrado bajo palos, con una parada que evitó el empate a uno cerca del descanso.

Tras la reanudación, los del Altiplano ampliaron su distancia a través de Donovan, que aprovechó un balón suelto tras el fallo de la defensa visitante y le pegó de lleno, batiendo por bajo al portero del Club Deportivo Badajoz.

Tras este segundo tanto, se dejaba claro que los cambios introducidos por el portugués Leonel Pontes estaban dando resultados, dando minutos al portero Ruddy, y con la vuelta de Robles al once, así como los de Donovan y Stevenson. Además, el Badajoz, a pesar de ir por debajo en el marcador y esperarse un adelanto de líneas, lo único que hizo fue seguir su juego como si nada hubiera pasado, hasta que el Jumilla decidió sentenciar por medio de Bouba, que se convertía en protagonista, al aprovechar un fallo de la defensa del Badajoz para empujar hasta la red el tercer tanto de los de Pontes.

Con el 3-0 en el marcador, transcurría el tiempo con dominio blanquiazul y en una contra local, el meta pacense fue expulsado con roja directa por tocar el balón con las manos fuera del área cuando estaban ya sin cambios, lo que provocó que un jugador de campo se tuviera que enfundar la camiseta con el 17 en la espalda.

En la recta final, nada reseñable, con un Badajoz que no apretó el acelerador en ningún momento, claudicando de esta forma. Solo hay que destacar la vuelta a los terrenos de juego de Manu Miquel tras su descanso obligado por lesión.

Tras el partido, el entrenador del conjunto extremeño se mostró contrariado y calificó de «abultado» el marcador, algo que no coincidió con las palabras de Leonel Pontes, que felicitó a sus jugadores y, aun reconociendo las oportunidades del Badajoz, defendió la superioridad de los suyos.

En la próxima jornada, el FC Jumilla vivirá su particular derbi ante el Real Murcia en la Nueva Condomina, el domingo a partir de las doce del mediodía.