«Mi infancia ha sido muy feliz»

Rebeca Pérez pasea por el carril bici de Murcia Río. / martínez bueso
Rebeca Pérez pasea por el carril bici de Murcia Río. / martínez bueso

Rebeca Pérez es la concejal de Movilidad Sostenible y Juventud de Murcia

Jam Albarracín
JAM ALBARRACÍN

Segunda teniente de alcalde, portavoz y concejal de Movilidad Sostenible y Juventud del Ayuntamiento de Murcia -lo que abarca transportes, tráfico, la Oficina Municipal de la Bicicleta, limpieza viaria y gestión de residuos urbanos, limpieza de interiores, proyectos estratégicos y juventud-, Rebeca Pérez (El Esparragal, Murcia, 1980) es algo así como la 'superconcejal' del Ayuntamiento de Murcia. Pero, además de una energía en apariencia inagotable, si hay algo que llama especialmente la atención en Rebeca es que donde otros políticos se manejan con solvencia y corrección a ella la pasión se le escapa por las costuras. Su confianza y entusiasmo resultan contagiosos, afirma que «escuchar es la base de la política» y aunque ella afirma que «no se ve mucho más allá de donde se encuentra ahora», lo cierto es que resulta complicado advertir su posible techo. Su amabilidad y cercanía, sobre todo esta, tampoco resulta tan frecuente entre la clase política. Rebeca es la concejal a la que uno se encuentra en un concierto.

-Ya lo era de algún modo, pero desde la formación del nuevo equipo municipal de gobierno se ha convertido en la 'superconcejal Rebeca'.

-Bueno, yo realmente creo en el equipo, en la capacidad y la fuerza que tiene todo un equipo humano para trabajar coordinadamente y poder sacar proyectos estratégicos y transformadores de la ciudad. Al final, que vaya en el número dos o en el número once del equipo creo que no es importante, ni siquiera determinante, porque todos mis compañeros llevan competencias igualmente importantes.

«Estamos en plena ebullición artística, creo que Murcia siempre lo ha estado, pero ahora es aún más evidente»

-¿Cuál de las competencias asumidas le ilusiona más?

-Estoy ilusionadísima con las que se añaden a mi cartera, como el área de movilidad, que integra transporte e integra también todo el tráfico de la ciudad, que se enfrenta a un reto importantísimo como es transformar el modelo de transporte público esencial de movilidad metropolitana a lo largo de estos próximos años. Estoy convencida de que es un ámbito que tiene un margen de mejora muy grande y por lo tanto es un reto para mí. Es un proyecto estratégico dentro del diseño de transformación de la ciudad.

-Un plan de movilidad metropolitana que mejore la calidad de vida de los murcianos y murcianas.

-Eso es. Que acerque las pedanías al centro de la ciudad y a todos los servicios, también a los hospitales de referencia, a las universidades, a los centros de trabajo; queremos luchar por una igualdad de oportunidades, y eso pasa por una igualdad en materia de movilidad.

-Los transportes en Murcia han mejorado algo estos últimos años, pero todavía hay un déficit.

-Sí, hay un déficit sobre todo porque no están adaptados al perfil de usuario del año 2019 en Murcia. Un modelo de transporte que se ha quedado desactualizado, descontextualizado y que hay que estudiar desde todos los ámbitos. Aquí entra la propuesta del alcalde del tranvibús -líneas combinadas de tranvía y autobús-, pero también de la mejora de las frecuencias, de los horarios, de apostar también por la movilidad sostenible, de la peatonalización de espacios, la creación de aparcamientos disuasorios públicos a un precio muy asequible que descongestionen el centro de la ciudad... Este modelo de transporte tiene que ayudar a fomentar un municipio mucho más sostenible.

-No vale contestar todas, así que si le digo que elija su ocupación favorita...

-Me apasionan todas las competencias que tengo, de verdad, porque movilidad es un reto, pero es verdad que si tuviese que poner en valor especialmente una, sería la de Juventud, que la sigo manteniendo del anterior mandato y que para mí es casi la 'niña de mis ojos', porque me ha permitido estar en contacto permanente con personas jóvenes con una capacidad, creatividad y talento desbordantes. Desde luego, va a ser un área que vamos a seguir impulsando, con la que vamos a seguir dejándonos la piel.

1
-¿Un sitio para tomar una cerveza? -Cualquiera en Murcia, si es en buena compañía.
2
-¿Una canción? -'U Again', de Poolshake.
3
-Libro para el verano. -'Misión olvido', de María Dueñas.
4
-¿Qué consejo daría? -Persigue tus sueños.
5
-¿Cuál es su copa preferida? -Soy más de cócteles de frutas o granizados.
6
-¿Le gustaría ser invisible? -No, prefiero compartir momentos.
7
-¿Un héroe o heroína de ficción? -Wonder Woman.
8
-Un epitafio. -Nunca lo había pensado y prefiero seguir así.
9
-¿Qué le gustaría ser de mayor? -Feliz.
10
-¿Tiene enemigos? -No hago méritos para tenerlos.
11
-¿Lo que más detesta? -La injusticia y el desinterés.
12
-¿Un baño ideal? -Cualquiera bajo la lluvia.

-Cuenta con un equipo sólido y valioso.

-Sin duda. Tengo detrás un equipo humano impresionante, hay un trabajo ingente de 20 años que ha servido para posicionarnos como un servicio de juventud referente a nivel nacional, por encima de ayuntamientos importantes como Málaga, Madrid o Zaragoza. Muchos se fijan en iniciativas que impulsamos desde el área de Juventud de Murcia. Queríamos que los artistas sintieran nuestra cercanía, pero también nos preocupa su proyección, de ahí que hayamos firmado convenios con otros ayuntamientos para hacer intercambios culturales o que sigamos participando con una cuota cada vez mayor en la Bienal de jóvenes creadores de Europa y del Mediterráneo.

-¿Será Murcia sede de la Bienal algún año?

-Ese es mi empeño y estoy convencida de que así va a ser. Estamos en plena ebullición artística, yo creo que Murcia siempre lo ha estado, pero ahora es aún más evidente. Entonces, yo creo que es el momento de dar ese salto, de apostar claramente por que la próxima Bienal se celebre en Murcia.

-¿De jovencita ya era la delegada de clase, la que organizaba las reuniones?

-Siempre me ha gustado, la verdad es que he estado muy involucrada en la vida social de mi día a día: participaba en el Auto de los Reyes Magos, he sido delegada de clase, me encantaba asistir a cursos, talleres..., era muy activa. Siempre he sido muy inquieta y he estado muy implicada socialmente, y creo que eso de alguna manera lo interiorizas, lo normalizas y después lo exteriorizas.

«Me preocupa el cambio climático, y me interesa el hecho de que ciudadanos y administraciones vayamos poniendo sobre la mesa este asunto como prioritario»

-¿Qué le asustaba de niña?

-No sentí miedo de niña, probablemente porque mi infancia ha sido muy feliz, rodeada de mis padres, de mis hermanos y de mis primos; he vivido mucho la calle, me encantaba estar en contacto permanente con la huerta, un ecosistema único. El Esparragal está en pleno corazón de la huerta, por lo que he tenido una infancia en pleno contacto con la naturaleza, los animales; la recuerdo recogiendo cangrejos en la acequia, entre los nispereros, los nogales...

-¿Y de mayor?

-Hombre, me puede asustar no estar a la altura de lo que los murcianos esperan de mí, porque han depositado su confianza y quiero responder en la misma medida. Y por supuesto hay temas más generales que me preocupan como puede ser el cambio climático, me interesa el hecho de que ciudadanos y administraciones vayamos poniendo sobre la mesa este asunto como prioritario.

Inquieta

-¿Ha sentido alguna vez rechazo o discriminación por ser mujer?

-Nunca, nunca. Creo que he sido afortunada porque me consta que hay mujeres que lo han sufrido en distintos ámbitos y eso me entristece. Yo soy una defensora a ultranza de la igualdad real y soy consciente de que hasta ahora se han puesto muchos obstáculos para conseguirlo, pero no ha sido mi caso.

-¿De chiquilla era muy bulliciosa?

-Pues sí, he sido muy movida, muy inquieta; no paraba ni un momento. Recuerdo toda mi infancia en la calle siempre, jugando al escondite, a las canicas, a los cromos..., pero siempre rodeada de toda mi familia: de mis primos, de mis amigos, con mis mascotas. Tuve una infancia muy feliz y la verdad es que la viví con muchísima intensidad.

-¿Solía veranear con su familia en algún lugar en concreto?

-Bueno, nosotros hemos veraneado desde pequeños en Los Urrutias, en el Mar Menor. Yo no soy mucho de playa, reconozco que soy más de ciudad y de municipio, de pedanía. Me gusta estar en El Esparragal y aquí en la ciudad; creo que también tiene su encanto cuando ya hay menos gente y puedes pasear con tranquilidad o cuando puedes aparcar en el centro porque no hay tanta aglomeración de coches: me gusta la ciudad en verano.