El obispo denuncia a un párroco de Yecla por presuntos abusos a un menor de edad

Edificio del Hospital Virgen del Castillo de Yecla./Ángel Alonso
Edificio del Hospital Virgen del Castillo de Yecla. / Ángel Alonso

Es el tercer caso que Lorca Planes poneen conocimiento del Ministerio Público desde el pasado mes de marzo

Juan Ruiz Palacios
JUAN RUIZ PALACIOS

El obispo de la Diócesis de Cartagena, José Manuel Lorca Planes, ha puesto en conocimiento de la Fiscalía de la Región una denuncia por presuntos abusos sexuales a un menor de edad cometidos por el sacerdote Antonio L. Z., párroco de la iglesia de San Juan Bautista de Yecla y capellán del Hospital Virgen del Castillo, según informaron ayer fuentes eclesiásticas. Es la tercera denuncia de este tipo que realiza el prelado ante el Ministerio Público.

Tras tener conocimiento de los supuestos hechos, a comienzos de este mes, el obispo ordenó al vicario judicial de la Diócesis de Cartagena que incoara una investigación previa a fin de arrojar luz sobre el caso. El párroco fue apartado el pasado domingo de sus responsabilidades pastorales «hasta el esclarecimiento de estos hechos, sin menoscabar su derecho a la presunción de inocencia», explica la Diócesis en un comunicado de prensa. Por el momento no han trascendido más datos relacionados con el momento temporal y las circunstancias en las que se habrían producido los supuestos hechos delictivos. 'La Verdad' se puso en contacto con el párroco cesado, quien declinó hacer declaración alguna.

Los vecinos se mostraron ayer sorprendidos tras conocer la noticia de los presuntos abusos a un menor por parte del sacerdote. «Es una persona muy afable; la verdad es que nos sorprende todo lo que se está comentando», explicó un yeclano. El cura llevaba destinado en el municipio desde hacía cinco años, donde ejerció como párroco en la iglesia de San Juan Bautista. Sin embargo, oficiaba las misas en la ermita Santa Bárbara, debido al estado de deterioro que presenta aquel templo.

«Tolerancia cero»

«Independientemente de que estos presuntos hechos se estén investigando en la jurisdicción canónica, la Diócesis de Cartagena siempre actuará ante estos delitos execrables de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13.4 de la Ley de Protección Jurídica al Menor y de acuerdo con la política de cooperación con la jurisdicción estatal, exigida por el Papa Francisco y que se refleja en el artículo 19 de su último 'Motu Proprio Vos estis lux mundi'», explicó la Diócesis.

El Obispado reitera su «tolerancia cero» ante este tipo de comportamientos y «pide a toda la Iglesia diocesana que se una en oración para que los hechos se esclarezcan y prevalezca siempre la verdad». Esta denuncia es la tercera presentada por el obispado en los últimos meses por abusos a menores por parte de miembros de la iglesia en la Diócesis de Cartagena, tras la presentada el 12 de abril por unos abusos cometidos hace 8 años por un seminarista que en ese momento era seglar profesor de religión. El 22 de marzo también se presentóotra denuncia contra un religioso del Instituto de Derecho Diocesano de Nuestra Señora de la Luz, en la pedanía murciana de Santo Ángel.