Relax al natural solo para adultos

Baño de naturaleza. Dos huéspedes disfrutan de las vistas de la sierra desde la piscina infinita de Vivood Landscape Hotel./ AMANDA GONZÁLEZ
Baño de naturaleza. Dos huéspedes disfrutan de las vistas de la sierra desde la piscina infinita de Vivood Landscape Hotel. / AMANDA GONZÁLEZ

Escapada con el descanso como máxima en una infraestructura 'ecofriendly' y desmontable ubicada en alicantino el Valle de Guadalest

Pepa García
PEPA GARCÍA

Entrar en contacto con la naturaleza y con uno mismo es la manera perfecta de desconectar de forma rápida y efectiva del estrés cotidiano para disfrutar las vacaciones al 100% desde el minuto cero. Si, además, combaten uno de los males del descanso estival dedicando un fin de semana a mimar su relación -la ruptura de parejas, según las estadísticas, se incrementa tras el verano-, la propuesta de hoy, aunque algo onerosa, resulta tan rentable como placentera.

Con el silencio, la calma y el relax como máxima en una infraestructura 'ecofriendly' y desmontable e integrada en el entorno, comienza esta aventura solo para adultos en el hotel Vivood Landscape, ubicado en el valle del Guadalest, entre las poblaciones alicantinas de interior de Benimantell y El Castell de Guadalest.

Diseñado y creado por el arquitecto Daniel Mayo, este hotel paisaje tiene entre sus máximas el respeto al medio ambiente y entre sus objetivos posibilitar una experiencia única a los visitantes para que reaviven sus sentidos libres de las molestias y la contaminación acústica, lumínica y ambiental que nos asedia en el entorno urbano.

Lujo 'ecofrendly'. Aspecto exterior de una de las suite dobles del hotel.
Lujo 'ecofrendly'. Aspecto exterior de una de las suite dobles del hotel. / ALFONSO CALZA

Descansar, darse un baño de placer y gozar de actos cotidianos como la ducha en pleno bosque pero rodeado de todos los lujos y comodidades es posible gracias al diseño individualizado de cada una de las 21 suites dobles, 10 villas con piscina climatizada al aire libre y 4 pool suites, con jacuzzi climatizado al aire libre. Todo bajo el cejo de la Umbría del Castell y las ruinas musulmanas de El Castellet (BIC) y a poco más de un kilómetro del embalse de Guadalest. Las suites y villas están adaptadas al entorno y a la topografía, son independientes y disponen de ventanales panorámicos que meten en cada una de las estancias el medio natural, al que cuida con energías renovables y sistemas de depuración de aguas para su reaprovechamiento.

Más de 84.000 metros cuadrados rodeados por las sierras de Aitana y Xortà para poner los pies en la tierra y sentirse en una nube el tiempo necesario para recuperar la energía perdida durante el duro año de trabajo, mientras se dejan acariciar por la madre tierra, al tiempo que pierden la vista en el horizonte desde las piscinas infinitas o las hamacas de las terrazas panorámicas.

Y junto a las caricias para el alma, en Vivood Landscape se cuida hasta el último detalle para que también puedan mimar su cuerpo, porque no hay como quererse a uno mismo para que el amor desborde por todos los costados. Así que, alimentos de calidad y de proximidad, algunos de ellos cultivados en la huerta del propio hotel, son la principal vitamina para hacer de la experiencia de bienestar una cura de salud completa. Masajes relajantes, ritual de los cinco elementos (sauna, hammán, pediluvio, flotarium y piscina climatizada), yoga o ejercicio en campo abierto son algunas de las actividades que estarán al alcance de mano en este hotel con encanto natural.

Y, cómo no, cultivar su mente ampliando sus conocimientos a través de la historia, la que atesora uno de los pueblos más bonitos del mundo y que no pueden dejar de visitar: El Castell de Guadalest (su castillo de San José dominando el valle, la torre de Alcozaiba, la iglesia barroca de la Asunción, la Casa Orduña o la prisión del siglo XII que permanece en los bajos del Ayuntamiento). Tampoco pueden dejar de visitar la joya esmeralda de Alicante, el embalse de Guadalest, donde hay una ruta circular marcada que lo rodea. Además, también hay empresas que organizan excursiones en kayak en sus aguas.

Ficha

PRECIO
230€. Suite doble con desayuno incluido.
Características
En pleno valle del Guadalest, junto a 'la joya esmeralda' de Alicante como es conocido el embalse de Guadalest, se encuentra este alojamiento de lujo y 'ecofriendly'. Está situado bajo la Umbría del Castell y de las ruinas de El Castellet (castillo musulmán BIC), y a aproximadamente 1 km. de Guadalest y Benimantell, dos pueblos con encanto.
Qué hacer
1. El Castell de Guadalest. A poco más de 1 km. del hotel, está esta fortaleza islámica construida sobre un increíble peñón que domina el valle. Considerado uno de los pueblos más bonitos de España, es conjunto histórico-artístico y BIC. Se puede ver el Castillo de San José, la torre del castillo de la Alcozaiba, la Casa Orduña, la iglesia de la Asunción y la prisión del s. XII. // 2. Vuelta a la joya esmeralda. Conocido con ese sobrenombre por el color de sus aguas, el embalse de Guadalest está a tiro de piedra del hotel. La vuelta al embalse, señalizada, son 13 km. de paseo. El camino al embalse discurre casi paralelo al río Beniardà.
Dónde alojarse
Vivood Lanscape Hotel. Ctra. Guadalest-Alcoy, 10. 03516 Benimantell (Alicante). Reservas en: 96 6318585, info@vivood.com y www.vivood.com. Precios medios (con desayuno incluido): suite doble, 230 €; pool suite, 360 €; y villa, 495 €. Servicios: piscinas infinitas, spa, masajes relajantes, ritual 5E (sauna, hammán, pediluvio, flotarium y piscina climatizada), restaurante 'slow food', ecológico y kilómetro 0, y pérgola de yoga.

Temas

Verano