Campaña de prevención contra el mosquito tigre

El último foco en el municipio se detectó en dos viviendas particulares del paraje de Calnegre, donde sus habitantes tenían agua acumulada en los platos de sus macetas

INMA RUIZLorca

Desde el año 2015 hay mosquitos tigre en Lorca y el último foco fue detectado en dos viviendas particulares del paraje de Calnegre. Los propietarios de las casas tenían agua acumulada en los platos de sus macetas que se convirtieron en un criadero de este insecto, que puede ser vector de transmisión de graves enfermedades. Se colocaron dieciséis trampas dobles de ovoposición en distintas localizaciones del municipio como las pedanías de La Hoya, Almendricos, Campillo y Ramonete y el centro urbano. La vigilancia y prevención son fundamentales, dijo el concejal de Sanidad, José Ángel Ponce.

Por eso se puso en marcha una campaña para evitar la proliferación de mosquito tigre, que incluye consejos a los vecinos como regular los riegos por goteo para evitar encharcamientos, limpiar regularmente las canaletas de tejados y terrazas y eliminar el agua acumulada o vaciarla semanalmente de jarrones, ceniceros, platos de macetas, piscinas de plástico o bebederos de animales. Sanidad repartió trípticos con estos consejos, ofrece charlas informativas a comunidades de vecinos y pide la colaboración ciudadana para detectar posibles focos y eliminar criaderos.