La propuesta de cobrar un peaje en las autovías genera «preocupación» entre los transportistas

Decenas de turismos y vehículos pesados transitan por el nudo de Espinardo, en la confluencia de las autovías A-30 y A-7, en Murcia, ayer por la mañana./V. Vicéns / AGM
Decenas de turismos y vehículos pesados transitan por el nudo de Espinardo, en la confluencia de las autovías A-30 y A-7, en Murcia, ayer por la mañana. / V. Vicéns / AGM

La patronal Froet teme que el precio no sería «simbólico», como ha deslizado el Gobierno de Pedro Sánchez, y cree que afectaría al bolsillo del consumidor

DANIEL VIDAL y E. MARTÍNEZ

La nueva propuesta veraniega del Gobierno de Pedro Sánchez ha sentado como un tiro en la Región de Murcia. El Gobierno baraja la introducción de un posible pago «simbólico» por el uso de las autovías, un peaje que se destinaría al mantenimiento de las propias carreteras de titularidad pública y, por otro lado, a reducir el coste de las autopistas que aún permanecen en manos de empresas privadas. El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, recordó ayer que en la pasada legislatura ya se planteó la creación de una subcomisión de estudio sobre la financiación de la red viaria de alta capacidad, que tiene «un coste de 1.100 millones de euros para el erario público», aunque esta no llegó a constituirse. Por su parte, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, precisó que no hay ninguna propuesta concreta todavía, pero que se analizan fórmulas que «permitan una mayor y mejor conservación de las carreteras».

Lo cierto es que la idea ha generado un rechazo frontal en diferentes sectores de la Región de Murcia, que cuenta con más de 500 kilómetros de carreteras de alta capacidad de titularidad estatal, incluida la autopista AP-7. El presidente de la Federación Regional de Organizaciones Empresariales de Transporte de Murcia (Froet), Pedro Díaz, mostró su «preocupación» por la hipotética implantación de «una tasa por circular por la autovía», que, en su opinión, no es otra cosa que una nueva «euroviñeta» cuyo precio será «mucho mayor del que dicen a priori». Ese precio «simbólico» no supondría más del 10% del coste actual de los peajes. Pese a todo, explica Díaz, «los transportistas no son capaces de asumir una nueva subida de los costes por kilómetro», por lo que teme que este peaje en las autovías al final repercuta también «en los bolsillos de los consumidores», que tendrán que pagar más caros los productos como consecuencia del encarecimiento del transporte.

Ojo al dato

1.100
millones de euros gasta el Estado al año en financiar la red viaria de alta capacidad.
4.300
millones al año se ahorraría el erario público de aprobarse la medida.

En la misma línea de opinión se expresa el presidente de la Asociación de Productores y Exportadores de Frutas y Hortalizas de la Región de Murcia (Proexport), Juan Marín. «Cualquier encarecimiento del transporte repercute en un incremento de los costes de producción, y esto al final lo acaba pagando el consumidor porque las empresas no lo pueden asumir». Por eso, pidió ayer que el Gobierno central «estudie y valore bien las medidas que piensa adoptar. Que no se quede solo en una medida política y se estudien bien las consecuencias que esto puede tener para la economía».

El Ejecutivo de la Región de Murcia tampoco apoya la propuesta, «porque no se puede penalizar el uso de las carreteras, ni a todos los usuarios, ni a todos los territorios por igual». Así se expresó el consejero de Fomento e Infraestructuras de la Comunidad, José Ramón Díez de Revenga, quien sí se mostró «dispuesto a participar en el debate de la financiación de la conservación de este tipo de carreteras. Pero, en ningún caso, gravando el bolsillo de los ciudadanos ni lastrando la competitividad de la economía regional». Según Díez de Revenga, «las empresas del transporte y el sector agrícola tiene un importante peso económico y en términos de empleo para nuestra economía, y no hay que olvidar el carácter periférico de la Región, que nos ha llevado muchas veces a los foros europeos para defender medidas correctoras con respecto a otros territorios».

«Las empresas del sector no pueden asumir una nueva subida del coste por kilómetro», lamenta Díaz

Proexport reclama al Ejecutivo que «valore bien» las consecuencias que podría acarrear la medida

Díez de Revenga recordó además a 'La Verdad' que las autovías de titularidad autonómica -que discurren a lo largo de más de 600 kilómetros- estarían fuera del alcance de esta propuesta porque, «como su nombre indica, son de competencia regional».

El secretario general del PP, el murciano Teodoro García Egea, lamentó ayer que «todo lo que viene de la mano del PSOE son más impuestos. Ya lo estamos viendo, no solo en el caso de las autopistas, sino también en los Presupuestos felizmente rechazados».

Más impacto en la Región

Los consumidores también han puesto el grito en el cielo. La organización Facua mostró ayer su rechazo a la posibilidad de generalizar el peaje en autovías actualmente gratuitas, pues considera que plantear que todos los conductores deban pagar la misma cantidad «finalmente terminará afectando más a los usuarios que tienen menos poder adquisitivo». Considera que el mantenimiento de las carreteras debe financiarse a través de los Presupuestos Generales del Estado y advierte de que esa clase de peajes incentivaría la utilización de carreteras nacionales, donde la siniestralidad es más alta y que, en muchos casos, no están mantenidas correctamente por el Estado. Si el Gobierno llegara a implantar la medida, advierte Facua, «existirían dos tipos de conductores: uno con un nivel adquisitivo más alto, que podría transitar por las autovías, y otro que, debido a no poder hacer frente al pago, se enfrentaría a carreteras con un mayor riesgo de accidente y en peores condiciones», critican.

La organización de consumidores alerta además del «claro perjuicio» que puede suponer a los conductores de la Región de Murcia, donde la medida tendría mayor impacto. Según Facua, saldrían más perjudicados los «usuarios que no viven en grandes núcleos urbanos y que tienen que usar estas vías de forma habitual para sus desplazamientos a centros de trabajo, colegios u hospitales. La asociación también critica que esta solución planteada por Fomento supondría «un auténtico 'copago' o 'repago'», al obligar a los usuarios a financiar unas infraestructuras que ya pagaron a través de los impuestos. Por último, Facua recomendó al Gobierno incentivar la compra de vehículos no contaminantes «si uno de los motivos de este peaje es costear el impacto medioambiental», además de «investigar y garantizar la eficacia de estos vehículos para evitar nuevos casos como el fraude de emisiones de Volkswagen, y garantizar un transporte público con infraestructuras suficientes y a un precio asequible».

Apoyo de las constructoras

Pese a todo, la propuesta del Gobierno de Pedro Sánchez cuenta con el principal apoyo de Seopan, organización que agrupa a 25 constructoras y concesionarias españolas entre las que se encuentran ACS, Acciona, FCC, Ferrovial, OHL y Sacyr.

Seopan demanda al Gobierno desde hace tiempo tarificar la red de carreteras en su conjunto para alinearse con el resto de países de Europa y así conseguir recursos extra para que las autovías no le supongan al Estado un gasto tan elevado. En un estudio presentado por Seopan en junio en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, la patronal estimaba que una tarificación de solo 0,03 euros por kilómetro para vehículos ligeros y 0,14 para los pesados supondría una recaudación de entre 3.200 y 4.300 millones de euros al año. Así, un conductor que realice 30.000 kilómetros cada año tendría que pagar entre 900 (en el caso de un turismo) y 4.200 euros anuales (en el caso de un camión). Tarifas muy «moderadas», según Seopan. La propuesta es aplicar este sistema de tarificación a la red viaria interurbana, formada por 14.100 kilómetros en todo el país.

Isabel, 53 años | Empresa privada «Me parece un disparate con fines recaudatorios»

«Me parece un disparate; me da la impresión de que la medida se toma con fines recaudatorios. Con todos los impuestos que nos cobran por el coche, la obligación de tener el seguro al día, la ITV en regla, los impuestos a la gasolina y al diésel, me parece que ya es suficiente».

Cristina, 27 años | Funcionaria «Ya nos gastamos suficiente con el uso de las autopistas»

«Ya pagamos suficiente por el uso de las autopistas y por otros impuestos, como el de circulación, como para tener que pagar por circular en las autovías. No me parece nada bien que esta medida se llevara a cabo, no creo que la gente esté dispuesta a pagar por coger una autovía, en Murcia se usan para todo».

David, 36 años | Mecánico «Cada vez que vamos de viaje solemos abonar los peajes»

Este mecánico asegura que «cada vez que vamos de viaje solemos pagar peaje. Dentro de todos los impuestos que abonamos cada ciudadano debería ir incluido todo eso. Ya es suficiente todo lo que sufragamos por todo aquello que está relacionado con el uso del coche. No creo que a nadie le guste esta propuesta».

Mª Dolores, 55 años | Ama de casa «Es una tomadura de pelo; al final nos toca a los ciudadanos»

«Me parece una tomadura de pelo. Si querían hacer algo así lo deberían haber dicho antes de las elecciones. La carga va siempre para el ciudadano, que acaba pagándolo todo. Abaratan las autopistas, y te quieren cobrar por el uso de las autovías a costa de hacer asumibles las autopistas. No me gustaría que aplicasen esta medida».

Cristóbal, 27 años | Administrativo «Me parece un sinsentido pagar por circular en autovía»

«Me parece una duplicidad por parte del Estado a la hora de financiar este tipo de infraestructuras. Es mucho más entendible, por ejemplo, pagar por circular en el centro de una ciudad con alto nivel de contaminación. Es un sinsentido pagar por circular en autovía. Creo que el Gobierno no debería perjudicar al transporte».

Más