Marionetas y hadas escoltan a los Reyes Magos en Lorca desde La Viña a la Plaza de España

A la izquierda, el desfile de los Reyes Magos por el centro de la ciudad; y sobre estas líneas el espectáculo de sonido y fuegos artificiales en la plaza del Ayuntamiento. / paco alonso / agm
A la izquierda, el desfile de los Reyes Magos por el centro de la ciudad; y sobre estas líneas el espectáculo de sonido y fuegos artificiales en la plaza del Ayuntamiento. / paco alonso / agm

Unos 400 figurantes participaron en el cortejo que repartió más de siete toneladas de caramelos y que tuvo como colofón una gran fiesta

PILAR WALS

Medusas gigantes iluminadas, una gran ballena, un pájaro articulado que se acercaba a todos, zancudos, hadas y marionetas, protagonizaron ayer una cabalgata repleta de ilusión y fantasía en Lorca. El recorrido se inició en el barrio de La Viña y desde allí continuó por la arteria principal de la ciudad hasta la rotonda del barrio de San José, donde se desvió para seguir por la calle Pérez Casas, Nogalte y Cuesta de San Francisco. Tras continuar por la calle Santa Paula hasta el Óvalo emprendió la recta final a través de la avenida de Juan Carlos I. A la altura de la calle Musso Valiente, Melchor, Gaspar y Baltasar, abandonaron sus carrozas para continuar a pie hasta la Plaza de España, donde se celebró como colofón final una gran fiesta de luz y sonido que fue seguida por miles de personas que desde primeras horas se agolpaban no solo frente al Ayuntamiento, sino también en las calles aledañas.

Una gran marioneta de un abuelo junto a su nieta fue el particular homenaje que la cabalgata quiso brindar a los mayores que mantienen el espíritu de la Navidad y las costumbres vivo, según contó el concejal de Festejos, Agustín Llamas. Los principales personajes de Disney no faltaron. Estuvieron Mickey, Minnie, Pluto, la sirenita Ariel y su padre el Rey Tritón. También todos los que conforman el elenco de la película 'El Rey León'. Bella y Bestia y los Minions abrazaron una y otra vez a los más pequeños que se acercaban hasta ellos para saludarlos y hacerse fotografías. Los padres agradecieron que la mayor parte de los personajes no fueran en carrozas, lo que confiere mayor distancia con el público. Es una tónica que se puso en marcha ya el pasado año y que ha conseguido un mayor número de asistentes en zonas como la calle Nogalte, donde el tránsito de la cabalgata se alarga en el tiempo.

Los Reyes Magos fueron en espectaculares carrozas desde las que lanzaron más de siete toneladas de caramelos. No faltaron los camellos, también muy vitoreados por los más pequeños. Estos, Guajira, Eva y Toñi, portaron grandes paquetes en los que a buen seguro iban los juguetes de muchos de los niños que contemplaban la cabalgata. Y tampoco faltaron los bomberos. Participaron del cortejo con un camión que por momentos hacía sonar sus sirenas. La Policía Local también integro la cabalgata con su unidad canina y Protección Civil. El casco antiguo cobró vida con el espectáculo final en el que los Reyes visitaron el belén viviente.

Últimas horas para visitar los belenes monumentales

El belén municipal, en el patio porticado del Palacio de Guevara permanecerá abierto hoy domingo y mañana lunes para que los que todavía no lo han visitado puedan hacerlo. Es el nacimiento más concurrido de la ciudad, que ha superado las cifras de años anteriores que se situaban por encima de las 30.000 personas. El del colegio Virgen de las Huertas ha registrado largas colas durante toda la Navidad, como también ha recibido muchas visitas el de Santiago y el del Monasterio de Santa Ana y Magdalena de clarisas. Entre los visitantes, muchos turistas.

 

Fotos

Vídeos