El hospital del Rosell ya tiene un nuevo mamógrafo

Una mujer se hace una mamografía, en una imagen de archivo./LV
Una mujer se hace una mamografía, en una imagen de archivo. / LV

Estas pruebas se realizaban de manera exclusiva en el Santa Lucía al contar con tecnología digital de mayor precisión y con mayores prestaciones para las pacientes

EFE

El Servicio Murciano de Salud (SMS) ha incorporado un nuevo mamógrafo de última generación al hospital del Rosell que permitirá realizar diagnóstico en este centro sanitario, informaron fuentes del área de Salud II.

Desde la apertura del nuevo hospital de Cartagena, el Santa Lucía, estas pruebas se realizaban de manera exclusiva en este centro sanitario al contar éste último con tecnología digital de mayor precisión y con mayores prestaciones para las pacientes.

Este nuevo mamógrafo es uno de los siete equipos que se han ido incorporando desde el pasado mes de enero en los hospitales regionales, con la colaboración de la Fundación Amancio Ortega, y que han supuesto en total una inversión de casi dos millones de euros.

Así, las pacientes del Área de Salud de Cartagena, que ya cuentan con un mamógrafo convencional y una mesa prono para mamografía en el servicio de Radiología del hospital Santa Lucía, dispondrán de otro equipo de alta tecnología que mejora la resolución y da una tasa mucho menor de radiación a la paciente, incrementando la calidad de la prueba.

Durante el año 2018 se realizaron en el Área de Salud de Cartagena un total 4.300 mamografías a pacientes. Dentro de estas cifras se incluyen las del programa de prevención del cáncer de mama de la consejería de Salud de la Región de Murcia y, además, las que se realizaron en el centro hospitalario Santa Lucía, un total de 2.982 mamografías.

El cáncer de mama es el más frecuente entre las mujeres y, aproximadamente, una de cada ocho lo sufrirá a lo largo de su vida. En la Región se hicieron unas 20.000 consultas en 2017 y se detectaron 750 cánceres de mama con una tasa de supervivencia ya está en torno al 90% gracias a la prevención del cribado mamográfico y al tratamiento de última generación. En la Región de Murcia se hacen en torno a 50.000 mamografías al año, y la Comunidad tiene establecida su gratuidad para las mujeres con edades comprendidas entre los 50 y los 69 años.