El Ministerio prevé que el Trasvase podría cerrar después del verano por falta de recursos

Cauce del trasvase Tajo-Segura, a su paso por Sierra Espuña./Alfonso Durán / AGM
Cauce del trasvase Tajo-Segura, a su paso por Sierra Espuña. / Alfonso Durán / AGM

Ribera firma la orden enel BOE para transferir20 hectómetros este mes y «aliviar» la sequía que sufre la cuenca del Segura

Manuel Buitrago
MANUEL BUITRAGO

La ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha firmado la orden para trasvasar los 20 hectómetros del Tajo y cubrir las necesidades de este mes de los abastecimientos y los regadíos de la cuenca del Segura, según publicó ayer el BOE. El máximo trasvasable que permite el Nivel 3 del Sistema Entrepeñas-Buendía fue propuesto la semana pasada por los técnicos de la Comisión Central de Explotación, basándose en un informe del Cedex, que advierte, asimismo, de que tras el verano se podría cerrar el canal por falta de recursos trasvasables, como ocurrió entre los años 2017 y 2018.

La orden está firmada, por delegación, por el secretario de Estado de Medio Ambiente. La ministra tenía la opción de rebajar el volumen para los regadíos, manteniendo los 7,5 hectómetros imprescindibles para abastecer a la población. No lo ha hecho y mandará la asignación máxima legal. La orden especifica que las reglas de explotación del Trasvase aseguran que «las demandas de la demarcación del Tajo estarán completamente atendidas».

Evolución a la baja

Asimismo, destaca que el Índice de Estado Global de la cuenca del Segura se mantiene en prealerta por sequía. «Esta situación de falta de disponibilidad de agua, con la consecuente incidencia social y económica que representa, se verá aliviada con la autorización del trasvase», indica.

El informe del Cedex estima que el sistema se encuentre en situación hidrológica excepcional de mayo a julio, y que trasvasando un volumen mensual de 20 hectómetros es previsible que, a finales de julio, mantenga una reserva de unos 573 hectómetros. Este calculo indica que el acueducto se cerraría después del verano por falta de recursos para trasvasar, ya que se entraría en el Nivel 4, en línea con otro informe anterior del Cedex. Para poder trasvasar en agosto será necesario que haya más de 661 hectómetros en la cabecera. El Sistema Entrepeñas-Buendía almacenaba ayer 680 hectómetros.

Los últimos datos disponibles (a 1 de mayo) indican que, aunque los últimos episodios de lluvias han ayudado a que no empeore la situación, el Índice de Estado Global de la cuenca del Segura se mantiene en prealerta por sequía. Los pantanos de la cuenca del Segura cuentan con unas reservas de 378 hectómetros cúbicos, siete menos que la semana pasada, según datos del Ministerio. Los embalses disponen de 44 hectómetros más que en la misma fecha de año anterior y 244 menos que la media en esta época del año.

A nivel nacional, la reserva hidráulica se encuentra al 60,7% de su capacidad total esta semana en la que apenas ha sumado doce hectómetros cúbicos de agua. En la actualidad los embalses guardan 34.045 hectómetros cúbicos, según el Ministerio.

El líder manchego del PP se desmarca y arremete contra el envío de agua

El presidente regional del PP y candidato a la presidencia de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, criticó ayer que el presidente autonómico y candidato socialista, Emiliano García-Page, prometa que «la política estructural más importante que va a aplicar» sea el fin del Trasvase Tajo-Segura y, a pesar de ello, el Ministerio haya autorizado una nueva derivación de agua de 20 hectómetros hacia el Levante. Núñez calificó de «sinsentido» que García-Page firme «un compromiso con mucho autobombo» para el fin de los trasvases y a la vez haya «estado pidiendo el voto toda la campaña» para el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, cuyo Ministerio para la Transición Ecológica ha aprobado esta derivación. Nuñez se desmarca así de la política nacional del PP sobre el agua y de apoyo al Tajo-Segura.