Casi la mitad de los parados en la Región son mayores de 45 años

Parados haciendo cola en una oficina de empleo./LV
Parados haciendo cola en una oficina de empleo. / LV

El pasado año se registraron 102.342 murcianos desempleados, de los cuales 48.756 tenían esta edad, el 47,64% del total

EP

Según datos del último Informe del Mercado de Trabajo de los Mayores de 45 años 2019, elaborado por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y analizado por la Fundación Adecco, más de la mitad de los parados en España son mayores de 45 años, incorporándose a esta franja de edad más de un millón de personas en el último lustro. En la Región de Murcia los mayores de 45 ya suponen un 48% del total de parados.

No obstante, la cifra de parados mayores de 45 se redujo un 16,2 por ciento en estos últimos cinco años, hasta 48.756, según fuentes de la Fundación Adecco en una nota de prensa. El envejecimiento de la sociedad murciana aumenta de manera constante, y la población senior (mayor de 45 años) representa casi la mitad de la población (42,06 por ciento) con 658.584 personas. De hecho, el índice de envejecimiento en Murcia también dio cuenta de este fenómeno, pues en el último año se contabilizaron 86 mayores de 64 años por cada 100 jóvenes menores de 16 (86,1). Una década atrás, en 2009 este índice era 72,7, suponiendo un incremento del 18,4 por ciento en ese periodo.

Este desequilibrio, ocasionado principalmente por la baja natalidad y el incremento de la esperanza de vida, pone en jaque la sostenibilidad en un futuro próximo del sistema de pensiones, que actualmente cuenta, a nivel nacional, con un ratio de 2,3 afiliados a la seguridad social por cada pensionista, muy próximo al límite de 2 que establecen los expertos para asegurar la sostenibilidad del sistema. Este es un asunto de vital importancia para el Gobierno, que ya puso en marcha la Estrategia Nacional frente al Reto Demográfico. Una estrategia que se basa en tres desafíos demográficos: el progresivo envejecimiento poblacional, el despoblamiento rural y los efectos de la población flotante. El reto demográfico de nuestro país, según dicha estrategia, debe mejorar nuestro modelo de convivencia, vertebración territorial y mejorar la cohesión social asegurando el relevo intergeneracional.

El incremento de la población mayor de 45 años tuvo como consecuencia que la población activa en esta franja de edad haya aumentado en algo más de un millón de personas en los últimos 5 años conduciendo hacia el envejecimiento del mercado laboral. De hecho, la edad media de los trabajadores en España pasó de los 39,7 años de 2007 a 43 años en la actualidad. En la Región, el año 2018 finalizó con 102.342 demandantes de empleo parados, de los cuales 48.756 fueron mayores de 45 años, lo que representa el 47,64 por ciento del total. Esta cifra disminuyó un 3,1 por ciento respecto al año anterior, es decir, a finales de 2017 había 1.536 mayores de 45 años más en paro.