El cambio en el pan que compras todos los días que empezarás a notar dentro de muy poco

El cambio en el pan que compras todos los días que empezarás a notar dentro de muy poco

Las modificaciones de la normativa del pan entrarán en vigor el próximo 1 de julio

LA VERDAD

Tras décadas de inmovilismo, la normativa del pan por fin se ha modificado. La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) asegura que el cambio favorece a los usuarios, ya que les asegura mayor calidad y protección. La nueva normativa comenzará a aplicarse a partir del 1 de julio de 2019 y contempla, entre otras cosas, la redefinición de algunos tipos de pan y la bajada del IVA.

A partir de ahora no nos darán gato por liebre y es que algunos panes que se vendían bajo el indicador de «integral» no lo eran. Así solían venderse los elaborados con harinas blancas y ciertas cantidades de salvado. La nueva norma hará que sólo los cocinados con harina integral o de grano entero sean considerados como tal. Lo mismo ocurre con el pan «artesano», que suele venderse así aunque no haya seguido ese proceso de elaboración.

También se acotará el uso del término «a partir de masa madre». En algunos casos se utiliza para vender pan con aromas de masa madre pero que, sin embargo, ha pasado por una rápida fermentación. Realmente el pan que se hace a partir de masa madre cuenta con una fermentación superior a las ocho horas, sin apenas levadura. Este proceso da lugar a una miga más uniforme y aromas derivados de las bacterias ácido-lácticas.

Información relacionada

Por otra parte, algunos tipos de pan, como aquellos elaborados con cereales y los bajos en sal, entrarán en la lista de panes comunes. Esto implica que su IVA bajará del 10% al 4% y, por tanto, será más barato. La medida más saludable que adopta la nueva normativa es la relativa a la sal. El límite máximo de sal en el pan común será del 1,31%.