La Región arrastra un 'stock' de casi 20.000 viviendas de los años del 'boom' inmobiliario

Edificio en construcción en la zona norte de Murcia, junto a la avenida Juan de Borbón, que está experimentando un nuevo auge urbanístico. / vicente vicens / AGM
Edificio en construcción en la zona norte de Murcia, junto a la avenida Juan de Borbón, que está experimentando un nuevo auge urbanístico. / vicente vicens / AGM

Banco Sabadell se desprende de su filial Solvia, encargada de vender el 'ladrillo tóxico' de la CAM, que aún tiene una cartera de 10.400 activos en la Comunidad

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

Diez años después del estallido de la burbuja inmobiliaria, la Región de Murcia todavía arrastra un 'stock' de casi 20.000 viviendas heredadas de aquella crisis y que buscan salida en el mercado. La mitad de estos activos problemáticos los gestiona Solvia, la filial inmobiliaria de Banco Sabadell que ayer pasó a manos del grupo Intrum Holding Spain (antes Lindorff Holding Spain, una compañía sueca inicialmente especializada en cobro de deudas). La operación de venta del 80% de la sociedad se cerró por 241 millones de euros, según comunicó la entidad que preside Josep Oliu a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Esta operación permitirá a Banco Sabadell reforzar su ratio de capital en quince puntos básicos.

La Región de Murcia es uno de los principales mercados de Solvia, que representa un 8% de la cartera total de activos administrados por esta compañía. La digestión del exceso de 'ladrillo' aún no ha terminado, puesto que quedan 10.400 activos por vender. A estos se suma otro 'stock' de más de 8.600 inmuebles y solares, a fecha de noviembre pasado, que gestiona la Sareb, el llamado 'banco malo' que se creó para dar salida a la losa inmobiliaria que aplastó a las cajas de ahorro que tuvieron que ser intervenidas y rescatadas por el Frob.

Las cifras

10.400
activos, principalmente viviendas, gestiona Solvia en la Región de Murcia, el 8% de toda su cartera.
8.600
inmuebles y solares de la Región están en manos de la Sareb, que representan el 7,5% de su oferta.
30.000
inmuebles problemáticos tenía la Región durante la crisis, susceptibles de pasar al 'banco malo'.
1.200
viviendas de promedio vende Solvia cada año en la Región de Murcia, muchas heredadas de la CAM.

Banco Sabadell lo hizo a través de su propia inmobiliaria Solvia, que ha llegado a vender entre 1.000 y 1.200 viviendas al año en la Región de Murcia, según datos de la propia empresa, principalmente de la antigua Caja de Ahorros del Mediterráneo que adquirió a finales de 2012. En los primeros años de gestión, se desembarazó de los activos e inmuebles más problemáticos a precios bajos para tratar de recuperar capital. Además de Banco Sabadell, Solvia tiene entre sus clientes a la Sareb y a la firma estadounidense Cerberus, así como varios fondos de inversión, empresas y promotores inmobiliarios.

El 8% de los inmuebles problemáticos que gestiona Solvia están en la Región de Murcia

En términos globales, Solvia posee en España 138.000 unidades de activos valorados en más de 26.000 millones de euros, de los que el 7,5% corresponden a la Región de Murcia. La Sareb, por su parte, gestiona en la Comunidad una cartera de 4.500 millones de euros del 'ladrillo tóxico', según señaló su presidente, Jaime Echegoyen, quien destacó que Murcia es la segunda región uniprovincial para la Sareb en volumen de activos inmobiliarios, operaciones y préstamos dudosos procedentes de las cajas intervenidas. Su cartera incluye propiedades en las urbanizaciones Mar Menor Golf Resort y Saurines de La Torre Golf Resort, en Torre Pacheco; así como en el complejo Hacienda del Álamo, donde ha invertido para revitalizar el hotel, que gestiona la cadena Sheraton.

La crisis dejó en la Región un 'stock' de más de 30.000 inmuebles que debían pasar en teoría al 'banco malo', según datos de la Asociación de Promotores Constructores de España. La Sareb ha liquidado un gran volumen de esos activos problemáticos que heredó, y que sumaban 51.000 millones de euros a nivel nacional.

Banco de Sabadell, por su parte, redujo el año pasado casi un 70% del lastre inmobiliario a través de la venta de dos carteras de activos problemáticos de vivienda y suelo por valor de 9.100 millones de euros. También negoció otra cartera de 2.400 millones de euros con Deutsche Bank.

Con la venta, la entidad que preside Josep Oliu mejora quince puntos su ratio de capital

La venta de Solvia que se cerró ayer se produce justo cuando Banco Sabadell presenta -hoy- sus resultados trimestrales. El precio fijado con Intrum Holding Spain parte de una valoración del capital total de 300 millones y se podrá incrementar en un importe máximo de 40 millones si se cumplen una serie de condiciones ligadas a la evolución de determinadas líneas de negocio de Solvia. Según Banco Sabadell, la operación le ha proporcionado una plusvalía de 138 millones y un impacto positivo en la ratio de capital de máxima calidad ('Common Equity Tier 1') de quince puntos básicos, informa Efe. La transacción se ha cerrado después de que la entidad bancaria haya conseguido las autorizaciones pertinentes.

Una venta por fases

Banco Sabadell anunció la venta del 80% de Solvia a Intrum el pasado diciembre y se esperaba que la operación se cerrara en el segundo trimestre de este año. Según indicó el director general regional de Intrum para Iberia y Latinoamérica, Alejandro Zurbano, Solvia será una contribución muy positiva a largo plazo para el negocio en España. En este sentido, apuntó que con el cierre de esta operación, Intrum amplía el perímetro de su relación comercial con el Banco Sabadell, fortaleciendo la colaboración entre ambas compañías.

Solvia, proveedor de servicios inmobiliarios en España, cuenta entre sus activos bajo gestión con hipotecas residenciales, préstamos corporativos y para pymes, inmuebles comerciales, créditos garantizados y no garantizados y carteras de bienes inmuebles (REO). La compañía tiene 700 empleados y ofrece sus servicios tanto a clientes particulares como a empresas e inversores.

Más