José López: «La gran puta de la Región es Cartagena»

José López, exalcalde de Cartagena, en pleno celebrado este miércoles. /Antonio Gil / AGM
José López, exalcalde de Cartagena, en pleno celebrado este miércoles. / Antonio Gil / AGM

Eduardo Ribelles
EDUARDO RIBELLES

El portavoz de MC en la oposición del Ayuntamiento de Cartagena, José López, subrayó este miércoles, que «la gran puta de esta Región es Cartagena, a la que todos los partidos y todos los políticos que han pasado por ella vienen a sangrar». López hizo estas declaraciones antes de entrar a un Pleno Municipal, como parte de su valoración del acuerdo programático que PP, PSOE y Ciudadanos intentan alcanzar para llevar adelante un gobierno municipal de convergencia. «Viendo que los programas de uno y otro son como el agua y el aceite, no van a hacer aquello en lo que no confluyan. Eso quiere decir que no van a hacer absolutamente nada, solo van a cobrar y a sangrar a Cartagena», dijo.

El edil, que en una manifestación culpó, hace diez días a la «puta Murcia», de esquilmar a Cartagena, utilizó este martes la misma palabra malsonante en su nuevo análisis de la situación. Podemos también cuestionó con dureza el pacto de gobierno. Vox lo hizo de manera más moderada. Ninguno utilizó palabras insultantes. Por su parte, la vicealcaldesa, Noelia Arroyo, aseguró que esa convergencia sí es posible si «se anteponen los intereses generales a los particulares».

«Sueldos», «amistades» y «contratos»

López vaticinó, que la alcaldesa Ana Belén Castejón «sangrará al municipio en forma de sueldos y de amistades con las empresas concesionarias», mientras que la vicealcaldesa Noelia Arroyo «lo hará también con los salarios y con los contratos a familiares». «Van a ser cuatro años de relegar y de seguir robando y sangrando a Cartagena», añadió.

La portavoz de Podemos, Pilar Marcos, consideró que la única convergencia y la única concentración que le cabe hacer el PSOE con el PP se basa en el «incumplimiento» de su programa electoral en temas como la urbanización de Lo Poyo y la exigencia de protección integral del Mar Menor. Su homólogo de Vox, Gonzalo Abad, indicó que ambos partidos tendrán que explicar a sus votantes las concesiones que hagan a la otra parte.

Arroyo: «Le digo a los cartageneros que esto va a salir bien»

La vicealcaldesa, Noelia Arroyo, aseguró que la fórmula para llegar a un acuerdo programático «anteponer los intereses generales a los propios, de partido y personales. Uno no se pone de acuerdo cuando lo importante para alguien es su propio interés. Nosotros dejamos claro desde el principio que Cartagena necesitaba un pacto por la estabilidad y que lo mejor es que las fuerzas políticas que representan a todos los cartageneros llegaran a un acuerdo por el diálogo. Ahora nos encargaremos de dialogar, consensuar y resolver diferencias que haya de posicionamiento. Pero sabemos que lo primero es Cartagena», añadió. «Y por eso quiero transmitir a Cartagena que esto va a salir bien», aseveró

Respecto a las alusiones personales de López a su familia, Arroyo aseguró que en todo momento se podrá apreciar, durante la legislatura la distancia entre su gestión en el gobierno y cualquier contrato de servicios que «de forma transparente» acabe en manos de personas cercanas a ella.

La dimisión de Mora

El Pleno tomó conocimiento este miércoles de la dimisión de Manuel Mora como edil, «por motivos personales». En una próxima sesión tomará posesión la siguiente en la lista, Mercedes García, que se hará cargo de las competencias de Asuntos Sociales en el nuevo Ejecutivo.

Respecto a la salida de Mora, tanto Podemos como Vox indicaron que subraya las contradicciones que supone el pacto PP y PSOE. López fue más lejos al indicar que Mora debería haberse quedado en la corporación «cambiando» el banco del gobierno por el de la oposición.

Mora no asistió al Pleno de su renuncia, que duró apenas cinco minutos, bajo la presidencia de la vicealcaldesa, Noelia Arroyo. Posteriormente ella aclaró que a la alcaldesa, Ana Belén Castejón, «le hubiera gustado presidirlo, pero no ha podido hacerlo al estar convaleciente de una intervención quirúrgica.

La nueva disposición de los concejales dejó ver como PP, PSOE y Ciudadanos se sentaban intercalados ocupando todo un lado del Pleno, en señal de unidad, según explicó una portavoz de Alcaldía.