«Extrapolé un reloj de arena en el cuerpo de una criatura digital»

Antonio José Esparza Montesinos. / javier carrión / agm
Antonio José Esparza Montesinos. / javier carrión / agm

El creativo Antonio José Esparza Montesinos trabaja como diseñador de personajes en 3D para una empresa de México

MINERVA PIÑERO

«Algunos profesores me decían que todo lo que me imaginaba no tenía sentido», cuenta Antonio José Montesinos (Murcia, 1988) al recordar los años en los que estudiaba Diseño de Interiores. Tras desvincularse de esta carrera, el artista encontró en la industria del videojuego un espacio en el que plasmar las inusuales formas y diseños que guardaba en su cabeza. Mientras trabaja como ilustrador 3D en una empresa de Monterrey (México), aún recibe los premios del 'ArtWar2', un concurso de diseño de personajes para videojuegos que ganó el pasado mes de mayo.

-¿Qué aspectos fueron puntuados en el certamen?

-Sobre todo, que el personaje encajase en la temática que se propuso, que era 'Guerra entre Luz y Oscuridad', y su diseño. Si se trataba de un personaje oscuro tenía que notarse, debía ser caótico. Si por el contrario era de luz, tendría que asemejarse más a un ser divino, por ejemplo.

-¿Cómo es su personaje? ¿Se decantó por la luz o la oscuridad al crearlo?

-Por la oscuridad, ya que creo que la historia de los personajes más caóticos y oscuros son más difíciles de contar. A la hora de crearlo, me inventé su contexto. En él, aparecen dioses que representan diversos tipos de ciencia, como puede ser el Dios de la Gravedad, del Sistema Solar... En concreto, el que presenté al concurso es el Dios de la Materia en el Tiempo. Le coloqué dos espadas incrustadas en el pecho para que pudiera luchar contra sus enemigos, ya que una de los requisitos para participar era que el personaje pudiera luchar. Utiliza el tiempo y la materia como armas.

-¿Cómo se le ocurrió?

-Intentado pensar cómo sería una criatura que fuera como un reloj de arena; extrapolé este objeto en un personaje virtual. De hecho, el cuerpo de este personaje funciona como ese objeto. El tiempo pasa por su cabeza, fluye por su cuerpo, se convierte en arena y ese tiempo lo sutura por el pecho, donde lleva incrustada las espadas. Quería crear una criatura en la pudiera mezclar la arena, la carne, el cristal fundido y su armadura. Su vestimenta se asemeja al color burdeos y al magenta. También lleva bordados y flecos dorados. Además, al presentarlo, decidí colocarlo en una montaña, mientras derribaba un puente, para que se pudiera apreciar cuánto mide. Su altura puede alcanzar los doce pisos de alto. Es bastante grande.

-¿Qué premio recibió?

-Mil quinientos dólares, casi cinco mil euros en licencias de programas, una tableta digital, figuras de decoración y de estudio anatómico, pases para cursos 'online' en una escuela de Canadá, suscripciones a la revista de esta industria y unas gafas de realidad virtual. Además, aún me falta por recibir la figura de mi personaje impresa, que tendrá una altura de 75 centímetros.

-¿Considera que es más importante la creatividad o saber utilizar los programas informáticos?

-Creo que un desarrollador de diseños debería centrarse más en el diseño que en el aspecto técnico, aunque yo a veces he cometido el error de centrarme mucho en este segundo punto. Ahora sé que las cosas técnicas se acaban solventando.

-¿Cómo de caras pueden ser las licencias de los programas que utiliza?

-La licencia del que yo empleo, que es uno más bien asequible, cuesta unos mil euros. Cada vez que este programa se actualice o saque una nueva versión hay que volver a pagarlo. Otros pueden costar directamente tres mil euros, o incluso seis mil.

-¿Qué claves daría a la hora de crear un personaje?

-Que hay que intentar hacer algo que no se haya visto antes, pero con aspectos que la gente conozca. Así, será más accesible a la gente.

-¿Dónde da clase?

-Empezaré a trabajar como profesor en la Escuela Superior Internacional de Murcia en septiembre, donde impartiré diseño de personajes y criaturas. También doy clases 'online'.

-¿Es Murcia un lugar adecuado para el desarrollo de esta industria?

-Totalmente: aquí contamos con grandes profesionales. Además, se puede crecer mucho desde casa, en internet, ya sea por clases privadas, cursos, concursos... De hecho, en el 'ArtWar2' conocí a compañeros de Blangadés, de Varsovia... Incluso de Tejas.

 

Fotos

Vídeos