Poesía con un puñado de esparto

Algunas piezas de la muestra de la Fundación Pedro Cano, todas ellas realizadas con fibra natural. Entre ellas hay una de Pedro Cano, en el centro del combo. / FUNDACIÓN PEDRO CANO
Algunas piezas de la muestra de la Fundación Pedro Cano, todas ellas realizadas con fibra natural. Entre ellas hay una de Pedro Cano, en el centro del combo. / FUNDACIÓN PEDRO CANO

La Fundación Pedro Cano expone hasta el domingo una selección de piezas de arte realizadas con esta fibra natural y un poema visual filmado en Blanca

Manuel Madrid
MANUEL MADRID

Del latín spartum, y este a su vez del griego spárton, quizás no haya en la Región de Murcia planta más famosa que el esparto. De la familia de las gramíneas, con sus cañas de 70 centímetros de altura, arrolladas y filiformes, duras y tenacísimas, como describe la RAE, las hojas son empleadas en la industria para hacer sogas, esteras, tripe, pasta para fabricar papel, etcétera. En esta provincia, gracias a su clima seco, abunda esta especie herbácea y abustiva, que forma parte de nuestro universo cotidiano, ya sea en utensilios de labranza, para la trilla, para las labores del hogar, en los aperos para animales... El esparto es, precisamente, protagonista de la exposición 'Un nuevo territorio', que se puede ver hoy, mañana y el domingo -el último día- en la Fundación Pedro Cano de Blanca. Esta muestra de arte contemporáneo y artesanía tradicional, que a buen seguro va a despertar la admiración de los visitantes, se concibe por parte de la Fundación Pedro Cano como «una justa reivindicación a un arte y a unas gentes que se dedicaron a él en cuerpo y alma».

Esta propuesta de arte contemporáneo renueva la imagen, reconsidera y revitaliza el material y las cualidades poéticas del esparto, asegura el equipo de la Fundación, compuesto por María del Carmen Sánchez-Rojas Fenoll (directora), Raquel Vázquez-Dodero Fontes (gerente), Heliodora Sánchez Molina y Carmen Box Bermejo (guías del museo). «Las raíces son importantes. Simbolizan una conexión entre el aire y la tierra, también simbolizan el origen y la tierra ancestral, donde la superficie de la tierra en movimiento se aposenta y juega en el efímero estrato de sistemas interconectados hasta el lecho de roca. El esparto forma parte de dichas estructuras; su presencia, al igual que su ausencia, se sienten física y emocionalmente en los paisajes del sur de España», explica la entidad en uno de sus folletos.

'Esparto. Un nuevo territorio'

Dónde
Fundación Pedro Cano. Edificio MUCAB. Avenida del Río Segura S/N 30540 Blanca.
Cuándo:
Viernes, sábado y el domingo (último día de la exposición, inaugurada el 2 de febrero).
Horario:
Viernes (de 10 a 13 y de 17 a 19 horas); sábado (de 11 a 14 y de 17 a 19 horas) y domingo (de 11 a 14 h).

Arte, cultura, paisaje e historia se aúnan en la muestra, fruto de tres años de investigación, tejiendo conversaciones y facilitando conexiones a través del esparto. El proyecto, asegura el equipo directivo, explora en qué modo la narrativa histórica del esparto influye en el potencial creativo del arte contemporáneo. Dibujo, escultura, instalación, fotografía, película y piezas de artesanía es lo que van a encontrar quienes este fin de semana se acerquen hasta el emblemático MUCAB, diseñado por Martín Lejarraga, junto al río Segura.

Los artistas que participan en esta ocasión son Lorena Álvarez, Elena Azzedin [directora de residencias AADK, como el Centro Negra de Blanca, otra institución que abandera la cultura en Blanca], Pedro Cano -Hijo Predilecto de Blanca e Hijo Adoptivo de Anguillara, el pueblo italiano donde encontró un paraíso-, Yamandú Canosa, Luce Choules, Ramón Enrich, Rob and Harriet Fraser, Gonzaga Gómez-Cortázar Romero, Laura Harrington, Sigrid Holmwood, Abraham Hurtado, E. Jackson, Lina Sofia Lundin, Anna Macleod, Melissa Marks, Pedro Ortuño Mengual, Victòria Rabal Merola, Corinne Silva, Simone Simons y Noemí Yepes. Un buen número de las piezas expuestas, según especifica la Fundación, se han realizado con papel hecho a mano en el Museu Molí Paperer de Capellades (Barcelona), con esparto de Murcia. No se pierdan el poema visual filmado en el campo, cerca de Blanca, que delinea el paisaje desde el amanecer hasta el ocaso.

Blanca sigue perpetuando una tradición que ha vivido sus vaivenes, y que tuvo tras la Guerra Civil un nuevo auge. Cuenta el servicio de Turismo del Ayuntamiento de Blanca que por problemas de desabastecimiento en las industrias papeleras británicas en la segunda mitad del siglo XlX a causa del conflicto de Sucesión vino el auge de la comercialización de esta fibra en bruto, siendo el esparto español el más cotizado. Murcia fue la primera provincia productora de sogas, cordeles y producción artesanal de esparto obrado.

Reivindicación de la tradición

«En un momento histórico como el que actualmente vivimos, en el que lamentamos constantemente la despoblación de los lugares que mantenían su vida en el trabajo de la tierra de secano, estamos muy contentos de poder ofrecer nuestro espacio expositivo a esta muestra sobre el arte del esparto, que ha sido el estímulo económico y social de sus gentes durante muchísimo tiempo. Y tenemos la magnífica oportunidad de mostrar bellísimos y complicados trabajos hechos con estas preciosas fibras».:: FUNDACIÓN PEDRO CANO