La media veda se abre el jueves y llevará al monte a miles de cazadores en pos de la torcaz

LA VERDADMurcia

Aunque desde hace unas semanas ya puede practicarse en la Región la caza del jabalí en la modalidad de espera o aguardo y la del conejo, en zonas donde está autorizado el descaste, la temporada cinegética arranca formalmente este próximo jueves, con la apertura de la media veda. Esa jornada, miles de cazadores se encaminarán a los montes de la toda la geografía murciana en pos de las palomas torcaces, una de las piezas más codiciadas para estos deportistas y cuya población alcanza cotas muy elevadas en algunas zonas.

A partir del día 16 y hasta el 9 de septiembre, todos los jueves, sábados, domingos y festivos se podrán abatir torcaces, palomas bravías, urracas y gaviotas patiamarilla, aunque las dos últimas especies apenas tienen interés cinegético y si se incluyen en la orden de vedas es solamente por la necesidad de llevar a cabo un control sobre sus poblaciones.

Hasta el domingo 26 de agosto no se permitirá la caza de la codorniz y la tórtola europea, y solo durante esa jornada y otras tres más: 2, 9 y 16 de septiembre.

El cupo máximo de ejemplares abatidos está fijado en diez para la paloma torcaz, mientras que para la tórtola europea y la codorniz se estableció en ocho. Para el resto de las especies mencionadas no existe restricción alguna.

 

Fotos

Vídeos