Dos colegios privados británicos prestarán servicio en Montevida

La urbanización Montevida, que promueve Profusa, cuenta con 16 parques para niños. / VICENTE VICÉNS / AGM
La urbanización Montevida, que promueve Profusa, cuenta con 16 parques para niños. / VICENTE VICÉNS / AGM

El Limonar y King's College se instalarán en la urbanización que Profusa ha levantado entre El Palmar y La Alberca, que tendrá 3.000 residentes

David Gómez
DAVID GÓMEZ

Alrededor de 3.000 personas vivirán en un futuro en Montevida, el residencial que Profusa, empresa del Grupo Fuertes, ha levantado entre El Palmar y La Alberca, a ras de la autovía A-30, a las faldas de la montaña y con el Hospital Virgen de la Arrixaca a solo un paso.

Las obras de los distintos equipamientos que ofrecerá este nuevo núcleo urbano ya han concluido y fueron visitadas ayer por el alcalde, José Ballesta, quien señaló que el Ayuntamiento se ocupará del mantenimiento de las nueve zonas verdes, las 16 áreas de juegos infantiles, el carril bici de 7.300 metros, los 5.800 árboles y un espacio de esparcimiento de animales que Montevida ofrecerá a sus residentes. Una vez finalizados los distintos servicios, comenzará ahora la construcción de las 1.200 viviendas, que se desarrollarán en varias fases. Ya está en marcha una tanda con 19 casas en suelo de La Alberca y se ha solicitado licencia para un edificio de 73 pisos en superficie de El Palmar, según informaron Miriam y Laura Fuertes, directora ejecutiva y gerente de Profusa, respectivamente.

La nueva zona residencial dispondrá de dos colegios privados británicos (El Limonar y King's College) y tiene también muy cerca el parque comercial, al lado del cuartel de la Policía Local, que cuenta con un gran supermercado de Mercadona, una tienda de Leroy Merlin y un McDonalds, abiertos desde hace unos meses. La empresa del Grupo Fuertes ha invertido 25 millones de euros en este proyecto.

Un colector, bajo la autovía A-30, soluciona el problema que había con dos ramblas cercanas

La urbanización Montevida ha supuesto un gran trabajo de ingeniería. El director de las obras, Jorge Mullor, comentó que se ha solucionado el problema que planteaban dos ramblas que, en el momento de iniciarse el proyecto, llegaban al núcleo urbano de La Alberca. «La captación de estas dos ramblas ha sido posible gracias a las construcción de una balsa de laminación con una capacidad de 32.000 metros cúbicos que conecta con otra de 18.000, en El Palmar, enlazadas mediante un colector de dos metros de diámetro que atraviesa la autovía con una perforación horizontal», precisó Mullor. Otra infraestructura importante es el tanque de tormentas de 3.500 metros cúbicos «que evitará que, en el caso de lluvias torrenciales, se puedan colapsar las redes de saneamiento. Ejercerá de depósito de almacenamiento y, a través de un colector emisario, lleva las aguas residuales al colector principal de Aguas de Murcia y, de allí, a la estación depuradora».

Para acceder a Montevida, que contará también con un sistema de iluminación inteligente y 18 baterías de contenedores soterrados, se ha abierto una nueva salida en la autovía, que mejora la comunicación de El Palmar, La Alberca y el hospital Virgen de la Arrixaca.

 

Fotos

Vídeos