Dimite la directora de Educación Concertada de Madrid por plagiar su tesis de 'El rincón del vago'

Concepción Canoyra. /
Concepción Canoyra.

La presidenta de la Comunidad de Madrid ha aceptado su renuncia convencida de que «debe dar ejemplo a los estudiantes de la región»

COLPISA

Un plagio de una tesis se ha cobrado una nueva 'víctima' política. Concepción Canoyra, directora general de Educación Concertada, Becas y Ayudas al estudio de la Comunidad de Madrid, dimitió una hora después de que se publicara en el diario 'ABC' el plagio en su tesis doctoral. La tesis doctoral, titulada «Marketing global: estudio internacional de los hábitos de los nuevos clientes».

Concepción Canoyra, que estaba en el cargo desde el pasado 28 de agosto, presentó su renuncia a la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, que la aceptó «convencida de que todos los altos cargos de la Consejería de Educación y Juventud deben dar ejemplo a los estudiantes de la región».

Tras su renuncia, Canoyra ha remitido una carta de dimisión al consejero de Educación, Enrique Ossorio, en la que explica que no quiere «que los últimos acontecimientos y la difusión mediática de las noticas en torno a mi tesis doctoral, por muy injustas que sean, tengan ninguna incidencia sobre el gran proyecto que el Gobierno de la Comunidad de Madrid está llevando a cabo». Además, en la misiva califica su etapa en la Consejería como «breve» pero «intensa» y expresa su deseo de retomar «otros proyectos profesionales en el sector privado».

«Copió a otros autores sin citarlos en páginas enteras, no puso comillas en infinidad de párrafos textuales y hasta copió y pegó textos de páginas web como El rincón del Vago y Wikipedia»

En la información, se aseguraba que Canoyra «copió a otros autores sin citarlos en páginas enteras, no puso comillas en infinidad de párrafos textuales y hasta copió y pegó textos de páginas web como El rincón del Vago y Wikipedia». «Además de estas faltas de integridad académica -lo que supone el plagio en la comunidad académica-, la tesis cuenta con otros muchos defectos de forma», señala el periódico. Además, el trabajo «solo tiene 113 páginas, una extensión que no cuadra con la profundidad exigida en un doctorado».

Canoyra, que entonces era directora general de la Universidad Camilo José Cela y de los colegios SEK, leyó su tesis en esta universidad el 30 de noviembre de 2012.

Mientras, la Universidad Camilo José Cela ha defendido que el proceso de evaluación de la tesis doctoral de Concepción Canoyra siguió la normativa vigente. Tras revisar todo el proceso de evaluación sobre la documentación existente en el centro, han confirmado la «normalidad» del proceso, de acuerdo a la normativa vigente y a los protocolos de verificación y control habituales en el ámbito universitario.