La mujer agredida por su pareja en Molina de Segura no había presentado denuncias previas

Imagen de la concentración en repulsa de la agresión machista en Molina de Segura. / J. G. Badía

Unos familiares se han hecho cargo de los hijos, que estaban presentes cuando el hombre agredió a su pareja para posteriormente quitarse la vida

EP

La mujer de 38 años herida grave esta noche en Molina de Segura (Murcia) tras ser agredida con una botella por su pareja, que posteriormente se ha quitado la vida, no había presentado denuncias previas ni existían antecedentes por violencia de género, según ha confirmado la alcaldesa del municipio, Esther Clavero.

La mujer, de nacionalidad boliviana, y el individuo, de origen ecuatoriano, tenían la nacionalidad española y dos hijos de 6 y 12 años que, al parecer, estaban presentes en el domicilio familiar en el momento en el que tuvieron los hechos. De hecho, el hijo mayor fue el que presuntamente dio la voz de alarma y avisó al Teléfono Único de Emergencias 112.

Más

Clavero señaló que la pareja llevaba «muchísimo tiempo» viviendo en Molina de Segura, desde 2002, por lo que tenían familiares que se han hecho cargo de la custodia de los menores. Confirmó que, tras el suceso, las administraciones pusieron en marcha todo el protocolo y los niños recibieron asistencia psicológica que van a seguir teniendo.

La alcaldesa lamentó lo sucedido, «al igual que hacemos siempre que ocurre en cualquier sitio». En esta ocasión «nos ha tocado más de cerca y, sobre todo, cuando hay menores de por medio».

A este respecto, confirmó que el Ayuntamiento está «muy encima» de la situación de la víctima, que fue estabilizada anoche y trasladada al Hospital Virgen de la Arrixaca. Este miércoles, la alcaldesa ha recibido confirmación de que evoluciona positivamente y está mejor, de forma que «no corre ningún riesgo su vida».

La alcaldesa mostró su «condena absoluta» a este tipo de violencia de género. Desde esta «tristeza», reivindicó la «necesidad que existe de que las instituciones competentes pongan en marcha políticas reales de lucha contra la violencia de género».

En concreto, pidió «políticas reales y efectivas, porque es evidente que algo no se ha hecho bien, porque hacen falta más recursos para cambiar las mentalidades de esta sociedad, que al final es la que produce la violencia de género». Lamentó que «son muchísimas la mujeres las que son víctimas de violencia de género a diario y, muchas veces, arriesgan su vida y la pierden».

«Hay un fallo evidente en esta sociedad», según la primera edil, quien apuesta por «hacer muchísimo más y repensar las políticas de lucha contra la violencia de género». A su juicio, «no hay excusa de que hay otras prioridades», ya que la violencia de género «es una absoluta prioridad».

«Las mujeres son potencialmente víctimas todas, ya que no hay clase ni condición que distinga a unas de otras, y son la mitad del género humano», subrayó Clavero, quien convocó un minuto de silencio y la lectura de un comunicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos