Vox tumba la investidura de Miras como presidente regional en el primer intento

Fernando López Miras, candidato del PP a la presidencia de la Región, este martes. / JM Rodríguez / AGM

La negativa del partido de ultraderecha obliga a celebrar este jueves un segundo pleno de investidura en el que al candidato popular le bastaría con conseguir una mayoría simple

DAVID GÓMEZ y EFE

Con 23 votos en contra y 21 a favor, el Pleno de la Asamblea Regional rechazó este martes otorgar su confianza al candidato del Partido Popular, Fernando López Miras, para que se convierta en presidente de la Comunidad Autónoma.

Los cuatro diputados de Vox cumplieron con lo que venían anunciando durante el día y votaron 'no' a la investidura, junto a los parlamentarios de PSOE y Podemos, con lo que López Miras no consiguió la mayoría absoluta que necesitaba en esta primera votación. Ciudadanos sí le dio su apoyo, así como los representantes del Grupo Popular, que contó no obstante con una baja, la de Sonia Ruiz, que se encuentra en Holanda disputando el campeonato europeo de baloncesto femenino en silla de ruedas, capitaneando a la Selección Española.

Ahora tendrá que pasar un plazo de 48 horas para la segunda votación, que se producirá el jueves por la tarde. Al aspirante popular le bastaría una mayoría simple, es decir, lograr más votos a favor que en contra, pero para que esto ocurra los parlamentarios de la formación de Santiago Abascal tendrían que abstenerse. Este supuesto parece complicado, pues Vox exige que PP y Ciudadanos alcancen un acuerdo programático con ellos (Cs se niega siquiera a dialogar) y pide tener su parte del pastel en el hipotético Ejecutivo de coalición, según reiteró su portavoz en la Asamblea, Juan José Liarte, nada más concluir la votación de la sesión de investidura.

Si el jueves el candidato continúa sin conseguir la confianza de la Cámara, la investidura resultaría fallida y el presidente de la Asamblea, Alberto Castillo, debería convocar una nueva ronda de consultas con los portavoces de los grupos parlamentarios para proponer un nuevo aspirante, que podría ser el mismo López Miras u otro como el líder del PSOE, Diego Conesa, que ya manifestó su intención de postularse por su condición de candidato más votado el 26-M. Si en el plazo de dos meses no se elige a un presidente, se disolvería la Asamblea y se convocarían nuevas elecciones autonómicas, un escenario que nunca ha ocurrido en los 36 años de autonomía de la Región.

El portavoz de Vox en la Asamblea Regional de Murcia, Juan José Liarte, ya avanzaba esta tarde, durante su turno de réplica, que votaría en contra de la investidura del candidato a presidente porque Cs ha puesto sus «intereses partidistas» por delante del «futuro» de la Región.

«Nada nos gustaría más que tener un gobierno abierto en la Región, pero vamos a salir de la Asamblea sin un gobierno porque Ciudadanos se ha negado a hablar» y ha demostrado, en su opinión, un «desprecio y ninguneo a Vox, sus ideas y sus votantes», expresó en su turno de fijación de voto.

Más

El portavoz parlamentario de Vox contrapuso las posturas de Podemos, que «defiende sus ideas cumpliendo con su deber», con la «actitud preocupante» de su homóloga de Cs, Isabel Franco, que «finge» que el acuerdo de gobierno con el PP no precisa el apoyo de la formación ultraderechista.

Liarte afirmó que empieza a barruntar que la formación naranja está «buscando una excusa» en Vox para «apartarse de la línea de su partido y acercarse al sanchismo», en referencia a que, en caso de tumbar la investidura de López Miras, Ciudadanos y PSOE llegarían a una coalición de gobierno liderada por el secretario general socialista, Diego Conesa.

Minutos antes, el candidato popular pidió a los ultraconservadores «altura de miras» para ceder y darle su apoyo porque, «más allá de los focos mediáticos», los postulados del partido son «legales, constitucionales y, en muchos casos, muy razonables», por lo que se comprometió a cumplirlos.

«Les aseguro que si me dan su confianza, ninguno de sus votantes se sentirá defraudado», les dijo, e insistió en que «la única esperanza que tiene la izquierda» para poder gobernar la comunidad autónoma es la de que Vox no apoye la investidura. «Les estoy pidiendo su apoyo a cambio del compromiso de que impulsaré esas medidas para las que los murcianos les votaron», añadió.

Por su parte, la portavoz del partido naranja remarcó que Cs tiene un pacto con el PP para llevar a cabo un proyecto «liberal y regenerador», contestando a Liarte que el supuesto acuerdo oculto con el PSOE es «como el monstruo del Lago Ness, del que todo el mundo habla y nadie ha visto». Además, acusó al Partido Socialista de no ser protagonistas de la «regeneración» en la Región y refutó a Podemos porque la formación naranja no va a poner a los «ultras a gobernar».