Los buceadores de la Armada tratan de «salvar» el cazaminas encallado en la zona del accidente del avión

Los tripulantes del dragaminas 'Turia', descendiendo del barco. / Antonio Gil / AGM

El buque de la Armada se unió a las labores de rastreo, pero un accidente provocó este martes que la tripulación tuviera que abandonar la embarcación en varias zódiacs que participaban en los trabajos

ANTONIO LÓPEZ y EFE

Las labores de búsqueda del avión del Ejército del Aire siniestrado este lunes frente a la costa de La Manga se retomaron con un serio contratiempo. El cazaminas 'Turia' tuvo que ser evacuado este martes por la mañana, sobre las diez y media, tras sufrir un accidente en las inmediaciones de la zona, cuando realizaba trabajos de rastreo. Al parecer, la embarcación presenta una vía de agua que ha afectado a la sentina (una zona de la sala de máquinas que recoge líquidos y aceites), aunque no ha llegado a la zona de almacenamiento de combustible, según explican desde el Ministerio de Defensa. En torno a las 13.30 horas llegaron hasta la zona del suceso mecánicos y efectivos de extinción de incendios para tratar de solucionar la avería. El cazaminas se encuentra unido por un cabo a otro barco de Salvamento Marítimo para estabilizar su posición.

El accidente ocurrió cuando la embarcación prodecía a recuperar a bordo el robot submarino y que se había desplegado para buscar restos del avión C-101 del Ejército de Aire siniestrado este lunes, «con tan mala suerte que han varado frente a la playa», según explicó el comandante de la Armada Manuel Romero González-Llanos en declaraciones a Onda Regional.

Los buceadores de la Armada van a trabajar en la zona para intentar minimizar los efectos de la vía de agua que afecta a la nave. El objetivo, según las mismas fuentes, es «salvar» el cazaminas, que se encuentra a unos centenares de metros de la costa de La Manga del Mar Menor, al tiempo que no han descartado que el temporal de Levante que está azotando la zona pueda haber influido en que el buque con base en Cartagena haya encallado.

En las inmediaciones se encontraban tres zódiac del Centro de Buceo de la Armada (CBA), que también estaban participando en los trabajos de búsqueda de la nave en la que falleció el comandante instructor de la Academia General del Aire (AGA) Francisco Marín Núñez. En la zona también había una embarcación de Salvamento Marítimo, que pronto envió otra zodiac para rescatar a los integrantes del 'Turia'. Según fuentes presenciales, tras el accidente se ha creado una enorme mancha en el mar y se olía a combustible.

La búsqueda fue retomada este martes por este buque de la Armada sobre las nueve, junto al barco de Salvamento Marítimo. Tres cuartos de hora después se unieron los buzos también de la Armada, pero tan solo media hora después se escuchó la voz del capitán instando a la tripulación a que se preparara, se pusiera el chaleco salvavidas y se dispusiera a abandonar el barco. Diez minutos después, llegaron las zódiacs de apoyo y los marinos comenzaron a bajar.

Este suceso volvió a causar gran expectación entre los vecinos de La Manga y los bañistas, que pese al mal tiempo se encontraban en ese momento en la playa.

El 'Turia', cuarto cazaminas de la clase 'Segura'

El cazaminas 'Turia' (M-34) es el cuarto cazaminas de la clase 'Segura'. Se encuentra integrado en la Primera Escuadrilla de Cazaminas de la Fuerza MCM, junto con el 'Segura', 'Sella', 'Tambre', 'Duero' y 'Tajo', con puerto base en el Arsenal Militar de Cartagena.

Fue construido por la Empresa Nacional Bazán de Cartagena. Comenzó la laminación del casco el 20 de julio de 1998, y fue botado el 22 de noviembre de 1999. El acto estuvo presidido por el ministro de Defensa Federico Trillo Figueroa junto con el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Antonio Moreno Barberá, y el entonces presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel. El 16 de octubre de 2000 fue entregado a la Armada Española.

El 5 de diciembre de 2001 le fue entregada la Bandera de Combate en la ciudad de Valencia, de manos de su alcaldesa, Rita Barberá.

El actual 'Turia' es el segundo buque de la Armada con este nombre. El primer 'Turia' fue un dragaminas M-21 y más tarde Patrullero P-51, construido con pino de Oregón en los astilleros Tampa Marine Company de Florida (EE.UU), donde se le arboló la quilla el 16 de septiembre de 1957, para ser botado el 3 de septiembre de 1958, causando alta en las filas de la Armada española el 9 de octubre de 1959. Formó parte de una escuadrilla de dragaminas junto con el 'Nalón' y 'Ulla'.