Fantasía y color a lo grande en Águilas

La espectacularidad de los trajes y las coreografías sorprendió al público que asistió este martes al segundo gran desfile./Paco Alonso / AGM
La espectacularidad de los trajes y las coreografías sorprendió al público que asistió este martes al segundo gran desfile. / Paco Alonso / AGM

Más de 14.000 asistentes abarrotan las calles para presenciar el segundo desfile del Carnaval. Las 38 peñas y el Ballet Oficial de la Federación sorprendieron con trajes vistosos, humor y crítica en un cortejo cargado de pasión por esta fiesta

JUAN RUIZ PALACIOSÁguilas

Si el desfile del pasado domingo fue un verdadero espectáculo, el de ayer no tuvo desperdicio. Las peñas, ya relajadas después de pasar los nervios propios de la jornada de estreno de trajes, protagonizaron un cortejo único que superó con creces al primero. Según estimó la Federación de Peñas, más de 14.000 vecinos y visitantes presenciaron el segundo gran desfile de comparsas y carrozas. Los asientos estaban literalmente llenos, y las calles que dan a las avenidas del desfile, repletas de amantes a esta fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional.

El cortejo comenzó puntual. El cuerpo de baile del Ballet Oficial de la Federación de Peñas encabezó el desfile y arrancó los primeros aplausos aplausos de la tarde. Las chicas volvieron a mover el esqueleto con soltura, al ritmo de la música, con coreografías muy sincronizadas. Siguió la Musa, Cristina Román, y las peñas infantiles, que no defraudaron. Las niñas de Terpsícore infantil lucieron unas fantasías en tonos verdes chillones, mientras que las de Sinergia optaron por faldas verdes y magentas, con un tocado de plumas a juego. Y Azabache infantil mostró una fantasía inspirada en el fondo del mar, con conchas en la cintura, que cautivó al público.

Los simpáticos bailes de las más pequeñas hicieron que la gente fuera entrando en calor. Y cuando comenzaron a desfilar las peñas adultas, Águilas se convirtió en la capital del Carnaval. Los hombres y mujeres de Atenea volvieron a cautivar al público con unos majestuosos vestidos inspirados en Grecia. Les seguía La Rata Loca, cuyos miembros representaron una gran fiesta flamenca, en la que no faltó ni Franco, ni Camarón, ni el mismísimo Paco de Lucía. Tres componentes de esta peña caracterizaron a la perfección a estos personajes, sobre una carroza que simulaba el Valle de los Caídos. Tras ellos, continuó Toscana, con unos trajes deslumbrantes de color dorado, y Mickey Mouse, que hizo una representación del Jorobado de Notre Dame. Los de Matalentisco Boys se inspiraron en la película Black Panther cautivar a los más pequeños.

El reciclaje, también presente

El humor volvió a aparecer de la mano de Si No Salgo Reviento, con una representación de un ballet masculino en forma de crítica, y de los carnavaleros de No Lo sé, que hicieron un guiño a los jóvenes que se van de casa de sus padres para regresar pasado un tiempo.

Pizarrón recreó un mundo lleno de plásticos. De hecho, su carroza gustó mucho a la gente. En ella se mostraba una gran bola del mundo, en cuyo interior reinaban las botellas y otros objetos de este tipo de material. Además, había carteles en los que la gente podía leer: «¡Da vida al planeta y recicla!».

Los asistentes se quedaron perplejos con la maravilla de carroza de flamingos que paseó la Almendriqueña. Fue el preludio del momento más álgido y de color del desfile, que corrió a cargo de los componentes de la peña El Tangay. En esta ocasión, deslumbraron con monumentales plataformas basadas en el antiguo Egipto. Y no faltaron los trajes de fantasía, e incluso varias pirámides que conducían los más pequeños de esta formación.

El cortejo prosiguió con los trajes medievales de Nuevo Ritmo, los vestidos de blanco de las niñas de Ipanema y las fantasías amarillas de Aguanile. Por cierto, este segundo gran desfile se prolongó durante más de tres horas, y la gente disfrutó con la espectacularidad y la pasión que pusieron todos los carnavaleros. Porque todos ellos se superaron.

La fiesta continúa

Los actos programados dentro del Carnaval de Águilas continuarán mañana con la actuación de la murga 'Los ciegos, ciegos perdíos' , que ofrecerá un concierto en el Auditorio Infanta Doña Elena, a las 21 horas. Además, el viernes se celebrará el tradicional Concurso Nacional de Comparsas Foráneas, que hará el mismo recorrido de los desfiles a partir de las seis de la tarde. Y la murga repetirá actuación en el auditorio a las 19 horas. El sábado tendrá lugar el tercer gran desfile de comparsas y carrozas, la quema de Don Carnal y el castillo de fuegos artificiales en el Puerto de Poniente, una vez que finalice el cortejo, sobre la medianoche. También se llevará a cabo la entrega de premios a lo mejor del Carnaval. Pero la fiesta no terminará ahí. El auditorio acogéra el sábado 16 de marzo el XVI Concurso Nacional de Drag Queen. Y al sábado siguiente, tendrá lugar el Certamen Nacional de Chirigotas, también en el auditorio.