Vox compromete a López Miras a perseguir el «adoctrinamiento» en las aulas

Los negociadores de PP, Ciudadanos y Vox, en la reunión del pasado lunes./Nacho García / AGM
Los negociadores de PP, Ciudadanos y Vox, en la reunión del pasado lunes. / Nacho García / AGM

El borrador de acuerdo de investidura habla de prevenir «la violencia intrafamiliar» y auditar todas las subvenciones de la última legislatura

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Reforzar la labor inspectora de la Consejería de Educación para evitar el «adoctrinamiento político» en las aulas de la Región a la vez que se fomenta en los centros educativos «los valores constitucionales y el conocimiento de la aportación de España a la civilización como elemento clave de la Historia universal». Prevenir «cualquier tipo de violencia intrafamiliar», realizar una revisión jurídica de la Ley de Igualdad LGTBI para comprobar si atenta contra derechos constitucionales, modificar la política de creación de centros de menores inmigrantes no acompañados (Menas) y elaborar una detallada auditoría de todas las subvenciones públicas concedidas por la Comunidad Autónoma en la pasada legislatura.

Estos son algunos de los puntos que aparecen en el borrador de acuerdo de investidura que, con la venia de Ciudadanos, ultiman Partido Popular y Vox en la Región para que Fernando López Miras se pueda convertir en presidente del Gobierno autonómico. El documento está muy avanzado y solo queda pulir algunos detalles relacionados con la redacción de algunas medidas.

López Miras tendrá que comprometerse a impulsar estas iniciativas desde el Ejecutivo regional en su discurso de investidura en la Asamblea, de manera que queden reflejadas en el diario de sesiones de la Cámara. El aspirante a la presidencia ya declaró el pasado lunes que estaba dispuesto a asumir todas las exigencias del partido de Abascal. Su aliada Isabel Franco también indicó, a la salida de la última reunión a tres bandas celebrada anteayer, que ninguno de los planteamientos de Vox chocaba con los principios de Ciudadanos ni con el acuerdo programático suscrito con el PP. No obstante, la portavoz naranja matizó ayer su postura y afirmó que hay aspectos del borrador que salió a la luz pública con los que no está de acuerdo. Recuerda que el texto está abierto a modificaciones y reitera que no aceptará que se revise la ley LGTBI.

El documento de Vox consta de 24 puntos divididos en tres epígrafes: 'Libertad', 'Economía, familia e impuestos' e 'Inmigración'. Además de las medidas antes subrayadas, establece que el futuro Gobierno de PP y Cs estará obligado a implantar de forma progresiva el cheque escolar, comenzando con la educación de 0 a 3 años. También a reducir al máximo posible los impuestos existentes en la Región, «respetando siempre los objetivos de estabilidad presupuestaria y el no incremento de la deuda pública» de 10.000 millones que tiene la Administración regional. Entre esos tributos estaría el tramo autonómico del IRPF. El Gobierno presidido por Fernando López Miras adquiere el compromiso de aumentar la reducción por hijo, con el propósito de beneficiar a las familias numerosas.

También demanda Vox eliminar el gasto superfluo de la Comunidad Autónoma, acabando con aquellas subvenciones que no tengan una utilidad pública y social justificada. Esos fondos que se liberen se destinarían, según consta en el borrador de documento, a aumentar las partidas para educación, sanidad, políticas de dependencia y ayudas para personas con discapacidad.

Evitar los abortos

El Ejecutivo deberá impulsar en la Asamblea Regional una Ley de Protección a la Mujer Embarazada, con la intención de evitar los abortos, y elaborar, en el plazo de seis meses desde la toma de posesión del presidente y los consejeros, un plan económico y de gestión que mejore la atención y los servicios de los centros de salud, para así conseguir una reducción de las listas de espera.

Sobre inmigración, los planteamientos de la formación de Abascal van en el sentido de exigir el cumplimiento de la Ley de Extranjería y garantizar la colaboración del futuro Gobierno regional con las instituciones competentes «en la lucha contra las mafias de tráfico de personas y aquellas organizaciones que favorezcan la presencia de extranjeros en situación ilegal». Respecto a los centros de menores extranjeros no acompañados, los famosos Menas, «se realizarán las actuaciones pertinentes para la no implantación del centro previsto en la pedanía de Santa Cruz (Murcia), por no ser un lugar adecuado para albergarlo», establece el borrador.

Equilibrio difícil

Aunque el pacto de investidura parece cada vez más cercano, en el PP se desesperan por la tardanza de los de Abascal en dar el 'ok' definitivo. Vox espera a tener más avanzado el acuerdo en Madrid y consensuar con Cs una fórmula para que este partido, que trata por todos los medios de evitar firmar un documento con ellos, se retrate de alguna manera.

Cs recuerda que no hay un texto definitivo cerrado y rechaza que se revise la ley LGTBI

El equilibrio es muy complicado por la desconfianza mutua que existe entre los liberales y Vox. Cualquier declaración fuera de tono que llegue desde Madrid, como apuntaba ayer 'La Verdad', puede dar al traste con los avances que se han realizado en la Región durante estas últimas dos semanas de negociaciones a tres bandas.

Unas declaraciones de Arrimadas irritaron ayer a los responsables del partido de Abascal

De hecho, en el día de ayer molestaron en la formación liderada por Santiago Abascal unas afirmaciones realizadas por la portavoz de Ciudadanos en el Congreso de los Diputados, Inés Arrimadas. «Le pido a Vox que rectifique y que salga de la parálisis, porque está bloqueando los gobiernos de Murcia y de Madrid», señaló la catalana, en la línea de lo que había dicho el día anterior el secretario general nacional de Cs, José Manuel Villegas.

Las palabras y el tono de Arrimadas causaron malestar en Vox, sobre todo porque su portavoz parlamentario en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, se había mostrado anteriormente conciliador, declarando ante los medios de comunicación de Madrid que era «muy optimista» en relación al acuerdo de gobierno en la Región y restando importancia a la forma de escenificar el pacto, que según él sería «el menor de los problemas».

Por su parte, en Ciudadanos de la Región de Murcia sentó mal que se filtrara el borrador del documento de exigencias que planteaba Vox.

En cualquier caso, al no haber acuerdo cerrado todavía, ya no dará tiempo a que la Junta de Portavoces de la Asamblea ordene hoy, como pretendía el PP, la ronda de consultas con los portavoces parlamentarios previa al debate de investidura.

Más