Los obispos de EE UU rechazan las quimeras humanas

Comunicado de los obispos de EE. UU. /
Comunicado de los obispos de EE. UU.

Los prelados estadounidenses entienden que no pertenecen totalmente a la especie humana ni tampoco a la del animal huésped y por tanto no se puede determinar cuáles son las obligaciones morales

LV

La creación de embriones de animales con células humanas, liderada por Izpisua con financiación y participación de la Universidad Católica de Murcia, suscita serios reparos en la Conferencia Episcopal de Estados Unidos. En un comunicado del pasado 2 de septiembre, los obispos estadounidenses expresaron su opinión contraria, por razones éticas y legales, al previsible fin de la moratoria de fondos públicos de los Institutos Nacionales de la Salud (INH) de EE UU para este tipo de investigaciones.

Izpisua había declarado el pasado mes de enero a la revista 'Scientific American' que había detallado al Papa el objetivo de sus trabajos y sus potenciales beneficios para la humanidad, obteniendo un aparente beneplácito que posteriormente no confirmó el Vaticano. Los obispos estadounidenses entienden que las quimeras (embriones de animales con células humanas) son seres que no pertenecen totalmente a la especie humana ni tampoco a la especie del animal huésped. Y por tanto especifican, en su carta remitida a los INH, que es imposible determinar cuáles son las obligaciones morales en relación a estos organismos.