Los sueños por cumplir de La Covatilla

El final de temporada se acerca a las pistas de esquí españolas/
El final de temporada se acerca a las pistas de esquí españolas

En Salamanca, donde tras un periodo irregular disfrutan del buen estado de sus pistas, afrontan el final de temporada con algunas tareas pendientes

JUANJO GONZALOmadrid

Como ha ocurrido en el resto de estaciones del Sistema Central, el temporal de viento ha causado estragos en la nieve de Béjar-La Covatilla. En Salamanca, a pesar de que en el ya lejano mes de diciembre comenzaron a vivir las primeras jornadas de esquí de la zona, la temporada está siendo significativamente irregular y en algunos momentos ha llegado a ser algo preocupante.

Tras superar las dificultades con la climatología y con la esperanza de obtener los buenos resultados de los que carecieron el pasado curso, el centro invernal sueña ahora con un final de temporada por todo lo alto y en el que las precipitaciones en forma de nieve continúen acompañando. Más complicada, al menos por el momento, se antoja la apertura del snowpark, que se encuentra momentáneamente clausurado.

Con 11 kilómetros de pistas disponibles, lo que supone únicamente una pista roja cerrada, La Covatilla ofrece buenas condiciones para la práctica de los deportes de invierno cuando se acerca un nuevo fin de semana. Como viene ocurriendo estos días, la climatología también acompaña, pues el cielo está despejado y el sol brilla con luz propia.

También lo hizo durante unas fechas que en la estación situada en Salamanca hace años que es especial. Los Carnavales, hasta donde se desplaza un buen número de esquiadores procedentes de Portugal y Andalucía, han vuelto a suponer un salto de calidad para Béjar, que en las jornadas de lunes y martes la fiesta de Andalucía- aprovecharon por todo lo alto.

Así se traduce la ocupación hostelera que ha vivido esta semana la comarca, donde se ha rondado el 100%. En algunos casos, los esquiadores llegados desde otras zonas del país tuvieron, incluso, que alojarse en la capital salmantina.

Pasado este positivo y fructífero periodo, toca afrontar ahora un final de temporada en el que seguir ofreciendo las mejores condiciones posibles. Y, como no podía ser de otra manera, soñar con una pronta apertura de todo su dominio.