La Verdad

Aún quedan sin cambiar 1.641 millones de euros en pesetas

Pesetas y billetes.
Pesetas y billetes. / ARCHIVO
  • Cuando se cumplen 15 años de la desaparición de la antigua moneda, se conservan 842 millones en billetes y otros 799 millones en calderilla

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La 'rubia' dijo adiós definitivamente al uso diario el 28 de febrero de 2002, después de dos meses de convivencia junto al, por entonces, pujante euro. Desde aquel día no se puede pagar en pesetas, pero los ciudadanos aún conservan 1.641 millones de euros en efectivo, lo que equivale a más de 273.000 millones de las antiguas pesetas, según el Banco de España.

El valor de la calderilla que aún reservan los españoles como reliquia de una historia que se prolongó durante 133 años es menor que el de los billetes de los que disponen. En este caso, asciende a 842 millones de euros -más de 140.000 millones de pesetas-, frente a los 799 millones -casi 133.000 millones de pesetas- en monedas.

Aunque el uso de la moneda única fue masivo casi desde el primer día, el supervisor bancario estimó que el 45 % de las monedas en pesetas que estaban en circulación antes de la entrada del euro nunca serán entregadas al Banco de España para su canje. Permanecerán en manos de los ciudadanos como pieza de coleccionismo, o bien por deterioro, o por pérdida o por la salida del país en manos de los turistas.

En cualquier caso, sus propietarios disponen aún de casi cuatro años para cambiar ese efectivo. Lo pueden hacer, ya de forma definitiva, hasta el 31 de diciembre de 2020, pero sólo en las instalaciones del Banco de España, y no en las entidades financieras.

El cambio de divisa no solo supuso pasar de pensar en los 'duros' o las 100 pesetas a las monedas de un euro o los billetes de cinco. Además, trajo consigo un encarecimiento de la cesta de la compra que, quince años después, ha supuesto un repunte de precios del 34,5 %. En mismo periodo, el sueldo medio ha crecido menos de la mitad.