https://static.laverdad.es/www/menu/img/grupohuertas-infiniti-desktop.jpg

Emilio Sánchez elige Huertas Premium y su marca Infiniti

Emilio Sánchez elige Huertas Premium y su marca Infiniti

El jugador del Real Murcia ha adquirido en el concesionario del Grupo Huertas uno de los modelos de la exclusiva marca japonesa

GRUPO HUERTAS

El jugador del Real Murcia ha adquirido en el concesionario del Grupo Huertas uno de los modelos de la exclusiva marca japonesa

Emilio Sánchez, jugador del Real Murcia, ha elegido Infiniti y el Grupo Huertas para comprar un nuevo coche. En concreto, el futbolista ha optado por un FX30 SPremium con 238 CV y cambio automático de siete velocidades. Un vehículo llamado a ser el rey de la carretera. Desde la imponente parrilla delantera hasta la larga base de las ruedas y el capó, se trata de un coche que integra el carisma de un deportivo y el porte inquebrantable y autoritario de un SUV. Una extraordinaria belleza que ofrece una elevada funcionalidad en todos sus elementos. Por ejemplo, en las entradas de aire laterales. Deslumbran por su estética tanto como por su concepción técnica, ya que reducen la elevación no deseada de la parte delantera del coche mejorando con ello el comportamiento, la tracción y la aceleración. El FX está equipado con distintos motores, todos ellos con el sistema de distribución variable (VVEL Variable Valve Event and Lift) que asegura que el motor responderá de inmediato a la más leve presión sobre el acelerador. Llega, además, con una gran cantidad de innovadores sistemas que garantizan seguridad absoluta. El sistema de control continuo de la amortiguación utiliza sensores de alta sensibilidad para monitorizar la velocidad de las ruedas y las aceleraciones laterales, y así proporcionar un comportamiento preciso, especialmente en curvas cerradas. Por su parte, el programa electrónico de estabilidad controla constantemente la dirección y la frenada e interviene si, por el motivo que sea, debe realizarse una maniobra brusca. Mientras, la dirección trasera activa optimiza la direccionalidad de las ruedas traseras y el control de tracción permite arrancar o avanzar suavemente en condiciones de baja adherencia.