Murcia mira hacia el ecoturismo

Dos senderistas caminan bajo una bóveda arbórea. /
Dos senderistas caminan bajo una bóveda arbórea.

La Consejería de Medio Ambiente promoverá a partir de 2017 medidas para potenciar el turismo sosteniblede naturaleza en todos los espacios de la Red Natura 2000

JUAN RUIZ PALACIOS

Tiene espacios protegidos, Lugares de Importancia Comunitaria (LIC), Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA), hábitats naturales y paisajes donde todo tipo de especies de flora y fauna acentúan la belleza del horizonte. La Región de Murcia es un territorio en el que cada año se muestra más interés por conservar sus parajes naturales y potenciarlos. Por ello, la Consejería de Agua, Agricultura y Medio Ambiente comenzará a promover el año que viene medidas con el objetivo de favorecer el turismo sostenible en todos los espacios de la Red Natura 2000.

El Gobierno de España aprobará a principios de 2017, previsiblemente, el Sistema de Reconocimiento de la Sostenibilidad del Turismo de Naturaleza en la Red Natura 2000. Se trata de una iniciativa que pretende aunar tanto espacios como empresas para «incidir en la integración de la biodiversidad en la actividad turística y garantizar la utilización ordenada y sostenible de los recursos proporcionados por el patrimonio cultural».

Una vez se dé luz verde a esta iniciativa, la Consejería se pondrá manos a la obra para que empresas y espacios de la Red Natura 2000 unan fuerzas y potencien un turismo concienciador y amable con el medio ambiente. El director de la Oficina de Impulso Socioeconómico del Medio Ambiente, Juan Madrigal, se muestra optimista. «Se trata de una iniciativa similar a la Carta Europea de Turismo Sostenible. Queremos que las firmas y los espacios protegidos de la Red Natura 2000 se adhieran a esta orden. Para ello, tendrán que presentar una solicitud y cumplir unos requisitos medioambientales». Añade que «este proyecto nos permitirá acceder a fondos europeos y a una red completamente sostenible».

La principal medida que persigue esta orden es promover la configuración de destinos y productos de turismo de naturaleza sostenible. «El reconocimiento y la acreditación pueden contribuir a la creación de un producto de turismo de naturaleza basado en los valores de la Red Natura 2000, potenciando, además, el capital natural como fuente de ingresos y generador de empleo», explica Madrigal.

Con los espacios de la Red Natura 2000 y las empresas que se adhieran, se creará un producto de turismo sostenible para fomentar su conocimiento entre la sociedad y el reconocimiento de la importancia que tiene para la conservación de la biodiversidad. «La imagen de la adhesión al sistema se podrá usar como aval de diferenciación de un turismo comprometido», según se desprende del documento ministerial.

Está previsto que, gracias a la adhesión a este sistema, las empresas colaboren con los gestores del espacio en la consecución de los objetivos. Así, «se mejorará la sostenibilidad de la oferta turística y su competitividad, y se contribuirá a favorecer la economía local». Además, los gestores asumirán una función activa, apoyando y estableciendo un vínculo con las empresas turísticas. Ambos actores se beneficiarán de la imagen de marca de calidad, que será el logotipo oficial de Red Natura 2000 con las palabras 'turismo sostenible'.

Sierra Espuña renueva su compromiso

El Parque Regional de Sierra Espuña, por otra parte, va a renovar su acreditación a la Carta Europea de Turismo Sostenible, tras los cinco primeros años de duro trabajo. Esta segunda adhesión contiene un plan de acción con 79 medidas encaminadas a mejorar los servicios y la sostenibilidad del parque y de los seis municipios que colaboran en este proyecto europeo (Aledo, Alhama de Murcia, Pliego, Mula, Totana y Librilla). Además, el número de empresas adheridas ya alcanza la cifra de 18 establecimientos.

La coordinadora del proyecto, Cati Carrillo, asegura que «los cinco primeros años han sido increíbles. Ha cambiado la manera de trabajar, de organizarnos, de tomar decisiones... Se han cumplido el 70% de las 64 acciones que pretendíamos llevar a cabo, por lo que estamos muy contentos». Añade que «presentaremos la documentación para la renovación este mes de noviembre, y será el Comité de Evaluación de Europa el que vendrá, durante el primer trimestre del próximo año, a renovar la carta».

Aunque el presupuesto está por asignar, los responsables del proyecto prevén que esa cantidad supere la cifra del primer plan de acción. Entonces, el parque contó con unos 920.000 euros. «Esperamos tener más dinero para los próximos cinco años, ya que vamos a poner en marcha más medidas que en la primera etapa del proyecto», remarca Carrillo. Y añade que «muchas de las acciones son una continuación de las que ya se hicieron en un primer momento, mientras que otras son una novedad en el parque».

Acreditar a las empresas de viajes es uno de los principales objetivos que se han marcado para la siguiente fase del proyecto. «Ya acreditamos el territorio, después las empresas turísticas, y solo nos queda pendiente la tercera fase: atraer y asentar firmas de viaje para que traigan más turistas. Si cumplimos este último punto, podríamos trabajar directamente con Francia y potenciar el turismo», explica la coordinadora. Además, se pretende aprobar el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) y el Plan de Uso Público (PUP), poner en marcha acciones que fomenten el transporte público entre los municipios y los lugares de interés del Parque Regional de Sierra Espuña, diseñar y señalizar una nueva ruta de yacimientos argáricos, dar más visibilidad a las redes sociales, crear una web que aúne a todos los actores del proyecto y recuperar y mantener los caños y puntos de agua del territorio.

Las acciones más novedosas pasan por crear zonas de observación astronómica, recuperar especies autóctonas, mejorar las instalaciones del propio parque e instaurar un manual de buenas prácticas. En definitiva, medidas encaminadas a mejorar el ecoturismo en Sierra Espuña y el turismo sostenible en la Región de Murcia.