Desmantelan un grupo delictivo dedicado a la sustracción de productos agrícolas

Un agente de la Benemérita junto a las alcachofas robadas./Guardia Civil
Un agente de la Benemérita junto a las alcachofas robadas. / Guardia Civil

Cinco integrantes de un clan familiar fueron detenidos por varios robos de alcachofa en fincas de Lobosillo (Murcia) y Balsapintada (Fuente Álamo) para comercializarlas posteriormente en un puesto ambulante de un mercado

LA VERDADMurcia

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco del 'Plan contra las sustracciones en explotaciones agrícolas y ganaderas', desarrolló la operación 'Alcanflor' que se saldó con la desarticulación de un grupo delictivo integrado por cinco personas, asentado en Cartagena y dedicado a la sustracción y posterior distribución ilícita de alcachofa.

El Equipo ROCA (contra los robos en el campo) de la Benemérita inició la operación el pasado mes de febrero con la finalidad de esclarecer varios hurtos en explotaciones agrícolas dedicadas al cultivo de alcachofas. Los guardias civiles dieron los primeros pasos de la operación en las fincas afectadas, donde se llevaron a cabo exhaustivas inspecciones técnico-oculares, así como otras gestiones, para recabar todos los indicios posibles sobre la forma ilícita de actuación y sus autores.

Las primeras pesquisas permitieron constatar que, además de los hurtos, los autores ocasionaban gran cantidad de daños en las plantaciones por la forma de sustraer los productos agrícolas, provocando además la paralización de la producción en la cosecha.

La Guardia Civil desarrolló de forma paralela, por un lado, un dispositivo preventivo de vigilancia sobre las zonas más susceptibles de sufrir esta tipología delictiva y, por otro, una serie de inspecciones en puestos de venta ambulante de mercadillos semanales para detectar la comercialización de los productos agrícolas sustraídos.

Los integrantes del Equipo ROCA descubrieron que tras la autoría de los delitos investigados presuntamente se encontraba un clan familiar, cuyos integrantes poseen un amplio historial delictivo por hechos similares.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil estableció un dispositivo de búsqueda sobre los sospechosos que culminó durante los últimos días con la localización, detención y posterior puesta a disposición judicial de los cinco integrantes del clan familiar como presuntos autores de los delitos de daños, hurto y receptación.

Medidas de seguridad para evitar ser detectados

Los integrantes del grupo delictivo ahora desmantelado tomaban medidas de seguridad para evitar ser detectados tanto por los propietarios como por los vigilantes de las fincas donde actuaban. Para ello utilizaban vehículos modificados, bloqueando las suspensiones traseras para evitar que el vehículo basculara y que no se apreciara superficialmente la gran cantidad de carga que transportaba.

A la hora de materializar las sustracciones utilizaban un solo vehículo, generalmente el más potente, estacionando el resto de vehículos modificados en calles del casco urbano de Lobosillo-Murcia, que iban cargando conforme sustraían el fruto, pasando de este modo desapercibidos.

Los productos agrícolas sustraídos se comercializaban en puestos de venta ambulante de mercados semanales que regentaban, intentando camuflar y justificar la procedencia ilícita con pequeñas facturas, las cuales no coincidían ni con el peso ni con la calidad del fruto expuesto para su venta.

En uno de estos mercadillos semanales, los guardias civiles detectaron que se encontraba puesta a la venta alrededor de media tonelada de alcachofas, las cuales fueron identificadas por su propietario, por lo que fueron incautadas. El análisis de la información obtenida durante la operación permitió relacionar a los ahora arrestados con la presunta autoría de dos hurtos en fincas de Lobosillo-Murcia y Balsapintada-Fuente Álamo.

Los detenidos –españoles, de entre 24 y 46 años, vecinos de Cartagena y con antecedentes por delitos similares–, los efectos recuperados y las diligencias instruidas fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción Cartagena (Murcia).