Ricardo Ruipérez: «Todos quieren tener éxito y llenar estadios»

Ricardo Ruipérez, fotografiado en Menorca. / fuen pérez
Ricardo Ruipérez, fotografiado en Menorca. / fuen pérez

El guitarrista y compositor de M Clan prepara el lanzamiento de su primer álbum en solitario.

Jam Albarracín
JAM ALBARRACÍN

El próximo mes de noviembre verá la luz 'En la distancia corta', el primer álbum en solitario de Ricardo Ruipérez. Ante el guitarrista y compositor de M Clan, la otra mitad de la banda murciana junto a Carlos Tarque, se abre una nueva e ilusionante etapa en la que alternará su producción propia con la de su exitoso grupo. El de La Alberca, persona de firmes convicciones y determinación inquebrantable, cumple justo hoy 51 años, más de la mitad de ellos dedicado de manera profesional a la música.

-Felicidades.

-Muchas gracias.

-¿Siempre tuvo claro que se dedicaría a la música?

-Sí [rotundo].

-¿Cuándo se dio cuenta?

-Fue en uno de estos conciertos de instituto, yo tendría unos 15 años y recuerdo que pensé: 'Mataría por estar ahí'. Entonces ya andaba loco con la guitarra tocando, pero no tenía ni grupo.

-Aquello de juntarse a tocar con unos colegas para ligar nunca fue su plan.

-No, yo quería llenar estadios. Tocar música, que es una cosa maravillosa, y ser lo más grande posible. Todos quieren tener éxito y llenar estadios y el que diga lo contrario, miente.

Doce tragos

1 -¿Un sitio para tomar una cerveza?
-En El Asador, en La Alberca; y en La Tropical, en Los Alcázares.
2 -¿Una canción?
-'Thunder Road', de Bruce Springsteen.
3 -Libro para el verano
. -'El sonido de los Beatles', de Geoff Emerick.
4 -¿Qué consejo daría?
-La obra es más importante que el autor.
5 -¿Cuál es su copa preferida?
-La primera cerveza es la mejor.
6 -¿Le gustaría ser invisible?
-¿Más?
7 -¿Un héroe o heroína de ficción?
-Paul McCartney.
8 -Un epitafio.
-Te lo dije.
9 -¿Qué le gustaría ser de mayor?
-Un niño pequeño.
10 -¿Tiene enemigos?
-Alguno habrá por ahí, tampoco me preocupa.
11 -¿Lo que más detesta?
-La frivolidad y la impuntualidad me molestan especialmente.
12 -¿Un baño ideal?
-En el Mar Mayor de La Manga del Mar Menor.

-¿Nunca pensó que muchos lo intentan pero pocos lo logran?

-Sí, pero nunca me echó para atrás. ¿La inconsciencia de la juventud? ¡Y qué! Si esto es lo más grande. Y realmente es así, esa sensación para mí no tiene parangón. No te exagero si te digo que puede ser como cuando un tío mete un gol en una final de Champions. Ese momento, con miles de personas cantando una canción tuya, es el gol de Iniesta.

-¿Siempre ha conseguido lo que se propone?

-Casi que sí. Soy una persona con mucha determinación. De hecho, en esto [se refiere a su disco en solitario] casi nadie creía. Realmente nadie creía que yo era capaz de hacer un disco así. Siempre he confiado mucho en mí. Porque además sé que si no lo consigo, no lo voy a hacer.

-¿Nunca duda?

-Mis dudas son ante el desconocimiento y, con la edad, ante la fragilidad propia del ser humano. Somos tan frágiles que aparecen las dudas. Yo cuando era más joven no tenía dudas. Siempre hice lo que me propuse y lo que quise, no había marcha atrás.

-¿Tampoco ha dudado antes de lanzarse a esta nueva aventura?

-Lo de este disco es una prueba de fuego y ahora me queda defenderlo en directo, pero lo haré. Y creo que lo haré bien. Yo bromeaba con Nortes [productor del disco] y con Bonilla [A&R de Warner Music] y les decía: 'Yo como El Cordobés, o te compro un chalet o te visto de luto'. Aquí no hay medias tintas. Cuando hago algo voy a muerte.

-Siempre ha sido una persona responsable. ¿Recuerda cuándo se dio cuenta de que uno debe tomar las riendas de su vida?

-Yo fui consciente de eso desde muy pequeño. De hecho, empecé a trabajar con mi padre y emocionalmente no podía. Siempre he sido muy independiente y me he responsabilizado de mis decisiones. Luego, ya el hecho de ser padre te pone en otra onda. No tiene nada que ver, juegas a otro deporte.

-¿Cómo ha cambiado su vida ser padre [tiene dos gemelas de 11 años, Aitana y Daniela]?

-Me ha hecho ver la fragilidad, el miedo, enfrentarte a la responsabilidad de saber que eres un ejemplo, aunque tú no te quieras considerar ejemplo de nada. De repente hay dos personas que dependen en todo de ti, que son beneficiarios pero también víctimas de tus decisiones. Pero tampoco hay que dramatizar, estamos bien, me imagino que para una familia que no llegue a fin de mes sí que debe ser duro.

M Clan, paso a paso

-Es futbolero y merengón, pero además florentinista.

-Sí. Me ilusiona la nueva etapa y no me duele que el Madrid haya perdido este año. Después de tres Champions, el Madrid tiene que regenerarse. Siempre he sido muy pro Florentino. Me parece que una entidad como el Madrid necesita un 'iluminado' como él.

-¿Sigue veraneando en Mazarrón?

-Ahora, si no estoy tocando, prefiero moverme, hacer algún viaje con la familia. Mazarrón para mí siempre tendrá el componente de la adolescencia y del corazón. El coche con el primer carné, las pandillas, fueron cuatro o cinco años pero de los que te marcan. La Manga me encanta para bañarme, pero yo emocionalmente soy de Mazarrón.

-Vuelvo a su disco. ¿Era algo que llevaba tiempo pensando?

-Sí, era algo con lo que fantaseaba desde hace tiempo, pero nunca me lo planteaba en serio. Sabía que un día quería hacerlo, la música es una manera muy buena de conocerte, porque tienes que buscar dentro de ti. Para mí el hecho de componer tiene un factor terapéutico grande. Yo vierto ahí mi alegría, mi ansiedad, mis frustraciones, mi dolor... Desde ese punto de vista es desde el que tenía sentido hacer el disco. Y este era el momento adecuado.

-Hubo quien le aconsejó que no lo hiciera, a diferencia de Tarque.

-Sí, pero porque quien lo hizo no sabe lo que es hacer canciones. Tarque es un gran cantante y lo que haga lo hará bien. En mi caso se trata de un trabajo más exhaustivo, había que desarrollarlo más.

-Es la primera vez que asume la voz solista. ¿Cómo se ha sentido?

-Ha sido un proceso, primero de encontrar mi tono. Yo en los coros la voz que hago es impostada, no es mi voz natural. Hacer esa reconversión me ha costado tiempo. Una vez que encontré mi tono, encontré la verdad, la manera de contar la verdad. Porque este disco va de eso, no es un ejercicio, es 'dime cuál es tu puta verdad'.

-¿Hay M Clan para rato?

-Yo creo que M Clan, ya lo dijimos hace un tiempo, tiene que hacer cosas con un sentido, con una razón. Ya no es tiempo de hacer discos por hacer. El siguiente paso va a ser un 20 aniversario de 'Sin enchufe', grabaremos un concierto en Madrid, en acústico, con canciones que no están en ese disco. Empezaremos Tarque y yo a componer el año que viene y se debe lanzar a finales de 2020. Haremos una gira, miraremos dónde estamos y el siguiente, ya veremos. Yo creo que nuestras carreras en solitario seguirán y luego a ver qué queremos hacer. Lo que no podemos hacer es ir por ahí haciendo 'Carolina' por los pueblos para llevárnoslo. Eso no.

Los amos del mundo

-¿Qué asuntos le preocupan desde una óptica política, humanitaria, social?

-Estamos en una sociedad en la que no importa demasiado el individuo. Nos hacen creer lo contrario, pero es humo, una fachada. No les interesas, interesa el negocio que generas, interesa la cultura del ocio. En los grandes festivales ya ni se habla del cabeza de cartel, no es importante. Lo que importa es que haya una carpa con el Circo del Sol, una noria de 100 metros, guarderías para los niños, que el patrocinador en vez de 100.000 aporte un millón y que el público se sienta un privilegiado. Tienes el mejor móvil, el mejor 'look', juventud y un billete de avión por 40 pavos ida y vuelta: somos los amos del mundo. ¿Qué más se puede hacer? Nada, somos los amos del mundo.

-¿Cambio de paradigma, signo de los tiempos?

-Para mí hay un error de base y lo maquillamos, sobre todo en España, con ocio y con buena vida. Ha cambiado el referente, la lucha ya queda como algo casposo. El 15-M fue maravilloso hasta que ha acabado diluyéndose. Es una sociedad de vértigo que no me interesa. ¿Y qué me interesa? Pues la esencia de las cosas, acepto la realidad, pero sin volverme loco. Somos estadística, como los jugadores de la NBA. Humanoides explotados sin que nos demos cuenta.

«Tenemos el mejor móvil, el mejor 'look', juventud y un billete de avión por 40 pavos: somos los amos del mundo»

-¿Un concierto que nunca olvidará?

-El de Los Rodríguez en el Bésame Mucho de Torre Pacheco. Estaban rulando con el 'Disco Pirata' e iban a sacar 'Sin documentos', del que tocaron algunos temas. Unas 120 personas, un concierto espectacular. ¡Qué buenos eran!

-¿Y como músico?

-Muchos. Por ejemplo, las noches del Price fueron espectaculares las dos. También el de la grabación de 'Sin enchufe'; y recuerdo uno en La Coruña en 2005, en esa época lo poníamos todo patas arriba.

-Recuerdo una frase que me dijo hace tiempo: «Cuando crees tener un gran estribillo, entonces tienes una buena estrofa».

-Si tuviera que dar un consejo, porque en realidad con los años lo que ves es que cada vez sabes menos, es que para hacer algo bueno necesitas a mucha gente, gente que probablemente sabe más que tú. El trabajo de equipo es fundamental. Los que te rodean te hacen estar en un sitio o en otro.

-¿Cómo lleva lo de dejar de ser joven e indestructuible?

-De momento, bien. Me mantengo fuerte, también porque tengo que estarlo por mis hijas. Pero sí que aparece la melancolía, se empiezan a mitificar cosas del pasado que no fueron tan importantes en su momento, o sí, pero que con el paso del tiempo se hacen más grandes. Supongo que eso es el paso del tiempo. Siempre viví el momento, nunca pensé que me estaba llenando de 'background'.

-Oiga, ¿y cuando escucha a un grupo y dice 'esto es M Clan'?

-Lo veo con cariño. Hemos sido un grupo con mucha personalidad y de algún modo hemos creado escuela. Que seamos un referente no deja de ser una satisfacción.

-¿Está al tanto de lo que se cuece musicalmente en Murcia?

- Sí, y me siento muy orgulloso del nivel que hay. Aparecen Viva Suecia, que son muy buenos, y lo petan. Y Nunatak lo hacen muy bien. Hay un salto generacional, son mejores que nosotros a su edad. Murcia está a la cabeza.

-En 'Ahora que dudo' canta «Con el viento en contra vuelvo a empezar». Pero permítame, la sensación es que el viento le ha soplado más a favor.

-Sí, aunque ahora tenía un claro componente en contra. Esa canción habla de este proceso, de la primera línea hasta la última. Por eso dice: «Brindo por mí».

-Brindemos, pues.

Temas

M Clan