Cuatro adventistas no harán el examen de maestro hasta que se ponga el sol

Estarán custodiados en una sala desde las ocho de la mañana del sábado, cuando están convocados a las pruebas el resto de los 11.200 aspirantes

Fuensanta Carreres
FUENSANTA CARRERES

Cuatro miembros de la Iglesia Adventista del Séptimo Día inscritos en las oposiciones a maestro que se celebran este sábado desde las ocho de la mañana iniciarán su examen más tarde, más de doce horas después que sus compañeros, por razones religiosas. Para los adventistas, el sábado es un día dedicado en su religión a la adoración a Dios. Las horas entre la puesta de sol del viernes y la puesta de sol del sábado están consideradas sagradas por su iglesia protestante. El primer examen de las oposiciones a maestro está fijado para los más de 11.200 docentes que participan en las pruebas a las nueve de la mañana. Los aspirantes están convocados a las ocho de la mañana.

Al tratarse de una prueba de llamamiento único que realizan de forma simultánea todos los aspirantes murcianos, los cuatro adventistas tendrán que presentarse en el tribunal que les corresponda (según su especialidad) a las ocho de la mañana, como el resto, para evitar que conozcan las preguntas del examen y tengan ventaja. Desde las nueve de la mañana y hasta pasadas las nueve y media de la noche, cuando se pone el sol, los adventistas estarán custodiados por un funcionario en una sala, donde tampoco podrán estudiar. Cuando se ponga el sol, el presidente de su tribunal se desplazará a ese lugar y les pondrá el examen, que realizarán ya de noche. Durante las doce horas de espera, los cuatro adventistas que requirieron la adaptación del horario a la Consejería de Educación tampoco podrán estudiar ni leer documentos que puedan otorgarles ventaja sobre el resto de opositores.

La libertad religiosa de los adventistas está reconocida en la Constitución y la Ley de Libertad Religiosa de 1980, así como la Ley de 1992 que aprobó el acuerdo de cooperación del Estado con la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España. Ese acuerdo señala específicamente que «los exámenes, oposiciones o pruebas selectivas convocadas para el ingreso en las administraciones públicas que hayan de celebrarse» entre la puesta de sol del viernes y la del sábado, serán señalados en una fecha alternativa para los fieles de estas entidades religiosas, «cuando no haya causa motivada que lo impida».

De hecho, no es la primera vez que la Consejería de Educación tiene que adaptar el horario de los exámenes de profesor y maestro a los requerimientos de los adventistas. Ya ocurrió así el pasado año, y también el anterior.

Las oposiciones para lograr una de las 1.300 plazas empiezan antes de las nueve de la mañana de este sábado, y constan de varias pruebas y de otra fase de concurso de méritos. Las oposiciones suman un total de 11.293 aspirantes. La cifra probablemente bajará de los 11.00 el día del primer examen, como es habitual en las oposiciones, ya que algunos inscritos terminan por no presentarse. Las cifras totales dan una media de ocho opositores por plaza, pero las ratios varían mucho dependiendo de las especialidades: desde los 15 aspirantes por plaza en Educación Infantil (ha registrado 3.841 para 249 plazas) y Educación Física hasta el extremo opuesto en Francés, especialidad en la que, de cada cuatro aspirantes, uno logrará plaza.