El Consorcio cifra en 13.800 los negocios, viviendas y coches siniestrados por las inundaciones

Una calle de Los Alcázares completamente anegada por el agua. / PABLO SáNCHEZ / AGM
Una calle de Los Alcázares completamente anegada por el agua. / PABLO SáNCHEZ / AGM

Los afectados en la Comunidad han presentado ya más de 4.500 reclamaciones de indemnización por los daños sufridos

Daniel Vidal
DANIEL VIDAL

Las cifras de afectados por las inundaciones que ha provocado la gota fría más violenta de los últimos 140 años siguen creciendo a medida que desaparece el lodo. El Consorcio de Compensación de Seguros calcula a día de hoy cerca de 30.000 afectados en diferentes provincias y daños valorados en más de 200 millones de euros. Estas son las estimaciones iniciales del director de Operaciones del Consorcio de Compensación de Seguros, Alejandro Izuzquiza, quien calcula que hasta las seis de la tarde de ayer se contabilizaron un total de 13.800 siniestros en la Región, de los que 10.000 corresponden a viviendas, comercios, industrias y obras civiles y 3.800 a automóviles arrastrados por las riadas o engullidos por las inundaciones. Cifras que maneja el Consorcio «sobre la base de los informes periciales de urgencia, tras el reconocimiento de las zonas afectadas».

El coste total estimado de todos estos daños en la Comunidad Autónoma asciende hasta ahora a 82 millones de euros, «lo que no quiere decir que este sea el presupuesto del Consorcio para atender estas indemnizaciones, ni mucho menos la cifra final de daños», dejó claro Izuzquiza, quien se mostró convencido de que el número de afectados y la factura total de la gota fría «subirá en los próximos días como consecuencia de los informes que nos vayan haciendo llegar los peritos, muchos de ellos aún sobre el terreno». Eso sí, tampoco cree que los daños provocados por estas devastadoras inundaciones superen los causados por el terremoto de Lorca, «que generó unas indemnizaciones de 495 millones de euros».

Ojo al dato

82
millones de euros en daños se estima que ha dejado el temporal hasta el momento en la Región.
1.600
solicitudes de indemnización recibe diariamente el Consorcio.
1.115
peticiones oficiales de compensación han salido hasta ahora de Los Alcázares, la cuarta parte del total.

Los más castigados

Las localidades más dañadas en la Región, según el Consorcio de Compensación de Seguros, han sido Cartagena (donde se calcula una coste de 250.000 euros solo por los destrozos en instalaciones deportivas), Los Alcázares (cuyo Ayuntamiento estima unos daños superiores a los cien millones de euros), Murcia y San Javier. Hasta el momento, el Consorcio ha recibido un total de 9.152 solicitudes formales de indemnización procedentes de todo el país, correspondientes a 5.748 viviendas, 2.244 automóviles, 934 comercios, oficinas y establecimientos no industriales, 189 industrias y una obra civil. De esas 9.152 solicitudes, 4.508 proceden de la Región (1.115 de ellas son de Los Alcázares, 781 de Murcia, 647 de Cartagena, 533 de San Javier, 329 de Torre Pacheco, 229 de Molina de Segura y 220 de San Pedro del Pinatar). Otras 2.179 proceden de la provincia de Alicante, la mayoría de Orihuela (1.279), seguida por Almoradí (247), Dolores (153) y Elche (139). Las provincias de Valencia, Almería, Málaga y Madrid suman por ahora un millar de reclamaciones.

Los Alcázares registra hasta el momento una de cada cuatro solicitudes de compensación en la Región; le siguen Murcia y Cartagena

Según los datos que maneja el Consorcio, son los mediadores (agentes o corredores de seguros) quienes han presentado las solicitudes en el 51% de los casos; los propios asegurados, en el 30%; y las aseguradoras, en el 19% restantes. La web del Consorcio de Compensación de Seguros atiende el 64% de los casos, un 36% a través del centro de atención telefónica de la entidad. El organismo ha reforzado este centro con 27 trabajadores más en dos días. No parece suficiente, ya que algunos afectados llamaron ayer a este periódico para protestar porque «no hay manera de poder contactar con ellos». Izuzquiza reconoce cierto «colapso» en la web y en el centro de atención telefónica del organismo (900 222665 o 952 367042), las dos vías para presentar la solicitud de indemnización, aunque también destaca el esfuerzo del Consorcio para atender «entre 1.500 y 1.600» solicitudes diarias. El equipo de peritos también se ha visto reforzado esta semana con 31 profesionales más, pasando de 175 a 206.

«Ni plazo ni límite de importe»

Alejandro Izuzquiza también quiso dejar claro que «no existe un plazo para solicitar la indemnización al Consorcio, que registrará y tramitará todas las solicitudes de indemnización que reciba y les dará el mismo tratamiento, como hace siempre, cualquiera que fuera el día en el que se recibiera. Antes o después de los siete días estipulados». El director de Operaciones del Consorcio subrayó que «no existe un límite al importe total a indemnizar por estas inundaciones, por lo que la entidad abonará las compensaciones que correspondan de acuerdo con los seguros contratados por los afectados, incluso si el coste final superase significativamente las primeras estimaciones realizadas». Unas estimaciones que, según recordó, «pueden variar en el tiempo con la información disponible y tienen un carácter meramente orientativo para la organización interna del Consorcio, pero de ninguna forma constituyen un tope al importe de las indemnizaciones a abonar».

Por otro lado, el Consejo Económico y Social (CES) mostró ayer su apoyo a la declaración de zona catastrófica para la Región que han realizado diferentes instituciones públicas de la Comunidad, desde la Asamblea Regional a diferentes municipios afectados. La reclamación va acompañada por la petición de «cuantas ayudas e inversiones sean precisas para las obras de reparación y prevención que han de acometerse con urgencia», indica el CES en un comunicado de prensa. Igualmente, el Consejo expresó su «solidaridad» con todos los afectados y el «agradecimiento» a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, miembros de Protección Civil y voluntarios.

La Federación de Municipios de la Región, por su parte, pidió a la Comunidad líneas de ayudas extraordinarias y que, por lo menos, los préstamos del Plan de Pagos a Proveedores queden en suspenso un tiempo.

A su vez, la Federación Regional de Empresarios del Metal de Murcia (Fremm) prepara ya un informe en el que se incluirán datos que respalden la petición del Gobierno regional de declaración de zona catastrófica. Así lo anunció el presidente de la entidad, Alfonso Hernández, en una reunión celebrada ayer con el consejero de Fomento, Díez de Revenga.

Unos 3.000 alumnos todavía no pueden volver al colegio

Los 3.000 alumnos de Los Alcázares son los únicos que no han podido todavía reanudar el curso. Continúan cerrados el instituto Antonio Menárguez Costa y los colegios Las Claras del Mar Menor, Bienvenido Conejero Requiel y Al-Kazar. Para los damnificados, han lanzado una campaña otros 140 colegios murcianos de recogida de material escolar, que irá a las familias afectadas por la gota fría que han perdido libros, mochilas y ropa.

Correos restablece su servicio en Los Alcázares

Correos ha restablecido su servicio en la oficina de Los Alcázares después de las graves inundaciones sufridas la pasada semana en este municipio. Tanto el servicio de atención al cliente en la oficina, situada en la avenida Libertad número 77, como el reparto se están prestando desde el pasado martes a última hora. Las cartas que sea imposible entregar por dificultades en los accesos podrán ser recogidas por sus destinatarios en la oficina, de 8.30 a 14.30 h.

Un centenar de personas siguen aún desalojadas

Un centenar de personas continuaban ayer desalojadas de sus viviendas en la Región de Murcia tras las lluvias torrenciales provocadas por la gota fría la semana pasada. En Los Alcázares, permanecían 63 evacuados, 26 en Molina de Segura y once en Murcia, según Protección Civil.

Los posibles problemas de salud pública también es otra cuestión que cada vez cobra más importancia con el paso del tiempo, especialmente en las poblaciones del Mar Menor. A la falta de agua potable en Los Alcázares se ha sumado la aparición de mosquitos en zonas de agua estancada. También hay segundas residencias cuyos propietarios todavía no han podido limpiar y pueden suponer un foco de insalubridad.

Infraestructuras afectadas en Alquerías y Aljucer

Los vecinos de la pedanía murciana de Alquerías reclamaron ayer una solución inmediata para las vías del tren en la Vereda de Tabala, construidas sobre el cauce de la rambla homónima y que se inundaron por completo durante la DANA. El alcalde, José Ballesta, se comprometió a hacer llegar a la Secretaría de Estado de Infraestructuras, de quien depende Adif, las peticiones de los vecinos. Por otro lado, la acequia mayor de Barreras a su paso por la pedanía murciana de Aljucer también ha sufrido «graves derrumbes» con las lluvias, denunció la Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur).

Molina de Segura pide colaboración para las tareas de limpieza

El Ayuntamiento de Molina de Segura hizo ayer un llamamiento a la colaboración ciudadana para que acudan como voluntarios al municipio y ayuden en las labores de limpieza tras el paso de la DANA. En un mensaje, a través de las redes sociales, el Consistorio molinense asegura que «las familias afectadas necesitan ayuda para labores de limpieza y poder regresar a sus hogares lo antes posible». Centenares de efectivos del Ejército, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Protección Civil y voluntarios seguían tratando ayer de restablecer la normalidad en diferentes municipios. Solo en Los Alcázares permanecían ayer 225 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME).