Camarillas entra en la historia

Imagen del primer convoy en utilizar la variante ferroviaria de Camarillas./Nacho García / AGM
Imagen del primer convoy en utilizar la variante ferroviaria de Camarillas. / Nacho García / AGM

La apertura de la variante ferroviaria acaba hoy con una reivindicación de más de 30 años

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Con una amplia demanda social a sus espaldas, la variante de Camarillas ha necesitado más de treinta años para convertirse en una realidad. El baipás ferroviario se abre hoy al tráfico ferroviario entre Cartagena y Madrid para reducir el tiempo de viaje en unos 20 minutos de media. Se trata de una obra de tan solo 26 kilómetros de longitud para alinear el trazado ferroviario -evitando el rodeo por Calasparra y el pantano-, que ha estado marcada por la polémica: la competición política, los vaivenes del ministerio de turno, los recortes presupuestarios y la contraposición con el AVE.

Oficialmente, la variante se puso en servicio a las 23.00 horas de ayer, según informó Adif, una vez finalizadas la conexión a la red y las pruebas de seguridad y circulación. El estreno comercial estará a cargo del tren Altaria que sale hoy de Madrid-Chamartín a las 7.13 horas y que atravesará la zona sobre las 10.30 horas. En dirección contraria lo hará el Altaria que parte de Murcia a las 13.10 horas. Los viajeros con origen y destino en Cartagena tendrán que utilizar estos servicios haciendo transbordos en Murcia, ya que la línea entre ambas ciudades quedó interrumpida ayer por las obras que realiza Adif. Camarillas se estrenará con cinco trenes Madrid-Murcia y dos en dirección contraria. Mañana habrá cinco en cada sentido y se restablecerá la oferta habitual de Renfe, incluido el tren híbrido, que tendrá uno gemelo a partir del 20 de mayo.

Dicha oferta se mantendrá hasta que se ponga en servicio el AVE por la nueva línea de Monforte a partir del año 2021, según la marcha de las obras. Cuando llegue ese momento se modificarán los servicios con Madrid. Será Renfe la que decida los trenes que circularán por una línea o por otra. Es probable que por el trazado de Camarillas, de ancho nacional y sin electrificar, quede un solo servicio diario, y que el resto sea AVE a través de Monforte del Cid.

Renfe decidirá en 2021 qué convoyes irán por Camarillas y cuántos AVE lo harán por Monforte

Un rosario de obstáculos

La Región verá cumplida hoy una de sus reivindicaciones históricas para mejorar una línea con 154 años de antigüedad. Los proyectos para construir esta variante tienen más de treinta años. Durante el mandato del socialista Carlos Collado, el consejero de Obras Públicas José Salvador Fuentes Zorita encargó un informe para reclamar al Ministerio la mejora ferroviaria entre Cartagena y Madrid. Hubo dos opciones: hacerlo por la vía de Alicante o por la de Cieza. Se optó por esta última, apostando por la variante de Camarillas porque el viaje era más corto, la inversión menor y la rentabilidad mayor. Permitía además recrecer el pantano.

Hubo que esperar al 2008 para que el Gobierno del PSOE iniciara las obras, que se detuvieron dos años después debido a los recortes presupuestarios motivados por la crisis económica. Quedó construida la plataforma y el calado de los túneles, pero hubo que aguardar otro cinco años para que el Ejecutivo del PP reanudara los trabajos.

Más