Del cable a internet, la nueva vida de la llamada telefónica

Del cable a internet, la nueva vida de la llamada telefónica

Los jóvenes se olvidan de marcar y prefieren las redes sociales

JOSÉ ANTONIO GONZÁLEZ

¿Quién iba a pensar hace dos tres décadas que no haría falta estar sentado enganchado al teléfono para hacer una llamada? La palabra cobertura móvil ni siquiera existía y ahora es esencial para comunicarse. Sin embargo, a ese nuevo concepto le aparece un nuevo competidor: llamadas desde el ordenador.

Lejos queda la primera llamada telefónica realizada en España y que data del 19 de marzo de 1880. Una de las primeras en el entorno rural y de las más largas realizadas en el Viejo Continente.

Casi 140 años después, España marca hitos también en la comunicación, pero ahora son llamadas sobre redes de quinta generación y los ciudadanos sostienen en sus manos smartphones 5G con pantallas infinitas y multitud de cámaras.

En 1854, el italiano Antonio Meucci fabricó el primer teléfono casero al que bautizó como teletrófono. Este rudimentario dispositivo le permitía conectar dos estancias de su casa. Un pequeño paso que quedó eclipsado por el escocés Alexander Graham Bell, que consiguió la patente del teléfono en Estados Unidos en 1876.

Estos fueron los primeros pasos de la comunicación telefónica que culminaron un 10 de marzo de ese ejercicio con estas palabras: «Señor Watson, venga aquí, quiero verle». Esta simple conversación entre Graham Bell y su asistente dio el pistoletazo de salida a las llamadas.

Con ello llegaron los nuevos puestos de trabajo que dan nombre a una famosa serie de Netflix. Para que dos personas pudieran conectarse eran necesarias centralitas, que eran operadas por trabajadores y trabajadoras de forma manual.

El Ejército innova

En paralelo, el mundo militar avanzaba a pasos agigantados. La Segunda Guerra Mundial amplió la importancia de la tecnología en las telecomunicaciones. Motorola aterrizó en el negocio para trasladar los mensajes de las tropas a través de las ondas de radio de 600 kHz.

Un rudimentario walkie-talkie que se convirtió en 1973 el primer móvil inalámbrico. Motorola y Martin Cooper desarrollaron el Dyna-Tac de 33 centímetros y un kilogramo de peso. Nada de pantallas infinitas y mucho menos carga rápida, su batería tardaba 10 horas en recargarse.

Mientras en España, los teléfonos de pago previo proliferaban. A finales de los años 20 del siglo pasado, la Compañía Telefónica Nacional de España (CTNE) comenzaba la instalación de los primeros teléfonos de uso público. Con ellos llegaron las famosas cabinas telefónicas españolas.

La primera se instaló en Madrid en el parque del Retiro, a la que posteriormente se sumó otra en la Carrera de San Jerónimo nº7. 90 años después, el servicio es deficitario y agoniza. En la capital, la media de uso es de 0,59 llamadas por día y cabina, correspondientes a las 987 unidades que posee en sus calles. Actualmente en España, existen aún más de 16.000 «teléfonos de pago previo» como se denominaron en sus comienzos, pero la demanda se desploma cada ejercicio.

El culpable el smartphone. España destaca por el incremento de la tasa de penetración de smartphones, según el estudio de Google Our Mobile Planet: Global Smartphone User. En tan sólo unos meses, se pasó de un 33% al 44%, convirtiéndose en la segunda más alta, por encima incluso de Estados Unidos.

Fin de las llamadas

La llegada de internet ha acabado con la edad de oro de las llamadas telefónicas. En 1979, la japonesa NTT se presentó como la primera operadora móvil. Llegó a Tokio para conectar a más de 20 millones, pero aún quedaban dos décadas para llevar internet al móvil.

El siglo XXI conectó al mundo y cambió la forma de comunicarse. Las llamadas dejaron paso a los SMS y 1 lnguaj q s acortaba xra ahorrar. Estos eran los mensajes cortos, que ahora se replican en las aplicaciones de mensajería instantánea.

Las llamadas de teléfono están en peligro, pues sólo el 24% de los españoles sigue llamando por el móvil.  Los jóvenes y los móviles los «culpables»: El 96,8% de los jóvenes entre 14 y 24 años utilizó WhatsApp como canal preferente para comunicarse con familiares y amigos. La Generación Muda, así los bautiza Telefónica en su informe La Sociedad Digital en España. Esta investigación revela que, hoy en día, hay más líneas de móviles que españoles, concretamente 53 millones.

Las cabinas quedan para documentales y películas históricas y dan paso a la Voz sobre protocolo de internet (VoIP). Los cables de las centralitas son historia y los cables telefónicos también. Las llamadas se realizan mediante una señal de voz en forma digital, en paquetes de datos, en lugar de enviarla en forma analógica a través de circuitos utilizables solo por telefonía convencional.

De WhatsApp al PC

La VozIP es el pilar esencial de las llamadas de WhatsApp de Facebook y que Microsoft quiere sumar a su negocio. La compañía de Redmont está trabajando en una nueva actualización de su aplicación Your Phone, creada para sincronizar un dispositivo Android con un PC, que permita hacer llamadas desde el escritorio del ordenador en Windows 10.    

Un usuario de la fase de prueba de esta nueva actualización de Your Phone ha filltrado a través de su cuenta de Twitter dos imágenes de esta función bajo el texto «App Your Phone con llamadas y soporte para marcar, puedo confirmar que funciona».

En la primera imagen se puede ver una opción de llamadas, en la que se indica entre paréntesis 'en vista previa', en el escritorio del PC y desplegado un panel para marcar un número para llamar, con la posibilidad de comenzar una llamada o colgar. Además, presenta la opción de buscar un número de teléfono entre los contactos del dispositivo.

En la segunda imagen, se muestran los ajustes donde aparece una nueva función denominada 'llamadas', que permite activar o desactivar.

Esta opción está diseñada para Windows 10 y el usuario ha asegurado que ya se puede probar en la build v1.19082.1006.0 de la fase de prueba de la aplicación.