Tecnología murciana contra la inseguridad alimentaria y la escasez de agua

Sistema de acuaponía que Tilamur llevará a escala a Los Imperdibles./
Sistema de acuaponía que Tilamur llevará a escala a Los Imperdibles.

La Fundación Cotec para la innovación invita a la empresa Tilamur para promover la consecución de los 17 ODS de la ONU

Pepa García
PEPA GARCÍA

El próximo 7 de junio, La Nave de Villaverde (Madrid) acoge la cuarta entrega de Los Imperdibles, una jornada organizada por la Fundación Cotec para la innovación, que preside Felipe VI y cuya directora es la exministra de Ciencia e Innovación Cristina Garmendia. Precisamente será ella la que inaugure esta cita, dedicada este año a la consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por la ONU para lograr una sociedad más sostenible e igualitaria haciendo frente a los retos globales y con la tecnología como herramienta principal. Para ello, el comité organizador ha seleccionado 16 proyectos del territorio nacional que contribuyen a hacer realidad los objetivos de la Agenda 2030.

Una de estas 16 novedosas propuestas, que se complementan con conciertos, actuaciones y propuestas de ocio para todos los públicos, es la de la empresa murciana Tilamur (Lorquí), que lleva más de un lustro trabajando en el desarrollo y puesta en producción de un sistema de acuaponía que permite cultivar tomates y criar tialpias para consumo humano mediante un sistema alternativo 100% sostenible.

Precisamente por eso, el sistema de Tilamur, que mediante un prototipo a escala permitirá a los visitantes hacer un recorrido para conocer su funcionamiento: la producción de peces (acuicultura) y la hidroponía (agricultura sin suelo) en un circuito cerrado, además de probar «unos sabrosísimos tomates cultivados con este sistema», apunta Mariano Vidal, gerente de Tilamur, ha sido seleccionada por favorecer el cumplimiento de cuatro de los ODS: el 2, hambre cero, ya que permite producir pescados y hortalizas con recursos mínimos, en entornos urbanos y con mejores propiedades organolépticas; el 12, producción y consumo responsable, pues supone una reducción en el uso de fertilizantes y del 90% del consumo de agua con respecto a la agricultura tradicional; el 13, acción por el clima, es una producción ecológica, no contamina el suelo y usa energías renovables; y el 14, conservación y utilización sostenible de los océanos, los mares y los recursos marinos, ya que reduce su sobreexplotación. «Esta experiencia aporta soluciones a los problemas de inseguridad alimentaria y escasez de agua y su potencial es prometedor», explican desde la Fundación Cotec.