Tensión máxima en la negociación entre PP y Ciudadanos en Murcia

Mario Gómez y Miguel Garaulet, a su llegada, ayer por la tarde, al salón de plenos del Ayuntamiento de Murcia. /javier carrión / agm
Mario Gómez y Miguel Garaulet, a su llegada, ayer por la tarde, al salón de plenos del Ayuntamiento de Murcia. / javier carrión / agm

Las exigencias de Mario Gómez, que reclama las concejalías más importantes, dejan en el aire el apoyo de Cs a la reelección de Ballesta. A esta hora siguen negociando en La Glorieta

M. J. M.Murcia

Quince horas apenas. Ese es el tiempo del que disponen PP y Cs para enderezar la negociación que mantienen en el Ayuntamiento de Murcia con el objetivo de alcanzar un pacto que mantenga en la alcaldía a José Ballesta (PP). La tensión es máxima; tanto, que, para evitar una ruptura, a media tarde intervinieron desde Madrid los secretarios generales de ambos partidos, Teodoro García (PP) y José Manuel Villegas (Cs).

Fuentes de la negociación aseguran a 'La Verdad' que Mario Gómez, el portavoz de Ciudadanos, tensó la cuerda al punto de plantear unas exigencias inasumibles por el PP. De los 29 concejales que integran la corporación, los populares cuentan con 11, cuatro por debajo de la mayoría absoluta. Solo hay tres opciones para elegir al alcalde: un pacto PP-Cs (15 ediles), que mantendría a Ballesta de regidor; una alianza de Ciudadanos con PSOE y Podemos (15 ediles en total); o que no haya pactos, en cuyo caso también sería alcalde José Ballesta, por su condición de cabeza de la lista más votada en las elecciones.

Antes de las reuniones de esta tarde, Ballesta ya aceptó integrar en su equipo de gobierno a los cuatro ediles de Cs, y la creación de comisiones que investigaran los grandes contratos municipales. La negociación se encalló al exigir Mario Gómez para su partido la gestión de Infraestructuras, Parques y Jardines, Derechos Sociales, Promoción Económica, Turismo, Empleo y Cultura, competencias que, en opinión del PP, no se corresponden con la representación obtenida en el Pleno por el partido naranja.

A última hora de este viernes por la noche, después de las 11, a la sede de La Glorieta volvieron Miguel Garaulet, Mario Gómez y Valle Miguélez para reanudar las negociaciones con el equipo de Ballesta.

A la una de la madrugada de este sábado, el regidor abandonó la reunión y se fue a su casa. A las puertas del Consistorio declaró a 'La Verdad' que la negociación proseguiría vía telefónica o en los momentos previos al Pleno previsto para constituir la corporación, que se celebra este sábado a partir de las 11.00 horas.

Por su parte, el candidato del PSOE a la alcaldía, José Antonio Serrano, emitió esta noche un comunicado reiterando el ofrecimiento de pacto a Cs tras salir a la luz una información sobre un hermano del alcalde Ballesta que trabaja para una gran adjudicataria del Consistorio. «El caso que acabamos de conocer pone de manifesto la falta de transparencia en las contrataciones por parte de las adjudicatarias de grandes contratos en el municipio; hoy las dudas aparecen sobre la contratación del hermano del máximo mandatario de La Glorieta», señaló el también secretario general del PSOE en el municipio de Murcia. Para Serrano, «es urgente e imprescindible abrir puertas y ventanas del Ayuntamiento de Murcia y propiciar una auténtica regeneración institucional, solo así podemos avanzar».

El Pleno de constitución del nuevo Ayuntamiento está convocado para las once de la mañana de este sábado, sin posibilidad legal de aplazamiento.