Detienen a los tres presuntos autores de la violación grupal de una joven en Beniaján

Los sospechosos, que hoy declararán ante el juez, alegan que la víctima es prostituta

RAÚL HERNÁNDEZ , ALICIA NEGRE y Murcia

La investigación que la Guardia Civil había desplegado a raíz de la violación grupal de una joven en la pedanía murciana de Beniaján alcanzó ayer velocidad de crucero. Los investigadores de la Policía Judicial de Beniel, que ya habían realizado diversas pesquisas, detuvieron a los tres presuntos autores de esta agresión sexual, que pasaron la noche en la comandancia de Murcia y que hoy previsiblemente deberán declarar ante el juez.

Los tres detenidos, de 48, 43 y 28 años y nacionalidad española, son, al parecer, conocidos de la víctima, que tiene unos 20 años. Según explicaron fuentes del Cuerpo, la joven presentó denuncia en el cuartel de la Guardia Civil de Torreagüera el pasado sábado 28 de abril, unos días después de que se produjesen los hechos. La joven, vecina de otra pedanía de Murcia, se encontró con los tres sospechosos, a los que conocía, y aceptó unas drogas que estos le proporcionaron, según su relato, pensando ella que se trataba de un medicamento, concretamente de un ansiolítico. Un supuesto fármaco que combinó con el consumo de bebidas alcohólicas en un descampado de la pedanía de Beniaján, concretamente en la zona de El Bojal.

El cóctel formado por estas sustancias, según remarcan fuentes del Instituto Armado, sumió a la joven en un «estado de abstracción en el que no era capaz de gobernar su voluntad». Un estado que supuestamente fue aprovechado por los tres sospechosos para agredirla sexualmente sin su consentimiento. La víctima especificó en su denuncia que más tarde fue trasladada a la casa de uno de los acusados, vecino de Beniaján, donde nuevamente tomó más comprimidos -según su relato creyendo que eran fármacos-, lo que prolongó aún más su estado de enajenación y permitió que la supuesta violación grupal continuase.

Indagan en sus móviles

A la mañana siguiente, la joven se marchó de la vivienda y acudió al Hospital Virgen de la Arrixaca donde fue examinada por facultativos y un médico forense. Según ha podido saber este diario, este confirmó la existencia de lesiones compatibles con una violación y le indicó a la víctima la importancia de que presentase denuncia. Tras escuchar su relato, los guardias se pusieron a trabajar y ayer detuvieron a los tres presuntos implicados. Además, incautaron los móviles de dos de ellos.

Los sospechosos, según indicaron fuentes cercanas al caso, tienen numerosos antecedentes por tráfico de drogas y robos. Ayer, durante su interrogatorio, aseguraron que la víctima es prostituta.