https://static.laverdad.es/www/menu/img/alternavivo-desktop.png

Willy Bárcenas: «Mucha gente escucha a Taburete a hurtadillas»

Willy Bárcenas (i) y Antón Carreño, del grupo Taburete, durante su reciente actuación en el concierto solidario 'La Noche de Cadena 100'./Víctor Lerena/Efe
Willy Bárcenas (i) y Antón Carreño, del grupo Taburete, durante su reciente actuación en el concierto solidario 'La Noche de Cadena 100'. / Víctor Lerena/Efe

El cantante de la banda madrileña, que arranca este sábado en Murcia la gira para presentar su tercer disco, 'Madame Ayahuasca', promete un concierto especial tras varios meses de parón y asegura que nadie compra entradas para sus actuaciones solo por el morbo: «Y si alguien lo ha hecho, se sabía todas las canciones»

Miguel Ángel Muñoz
MIGUEL ÁNGEL MUÑOZMurcia

¡He venido a hablar de mi… disco! Recordando una de las escenas más míticas de la televisión de los años 90, en la que el escritor Francisco Umbral mostraba su enfado y amenazaba con irse del plató del programa 'Queremos saber', presentado por Mercedes Milá, porque había acudido a promocionar su último libro, en lugar de a opinar sobre la actualidad política; en el caso de Guillermo 'Willy' Bárcenas (Madrid, 1989), no ha necesitado un exabrupto de esas dimensiones para que se hable de su grupo y de su música. Aunque todavía tiene que lidiar con las secuelas de la 'trama Gürtel', el encarcelamiento de su padre, Luis Bárcenas, extesorero del PP, y el aura de morbo –muy a su pesar– que envuelve a su figura, la fama y el éxito de Taburete en los últimos años parece que poco a poco eclipsa su condición de 'hijo de'. Centrado totalmente en su nueva gira que ahora comienza, 'Ayahuasca Tour 2019', aprovechamos el descanso durante uno de los ensayos en Madrid de Taburete para charlar telefónicamente con el cantante sobre el concierto que protagonizará este sábado en Murcia, en el Cuartel de Artillería, el éxito de la banda, los prejuicios hacia su música, su relación con Carolina Durante y sus expectativas de futuro. 'La Verdad', a través de 'Murcia Entradas', ofrece en exclusiva los 'tickets' del concierto a un precio de 23,50 euros (con un descuento de cuatro euros).

–¿Por qué habéis elegido Murcia para arrancar la gira?

–Surgió así. No sé exactamente muy bien por qué, pero los encargados de poner las fechas lo decidieron así. La verdad es que al ser el primero y llevar ya tres meses sin tocar, estamos con esa fecha y lugar, '6 de abril-Murcia', '6 de abril-Murcia'…, en la cabeza mucho tiempo. Las ganas que tenemos por este primer concierto en Murcia después de tanto tiempo son muy grandes.

–Y, según parece, vais a presentar muchas novedades respecto a giras anteriores.

–Aunque se llame 'Ayahuasca Tour', vamos a tocar prácticamente todas las canciones de nuestros tres discos. Van a ser conciertos más largos de los que hemos hecho hasta ahora, con unas dos horas de 'show'. Tampoco quiero dar muchos detalles, pero hemos preparado una película dividida en capítulos para darle cierta coherencia a las canciones, con una historia detrás que lo haga todo como mucho más completo.

–¿Qué recuerdos tenéis de vuestro paso por Murcia? Realmente, Taburete tocó aquí hace tan solo unos meses.

–Sí, tocamos en el concierto de la Romería que organiza Los 40, lo que pasa es que nos gustan más nuestros conciertos propios, en los que todo el público son fans, y llevamos bastante sin ir. Estuvimos en la Sala REM en 2017 y fue espectacular. Estuvo muy bien el público… y muy bien la noche murciana (risas). Creo que es desconocida para el gran público, pero he de decir que fue de las mejores fiestas postconcierto de la gira pasada. Lo celebraremos mucho tras este primer concierto si sale todo tan bien como esperamos.

–Os he escuchado decir que 'Madame Ayahuasca' es vuestro disco más maduro, pero ese es el cliché que usa todo el mundo cuando publica su tercer álbum, seguro que hasta Estopa y Mojinos Escozíos. ¿Por qué? ¿Ya no todo es salir de joda ni ir a casa de Dron?

–Es verdad que el primer disco suele ser como la sorpresa absoluta; el segundo, en nuestro caso, aunque tuvo mucho éxito, se hizo de una manera un poco rápida. Casi recién sacado 'Tres tequilas', publicamos 'Dr. Charas', y para este tercero nos hemos tomado mucho más tiempo en lo que respecta a la producción y para conseguir un disco más redondo en cuanto a sonido y a todos los estilos que queríamos incorporar, que eran muchos, porque Taburete, aunque se etiquete más o menos como pop, tiene muchas ramas y al final no nos encasillan mucho con un estilo en concreto. La verdad es que se trata de un disco diferente y, en cuanto a las letras, más melancólico. Y quizás más maduro. No habla tanto de salir de joda –una palabra de origen latinoamericano habitual en el léxico de la banda y que viene a significar 'fiesta'– y que si para arriba y para abajo con los amigos todo el día como eran un poco los dos primeros. Aunque la esencia sigue siendo la misma, a pesar de que tenga una producción mayor.

–Básicamente, habéis cambiado el tequila por la ayahuasca.

–(Risas) Sí, vamos subiendo el nivel.

–¿La habéis probado?

–Sí, claro. El título viene a raíz de una experiencia que hicimos todo el grupo, porque ya llevábamos mucho tiempo oyendo hablar de la ayahuasca. Tuvimos una experiencia con un chamán y decidimos que había sido lo suficientemente importante como para darle el nombre al disco.

–Es un alucinógeno.

–Sí, aunque en ningún caso es una droga al uso. Es como una medicina que la gente tiene que conocer, informarse y prepararse. Sabemos que tenemos una parte de nuestro público bastante joven y en ningún caso queremos hacer apología de las drogas. Por eso no suelo profundizar mucho más en este tema.

–Y que no siempre hay un chamán a la vuelta de la esquina para hacer todo el ritual.

–Eso es. Primero hay que buscarlo. No es algo para hacer en casa tranquilamente.

–Taburete no es grupo que suene mucho en las radios o aparezca en las revistas musicales, pero tenéis más de 1,5 millones de oyentes al mes en Spotify, aparte de superar los 90 millones de visualizaciones en YouTube. Tampoco pegáis carteles de vuestros conciertos, pero habéis dado ya más de 180, con unos 200.000 asistentes. ¿Es la mejor prueba del cambio en la industria musical y del impacto de las redes sociales?

–Bueno, ahora sí que hemos colgado algunos carteles para esta gira por primera vez. Nosotros nos hemos movido bastante por las redes sociales y así conseguimos dar ese primer empujón y llegar a la gente. En la radio nos ha costado entrar, pero sí que sonamos ya. La canción '5 sentidos', que hicimos con Dvicio, la han puesto en Los 40 y en Cadena 100. Es verdad que nos costó trabajo. Al ser un grupo independiente, siempre es más complicado. Y ya, por petición popular, las han acabado poniendo.

Panorámica del concierto de Taburete en el Palacio de los Deportes de Madrid.
Panorámica del concierto de Taburete en el Palacio de los Deportes de Madrid. / Yolanda Moreno

–Cuando dices 'independiente', te refieres al tema de que no os respalda una gran compañía discográfica y que autoeditáis vuestros discos.

–Sí, nuestra discográfica la creamos nosotros y lo gestionamos todo, desde la contratación y el 'merchandising' hasta la producción de los discos. Vamos, que en vez de tener a Sony, Warner o Universal detrás, somos Voltereta, y somos los mismos amigos que lo montamos todo.

–Lo decía porque se puede confundir con música 'indie', aunque cada vez hay más grupos 'mainstream' camuflados de 'indies'.

–Se confunde un poco lo que es un grupo 'indie', con el sonido 'indie', que es lo que podría ser Vetusta Morla, Lori Meyers y ese tipo de bandas, lo que no quita que puedan estar con una gran discográfica. Nosotros somos un grupo 'indie', porque somos independientes, aunque tengamos un estilo diferente.

–Bueno, también es cierto que cada vez los festivales son más eclécticos, por decirlo de alguna manera, y aceptan ya todo tipo de música.

–Cada vez más. Es una buena noticia. Creo que hay menos prejuicios con la música y los festivales combinan diferentes estilos. Así, los que son de rock empiezan a incluir rap, reggae, grupos más rumberos… El Arenal Sound era más purista hace unos años, o incluso el FIB, y cada vez incluyen en su cartel a artistas más comerciales. Y Taburete, por ejemplo, ya ha actuado en el Sonorama un par de veces.

Morbo y prejuicios

–Aunque con vosotros parece que sí existen todavía prejuicios, lo que se ha reflejado a veces en los medios de comunicación, con reportajes del tipo «así son los fans de Taburete» para decir, básicamente, que son pijos, en lugar de hacer una crítica 100% musical de un concierto.

–Creo que cada vez hay menos de eso, pero nos ha costado salir de ahí. Las entrevistas que hago ahora no tienen nada que ver con las del principio. Eso es porque nos lo hemos ganado todo por derecho propio.

–En un reportaje de 2016, por ejemplo, dijiste que estabas «a pocas entrevistas» de que no te preguntaran más por tu padre. Quizás fuiste demasiado optimista.

–¿Optimista? Bueno, no. En las entrevistas de Taburete procuro solo hablar de la banda. Otra cosa es acudir a un programa de televisión como 'Chester' o de ese tipo, que fui yo como persona, y eso engloba muchas cosas. Pero salvo esa, solo doy entrevistas para hablar de Taburete, de la gira, de la música…

–¿Os escucharía más gente si no existieran todos esos prejuicios con Taburete?

–Creo que sí. O a más gente no le daría vergüenza decir que nos escucha, porque muchos lo hacen a hurtadillas. Posiblemente sí, pero no tengo reproches. Que cada uno haga lo que le apetezca y se ponga sus propias reglas a la hora de escuchar a un grupo.

–Por el morbo nadie va a ir a un concierto vuestro…

–La gente ya nos conoce. Sabe quiénes somos. Nadie ha pagado una entrada por morbo. Y si ha pasado, se sabían todas nuestras canciones.

–Aunque a veces la crítica no os trate del todo bien, supongo que aceptáis que, en lo estrictamente musical, se diga que vuestras canciones son pegadizas, pero simples o desechables.

–Los Beatles tienen un montón de canciones con tres acordes. Son simples y buenísimos. Al final, no por hacer algo más complicado va a ser mejor. Creo que por algo gustan nuestras canciones. Posiblemente sean simples, pero no lo veo como algo negativo.

Posiblemente nuestras canciones sean simples, pero no lo veo como algo negativo; los Beatles tienen muchos temas con solo tres acordes

–Queréis ocupar en cierta forma el hueco de bandas como Estopa, La Oreja de Van Gogh, Pereza, El Canto del Loco…

–Queremos ocupar el espacio hasta el que podamos alcanzar. Espero llegar cada vez a más gente. Lo que sí está claro y se ha demostrado es que somos un grupo que gusta tanto a niños como a adultos. Tenemos mucha suerte con eso. Ahora es cuestión de expandirse y llegar más lejos. Si nos quedamos como estamos, ya habremos triunfado. El gran propósito es mantener todo esto, que es lo complicado.

–Llegar más lejos haciendo 'electrochotis' con toques 'new age'.

–(Risas) Al principio, cuando formas un grupo, lo haces un poco de coña y pones descripciones con las tonterías que decimos, y esa era una de ellas. Y se ha quedado. Al grupo le ha ido bien, y eso está ahí como anécdota.

–¿Cómo es vuestra relación con Carolina Durante –en nuestra reciente entrevista con Diego Ibáñez hubo alusiones a Taburete–?

–Normal. Nos hemos encontrado en algún festival. No somos amigos ni enemigos. Sin más.

–¿No existe una rivalidad a lo Oasis vs. Blur?

–No. A lo mejor a ellos les apetece un poco, pero no creo. Ni somos Blur ni Oasis.

–No os sentó mal aparecer en la letra de su canción 'Cayetano' («Todos mis amigos se llaman Cayetano; no votan al PP, votan a Ciudadanos; Morat, Taburete, qué grupazos; en sus conciertos, cómo lo pasamos»).

–¡Qué va! Me hizo gracia. Y tienen canciones que me gustan musicalmente, que me divierten y están bien.

¿Rivalidad con Carolina Durante? A lo mejor a ellos les apetece un poco, pero no creo

–Por cierto, me llevé una gran decepción al visitar el 'Rincón del Hater' de vuestra web. La mayoría de los comentarios eran positivos, de seguidores que querían conciertos de Taburete en sus ciudades. Los únicos negativos eran de personas que no habían recibido sus camisetas. Bueno, y un «no tocáis una mierda».

–(Risas) Lo hicimos al principio, cuando nos caían más guantazos, y lo pusimos un poco para que la gente se desahogase, pero la verdad es que no tenemos otro sitio de comentarios en la página, y al final ganan los fans, que son los que más se meten en la web. Pero ahora que lo dices, creo que va siendo hora de que lo quitemos y pongamos un sitio de comentarios normal.

–Para 'Rincón del Hater' ya está Twitter.

–Twitter es Vietnam. Eso es la guerra absoluta.

–¿Tienes perfil personal?

–Yo no, pero Taburete sí. La verdad es que no tenemos muchos seguidores en Twitter. Llegamos más a la gente a través de YouTube, Instagram y Facebook. Twitter lo tenemos un poco más para seguir la actualidad.

–Te imaginas con una carrera larga como Hombres G o un grupo como Taburete tiene fecha de caducidad.

–La verdad es que no me imagino haciendo otra cosa. Ojalá podamos estar tanto tiempo como Hombres G y dedicarnos toda la vida a esto, porque somos muy felices. Es un trabajo increíble, muy divertido y gratificante. Mientras haya canciones, habrá Taburete.

–Mantienes todavía tu 'sexto sentido' para saber si una canción va a triunfar o no.

–Lo tenía antes, pero ya me he equivocado alguna vez en cuanto a la canción que creo que va a arrasar, y luego pasa más desapercibida, y de la que no me espero nada y, de repente, es la que triunfa, como es el caso de 'Sirenas' y otras de este disco. No lo sé. Antes creía que sí, pero ahora cada vez me equivoco más en eso.

Bonus tracks

–¿Qué disco ha marcado más tu carrera?
–'La ley innata', de Extremoduro. Es de mis favoritos.
–¿Cuál fue la primera canción que aprendiste a tocar?
–'Rojitas las orejas', de Extrechinato y tú. Un grupo que tenía Robe, de Extremoduro, y Fito Cabrales, de Platero y Tú y Fito & Fitipaldis.
–¿Qué banda nunca faltaría en un festival organizado por ti?
–Estopa. Es un grupo muy divertido y que le gusta a todo el mundo. No falla.
–¿Qué canción debería sonar en un bar para que decidieses irte?
–No me gusta nada U2. Aunque no me iría del bar (risas).
–¿Cuál es tu mejor recuerdo musical?
–El primer Palacio de los Deportes de Madrid que llenamos, en 2017. Fue un salto muy grande y todo salió fenomenal. Fue la máxima felicidad a la que se puede llegar en un momento determinado.
–Un concierto al que asistieras y que te decepcionase.
–Ninguno. Tampoco he estado en tantos conciertos.
–Cuando vas como público a un festival, ¿eres de los que pasas más tiempo en el escenario principal o en los secundarios?
–En el principal.
–¿Cuándo fue la última vez que te pusiste nervioso al conocer a alguien?
–Con Leiva, me puse realmente muy nervioso.
–¿Liam o Noel?
–No soy muy fan de Oasis. El que esté más loco de los dos. Creo que Liam.
–Si te llama C. Tangana y te pide una colaboración, ¿qué le contestarías?
–Sí. Habría que ver el tema y conocernos, pero no diría de primeras que no. No me importaría combinar con casi nadie.