Las obras de mejora en el entorno de la plaza de la Seda afrontan la fase final

A. GÓMEZ MURCIA.

Las tareas de mejora que se vienen realizando en las calles Hilanderas y Desembojo y en la plaza de la Seda se encuentran en la fase final, por lo que la previsión de los técnicos municipales es que los trabajos finalicen totalmente durante las próximas semanas.

En los tres casos los trabajos de aglomeración, muy similares a los realizados en Carlos III, se encuentran finiquitados. Sin embargo, se encuentran a expensas de unos últimos retoques que permitirán que las obras finalicen por completo. Al margen de la aglomeración, se han llevado a cabo otras actuaciones como el riego asfáltico.

Por otra parte, en la calle Pintor Saura Pacheco falta por hacer un paso de peatones, última actuación que se encuentra pendiente antes de que terminen por completo los trabajos de mejora planteados.

Todas estas actuaciones se encuentran dentro del Plan Asfaltado. Por lo que se refiere al municipio de Murcia, estas calles serían las últimas con alguna tarea sin terminar de las 71 en las que la iniciativa planteó actuaciones.

En total, los trabajos se han llevado a cabo sobre una superficie de 25.000 metros cuadrados. Para las obras, se ha destinado un presupuesto de 681.000 euros. Algunos puntos en los que ha actuado en la capital murciana el Plan Asfaltado han sido el cruce entre las calles Pintor Sobejano y Juan de la Cierva, la avenida de la Constitución y en los pasos de peatones que se encuentran en las calles Junterones, Lepanto, Doctor Marañón y Preciosa.

En cuanto a las pedanías, el proyecto ha destinado más de 1,2 millones de euros a realizar trabajos en 225 calles pertenecientes a localidades como Torreagüera.