Las torres atraen a 400 personas de fuera de La Paz que darán mil euros por reserva

Vecinos del barrio de La Paz, ayer por la tarde, en la asamblea convocada por López Rejas. AGM/ G. CARRIÓN /
Vecinos del barrio de La Paz, ayer por la tarde, en la asamblea convocada por López Rejas. AGM / G. CARRIÓN /

El exseleccionador Vicente del Bosque respalda la vertiente social del proyecto de López Rejas, que cede tres locales a asociaciones de discapacitados

María José Montesinos
MARÍA JOSÉ MONTESINOS

El barrio de La Paz forma parte ya del centro de la ciudad. Situado frente al hotel Nelva y las torres gemelas de 21 plantas de oficinas, le arrebatará pronto el título de 'skyline' (línea del cielo) de Murcia, ya que el proyecto que lidera el promotor López Rejas, con diseño del arquitecto Ricardo Bofill y el respaldo económico de Triodos Bank y técnico de Dragados, ACS y Porcelanosa, contará con cinco torres de 30 plantas. Y, además, otros bloques de 20, 19, 16 y 12 alturas para realojar a los 1.502 propietarios de las antiguas viviendas y otras 1.500 viviendas para venta libre. El inicio de las obras está previsto para principios de 2020.

De las 1.502 viviendas, hay 45 que son propiedad de los bancos y otras 151 pertenecen a la Comunidad Autónoma, que las heredó del Instituto de la Vivienda y el Suelo, organismo que construyó el barrio en los años 50 del siglo pasado para alojar a familias de condición humilde.

Dragados y Porcelanosa

La reactivación económica del sector de la construcción ha dado nuevos bríos al proyecto de José López Rejas que hace diez años ofreció a los vecinos del barrio la posibilidad de cambiar su antigua vivienda, en bloques que carecen de ascensor, por pisos de 90 metros cuadrados, con plaza de garaje y ascensor. El pasado mes de octubre, José López Rejas anunciaba su intención de continuar con los trámites para llevar a puerto su ambicioso proyecto, tras recibir el espaldarazo económico de Triodos Bank, que aportará los 30 millones de euros de financiación iniciales para comenzar las obras. En concreto, para la construcción de las dos primeras torres -en el solar donde se derribó la guardería, que se trasladó al otro lado de la avenida Primero de Mayo-, en una de las cuales se alojarán de forma temporal, como si de un hotel se tratara, pero gratis, los primeros vecinos mientras derriban su bloque y construye otro nuevo en el solar.

La vía de ingresos para el promotor llegará a través de los ciudadanos de fuera del polígono que estén interesados en vivir en el nuevo barrio de La Paz. En octubre, el matrimonio formado por Francisco José Bernal López y Raquel Navarro Cascales, que actualmente residen en Fortuna, adelantó a 'La Verdad' su deseo de mudarse a La Paz porque querían «vivir en el cielo de Murcia». Dos meses después, ya hay 400 murcianos que se han inscrito como futuros vecinos de La Paz y, en los próximos días, como explicó ayer López Rejas, «deberán ingresar 1.000 euros en una cuenta bloqueada de Triodos Bank, y su saldo no podrá ser retirado por Grupo López Rejas La Paz SL hasta la firma del contrato de compraventa».

López Rejas manifestó ayer que «La Paz se ha convertido en un gueto, con viviendas abandonadas y otras que han sido ocupadas dando una patada a la puerta». Añadió que «el resto de los murcianos no suele pasar por ahí y los huéspedes del hotel seguro que bordean la zona para ir al centro». El promotor añadió que «hay que recuperar este barrio para la ciudad y hacerlo permeable, y que sea disfrutado por los murcianos». En este sentido, adelantó que «en todas las calles habrá locales comerciales y una calle peatonal, con tiendas de marca para atraer a la gente».

López Rejas también ha querido darle una vertiente social a su proyecto y ha contado con el apoyo del exseleccionador nacional Vicente del Bosque, que ayer se desplazó a Murcia para conocer el proyecto y presenciar la entrega de un cheque de 2.500 euros a la Federación de Asociaciones de Plena Inclusión, a la que se van a ceder tres locales de 100 m2. «Estoy aquí para apoyar este proyecto con la sana intención de modernizar un barrio antiguo y que sea de mucha utilidad para los que viven allí».

En una reunión con los propietarios, celebrada por la tarde, López Rejas les recordó que no van a pagar ni un euro y que van a recibir un aval bancario durante el tiempo que habiten en una vivienda de transición para que estén seguros jurídicamente hasta la entrega de llaves.

Más

 

Fotos

Vídeos