Los alimentos que no debes comer si tienes acné

Los alimentos que no debes comer si tienes acné
ABC

Algunos alimentos elevan la producción de la hormona factor de crecimiento, causante de la alta producción de sebo de nuestra piel

LA VERDAD

El acné suele ser uno de los quebraderos de cabeza de los jóvenes que se encuentran en plena pubertad. Este fenómeno que invade el rostro con granitos responde al aumento de la producción de la hormona factor de crecimiento, similar a la insulina 1 (IGF-1). Como consecuencia de ello, los poros de la piel se obstruyen con células muertas de la piel, bacterias o sebo y aparecen esos pequeños bultos rojos con pus contra los que los adolescentes luchan a diario con al ayuda de todo tipo de cosméticos.

Aunque parezca una situación irreversible, lo cierto es que se puede llevar cierto control de nuestro acné si cuidamos la alimentación y eliminamos algunos alimentos de nuestra dieta, como aquellos que contienen carbohidratos refinados. Estas sustancias, que son rápidamente absorbidas por el organismo, aumentan tanto el nivel de azúcar como el de insulina en la sangre, que a su vez eleva el IGF-1. Forman parte de este grupo el pan, las galletas, los cereales, la pasta y productos elaborados con harina blanca además de edulcorantes como el azúcar, el jarabe de arce y la miel.

Sorprendentemente, los productos lácteos tienen efectos similares. Por ejemplo, la leche aumenta la cantidad de insulina en sangre. Además, los aminoácidos que contiene sirven de estímulo para que el hígado produzca más IGF-1.

También debemos evitar el chocolate, que multiplica la reacción de nuestro sistema inmunitario a las bacterias que causan el acné. Y la culpa no es del cacao, sino de la leche y el azúcar que también contienen. Por otra parte, la comida rápida también altera los niveles hormonales de nuestro organismo y está desaconsejada para las personas que padecen acné. Además de esto, los alimentos ricos en omega-6 causan un estado inflamatorio que puede empeorar los síntomas. Podemos compensar este efecto incorporando a nuestra dieta otros productos que contengan omega-3.

Para mejorar el acné puedes incorporar a tu dieta los granos integrales, las legumbres, la fruta, la verdura, los probióticos, el té verde, la cúrcuma, los alimentos ricos en vitaminas A, D y E y zinc.